[ resolución gráfica 1280 X 1024 ]

 


El perímetro de Las Meninas


       
La Vara Real de Burgos, en la época de la construcción del Monasterio del Escorial, estandarizó el sistema de medidas en la península Ibérica; y así lo confirma la pragmática dictada por el monarca Felipe II el 24 de junio de 1568 [1]:

 

Y declaramos que la vara Caſtellana de que se ha de uſar en todos eſtos Reynos, ſea la que hay y tiene la ciudad de Burgos.

 

Este patrón de medidas longitudinales trata del antiguo sistema de medición castellano, que mide y acota, apropiadamente, todo el área y perímetro de Las Meninas, y se aviene con la Geometría descriptiva al 100 %:

 

Un método, y recurrente forma de medir a la joya de la Corona del Museo del Prado.

 

Éste es el camino correcto.

 

  unidades sistema castellano sistema métrico
Anchura del lienzo 133,625 unidades 118 pulgadas y 7/9 2,761583333 metros
Anchura de la zona añadida junto al Bastidor 21,625 unidades 19 pulgadas y 2/9 0,446916666 metros
Total 155,25 unidades 138 pulgadas 3,2085 metros

 

Borde del orillo del lino original.


 

Tamaño del lado

unidades sistema castellano metros
155,25 138 pulgadas 3,2085

 

Borde del orillo del lino original


Rejilla de trabajo




El Dios oculto


       
Volvemos a examinar los detalles de esta pintura, cual catálogo de objetos; dos enganches para lámparas, ventanas, cuadros en las paredes, un gran bastidor, personajes impasibles, un dócil perro adormilado, una jarrita roja, un elegante espejo, una misteriosa puerta semiabierta, escaleras..., silencio.

 

Una descripción que trasluce un tipo de vida solemne, y diferente al acontecer rutinario:

 

En un escenario preparado, que suele rodear a los rituales singulares, para la idealización de su práctica.

 

En 1628 se representó El purgatorio de San Patricio, del famoso poeta y dramaturgo madrileño Pedro Calderón de la Barca [2].

En esta obra teatral, en las soledades del cautiverio, el santo irlandés tiene la oportunidad de contemplar el gran espectáculo del universo, y ser elevado hasta el mismo lugar donde Velázquez acordó el elemento más sutil, el del Primum mobile [3], quedando inspirado el santo cristiano, cuyo símbolo de identidad es el trébol, con estas sabias y elocuentes palabras:


Cauſa primera de todo

ſois, Señor, y en todo eſtais:

eſos cristalinos cielos,

que conſtan de luces bellas,

con el Sol, Luna, y Eſtrellas,

no ſon cortinas, y velos

del Empíreo Soberano?

Los diſcordes Elementos,

Mares, Fuegos, Tierra, y Vientos,

no ſon raſgos de eſa mano?

no publican vueſtros loores,

y el poder que en vos ſe encierra

todos? no eſcribe la Tierra,

con caracteres de flores,

grandezas vueſtras?...


Mientras que en el mismo siglo XVII, Abraham Cohen de Herrera [4], sefardí italiano arraigado en Ámsterdam, y el único cabalista que tiene el gran mérito de escribir sus obras originariamente en castellano, describe con proximidad estas fascinantes esferas:

 

        (...) y deste modo se adjuntan todas las sefirot y conspiran en uno y aunque diversas en propiedades y casi contrarias en operaciones y efectos convienen en una concordia y conformidad uniforme y en una actión indiferente y casi la misma, movidas para ello del purísimo uno que es su cauza y cauza de toda unidad, unión y concordia, y que las endereça y encamina siempre a todas al fin que conviene para su comunicación y gloria (...)


Numeración

Hebreo

Latín

Orden angélico

Orden cósmico

1

Kether

Corona

Seraphim

Primi mobilis

2

Cochma

Sapientia

Cherubim

Firmamenti

3

Binah

Intelligentia

Thronos

Saturni

no Sefira

Dahat

Conocimiento

4

Gedula

Magnitudo

Dominationes

Iouis

5

Geburath

Fortitudo

Poteſtates

Martis

6

Tiphereth

Pulchritudo

Virtutes

Solis

7

Nizah

Victoria

Principatus

Veneris

8

Hod

Honor

Archangelos

Mercurij

9

Ieſod

Fundamentum

Angelos

Lunæ

10

Malcuth

Regnum

Animaſticum ordinem

Mundi elementaris

 
Página 288 - ARITHMOLOGIA - Athanasius Kircher - 1665


Los Sefirot son nombres o atributos a través de los cuales la Unidad creadora se manifiesta y se relaciona con el mundo real [5].

 

Y es ahora cuando cae el velo, y se nos permite ver en el techo de Las Meninas la primera parte de la gran propuesta cabalística del pintor Diego Velázquez; el primer Mundo, el plano de la emanación, constituido por las tres primeras Sefirot:

 

Olam ha Atzilut - עולם האצילות


 
Sefira
Hebreo
Castellano
I
Kether
La Corona
II
Chokhmah
La Sabiduría
III
Binah
La Inteligencia

Dahat
El Conocimiento

 

Primer nivel del Árbol Sagrado

 

I - Mundo de la Emanación - עולם אצילות - Olam Atzilut.


 

El Dios oculto corresponde en la Kabala hebrea a Ain, literalmente la Nada, en el sentido del No–Ser, que a su vez equivale al Tao, que no puede ser nombrado de la metafísica taoísta. Según la Kabala, más allá, y por encima de toda contemplación humana, está Dios tal y como Él es en sí mismo, el incognoscible e inmutable Ain Sof.



Ain Sof significa infinito o sin término.


Hemos conquistado, poco a poco, el aire de Las Meninas, el techo de la Habitación del Príncipe respira un ambiente muy diáfano, casi sacro, y, entre tanto, el valor extraordinario de los enganches del techo reanima la Geometría cabalística.

 

Los centros de la dos esferas superiores del eje del Equilibrio del Árbol Sagrado y los dos enganches para lámparas, que contemplamos en este sublimado espacio, comparecen en una dicotomía muy visual:

 

¿Imagen con sentido o el sentido de la imagen?

 

La Corona y el Conocimiento superando lo leve de la materia:

 

Lámpara Kether, La Corona y Lámpara Dahat, El Conocimiento.


 

 

Eheieh - Yo existo

 

 

Corona - כתר

 


Lámpara Kether de Las Meninas


La Lámpara Kether representa la imagen del cumplimiento y finalidad de la empresa que el pintor ha llevado a cabo.


1    כתר 

Kether,

Corona,

Pater.

 

 

 

 

 

 

 

       Primum itaque veſtimentum Dei exאין סוף  Enſuph, id eſt, infinita eſſentiæ ſuæ caligine emergentis, eſt כתר Kether, id eſt, Corona ſumma, cuius nomen אהיה, ſui, ſum, ero, delubrum admirabile & abſconditum dicitur; quia in huius contemplatione omnium mentium oculi caligant, linguæ obmuteſcunt, vox ſilet, omnis animus deficit, ob inſcrutabilem eius altitudinem; ab hac omnes Numerationes, illa à nulla procedit; prima in diuinis emanatio, Ens Entium, quia hoc eſſentiam omnibus præbet, & totum Vniuerſum à centro ad circumferentiam infinitæ maieſtatis ſuæ ſplendore implet; canalis ſupramundanus, per quem primo influit, diſfunditque bonitatem ſuam ſupra Seraphinos, & hinc ſupra primun mobile, ope Intelligentiæ quæ dicitur Metatron Sarpanim, Princeps aspectuum.


Definición de la Sefira Kether por el jesuita Athanasius Kircher


A partir de este paradigma lo que subyace en este lienzo es la propuesta de lo inimaginable; huellas latentes de elementos místicos concebidos para hacer pensar.

 

El Santo, bendito sea, como diría un autentico cabalista en este momento de gloria velazqueña.

 

En el Árbol cabalístico Kether, identificada con el Ser o Unidad creadora, es el origen de las otras nueve Sefirot; por lo que el Árbol Sagrado representa el modelo idóneo del fluir descendente de la energía divina, y, simultáneamente, el medio sensible para vincularse a Dios.



X

Malkhut

מלכה

Reino


Desde Kether la espiritualidad desciende hasta Malkhut, la Sefira nº 10, que en el lienzo de Las Meninas supone a la jarrita de arcilla roja que la Infanta Margarita de Austria sujeta con su mano derecha.

 

Malkhut es la esfera más tangible del acto de la manifestación cabalística, y, también, el Santo Grial de los buscadores.



El punto R es el centro de la Sefira nº 1 Kether - La Corona


El Árbol Sagrado se compone de tres pilares verticales denominados las tres Zahzahot:

El cabalista se vale del Árbol Sefirótico para escrutar en los secretos de la omnisciencia del Bien Supremo, y, si este don le fuera dado, sacar a la luz aquello que lo anima y lo hace ser real a los sentidos.


2    חכמה 

Chochma,

Sapientia,

Filius.

 

 

 

       Secundum veſtimentum ſeu Sephira dicitur חכמה Chochma, Sapientia, cuius nomen eſt יה Iah; attribuitur ſecundæ in diuinis emanationi, ſcilicet Filio, ſicuti præcedens Patri, & ſequens Spiritui ſancto; ab Orpheo dicitur Cœlum, ab Homero Pallas nata ex cerebro Iouis. Canalis dicitur, cuius ope Deus influit ſupra Cherubinos, & ſupra firmamentum, hoc eſt, ſtellarum fixarum globum, ope  Intelligentiæ quam רציאל Ratſiel vocant, mundique idealis inenarrabiles ſplendores exhibet; de quibus in ſequentibus fuſius.


Definición de la Sefira Chochma por el jesuita Athanasius Kircher


En ese caso, Velázquez plasma en su pintura los distintos niveles del conocimiento de sí mismo, y experimenta, bajo la presencia del rey y de su mismo grupo social, la ciencia práctica del tema que tratamos.


3    בינה 

Binah,

Intelligentia,

Spiritus.

 

Cognomina

Spiritus.

       Tertium veſtimentum Dei ſeu Sephira dicitur בינה Binah, Intelligentia, cuius nomen יהוה אלהים, Adonai Elohim, vinculum Chori intellectualium numerationum, tertia in diuinis emanatio, Spiritus, anima, votum, myſterium fidei, Rex ſedens in throno miſerationum, Iubilæum magnum, Sabathum magnum, fundamentum ſpirituum, lumen mirificum, quinquaginta portæ, fluuium de paradiſo egrediens; per quam Sephiram Deus influit primo in Chorum Thronorum, & hinc in Sphœram Saturni, ope Intelligentiæ quæ vocatur Sabtaiel.


Definición de la Sefira Binah por el jesuita Athanasius Kircher


Estas esferas constituyen los principios, o arquetipos, en el sentido platónico de todo lo creado; en contrapartida, las acciones de los Sefirot pueden iluminar las obras internas del cosmos y de la historia.




La meditación del pintor y la Kabala


        En las próximas ilustraciones sopesaremos la ascensión diagonal del tiento que sujeta Velázquez con su mano izquierda, e indagaremos en cada una de sus extraordinarias implicaciones, ya que se halla estrechamente relacionado con el centro de
la Sefira nº 1, denominada Corona o Kether.

 

El punto R es el centro de la primera y más elevada de las emanaciones divinas.

 

Veamos, las tres consonantes que componen la palabra Kether suman 620; número que representa el total de los mandamientos que Dios ordenó al pueblo de Israel:




Kether



El techo de Las Meninas


David Vidal ben Salomoh, célebre talmudista y notable médico, músico y poeta, nació en 1467, probablemente en Toledo, donde constantemente residió, escribió un libro titulado Corona de la Ley, כתר תורה, en el que analiza los 613 preceptos de la Ley de Moisés, y los siete preceptos particulares que prescriben los maestros Rabinos.

 

Las 613 mitzvot, o preceptos de la Torah Escrita, más los 7 mitzvot de la Torah Oral hacen un total de 620.

 

El secreto de los 620 mandamientos es la conexión entre el techo; Kether, con el suelo; Malkhut.

 

El siguiente dibujo, editado en Roma en el año 1652, pertenece al libro de Athanasius Kircher titulado Oedipus Aegyptiacus; una obra singular y contemporánea a Las Meninas de Velázquez, donde encontramos detallada información de la zona superior del Árbol Sefirótico.




Las tres primeras Sefirot del Árbol Sagrado de la Vida.



        Hemos tomado contacto con la precisión, y pensamos que no se puede ser más exacto.

Al pintor, y la clave se desvela en el ajuste geométrico, no parece temblarle el pulso en ningún momento, y buena muestra de ello es el desafiante tiento inclinado y dirigido hacia el techo de la habitación, que, como la vara florida de Aarón, queda rigurosamente solapado bajo el vector que hemos trazado sobre él; como asimismo, sobre el pincel de la mano derecha apuntando hacia el suelo.




Las herramientas del pintor y la Sefira Kether


El tiento de madera está en contacto permanente con la primera esfera del Árbol Sagrado.

 

Casualmente, nos hallamos ante las pruebas geométricas que ratifican la posición exacta, en este último caso, del pincel que sujeta el maestro Velázquez en su mano derecha en su doble ejecución; su rumbo terrenal hacia el punto S, a 13 unidades del borde inferior en la vertical con el centro geométrico de Las Meninas, y su trayectoria celeste, a 138 unidades de este mismo borde limítrofe, hacia el centro de la Sefira nº 1, Kether, La Corona, en el punto R.

 

Estamos ante el señorío más privado del pensamiento íntimo de un desconocido Diego Velázquez.

 

El tiento dirigido hacia el techo anuncia el reconocimiento de un poder más grande que el hombre a fin de comprender lo invisible; mientras que el pincel dirigido hacia el suelo, en respuesta, recuerda que el hombre nace de la tierra, y que, después de la liberación del alma, su cuerpo volverá, de nuevo, a la tierra.

 

En este sector pictórico se concentran, sin duda, las pretensiones personales del pintor.

Un gran bagaje y una alta responsabilidad:

 

Todo medido y calculado, la prueba rendida a sus pies.

 

La coordenada del punto Q -0,5 : [ X = - 36 e Y = - 0,5 ] , se acomoda en la arista lateral izquierda de la pared del fondo, que se halla totalmente oculta tras el larguero de madera del Gran Bastidor en el primer plano.

 

La distancia geométrica y física entre el punto Q -0,5 y el punto S : [ X = 0 e Y = - 63 ] es igual a la que hay entre el punto Q -0,5 y el punto R.


Q -0,5 S = Q -0,5 R


La coordenada del punto R es : [ X = 0 e Y = 62 ] .



La evidente relación entre el tiento y la Lámpara Kether


A pie de lienzo nace el tiento de madera en la coordenada del punto T : [ X = - 34 e Y = - 76 ] .

Este punto inferior T se haya localizado en la intersección con el Límite de la rejilla de 152 unidades.

 

El trazado del tiento de madera discurre desde el punto T hasta la coordenada del punto R : [ X = 0 e Y = 62 ] , que corresponde al centro de la Sefira nº 1 Kether, La Corona.

 

En el trazado de este vector hacemos una parada de rigor en el punto W : [ X = - 17 e Y = - 7 ] , y observamos, que esta coordenada, W, se encuentra situada, exactamente, en el punto medio de su ascenso, y justo debajo de la vertical del enganche de la Lámpara Kether.


TW = WR


Matemáticamente; esta certera vertical y la horizontal a la altura de la nuez de la garganta del pintor son las dos formantes, abscisa y ordenada, de esta inusual coordenada del punto W.

 

El punto W es la única coordenada disponible, en este área de 144 unidades de altura, que equivalen a 128 pulgadas, o sea, a 2,976 metros; casi 3 metros de los 3,18 metros de la altura total del lienzo de Las Meninas.

 

Como hemos comentado, estamos analizando puntos concretos situados debajo del enganche para lámpara más elevado, y ha surgido de la reflexión la prueba geométrica que ratifica la importancia de este punto W.

 

Y ahí estaba, todavía, esperándonos el punto V : [ X = - 34 e Y = 68 ] .

El vector que podemos trazar por este punto V, paralelo al suelo de la habitación, transita tangente por la base del enganche de lámpara más elevado a una altura de 128 pulgadas del borde inferior del lienzo, y al mismo tiempo, a la misma altura, por el perímetro de la esfera y Sefira Kether.


 

        En esta imagen se percibe mejor la absoluta coordinación de este pequeño entramado de líneas; del inclinado tiento y del pincel que sujeta Velázquez en su mano derecha.

Como se puede apreciar están conectados en un único punto en lo alto del techo, de modo que este primer esbozo revela una Geometría Sagrada inherente sobre esta obra maestra.

 

El tiento inclinado apuntando hacia el techo pacta su extraña virtud con algún asunto divino en la coordenada del punto R, que trata de la Sefira nº 1, Kether, La Corona.

 

Y curiosamente, el valor del punto de coordenadas R: [0, 62] y el valor numérico 620, de la palabra hebrea Kether, son cifras primas hermanas.

 

El nombre divino de esta Sefira se halla en Éxodo 3:14.

 

Y respondió Dios a Moisés:

 

YO SOY EL QUE SOY

 


Eheieh Asher Eheieh


 

Como aseveró Athanasius Kircher: כתר Kether, id eſt, Corona ſumma, cuius nomen אהיה, ſui, ſum, ero.




La simbología restituida


       
Sería justo reconocer, ante lo ya tratado sobre las proporciones de este trabajo pictórico, que mantuvimos en todo momento una especial cautela al relacionar la Geometría subyacente, necesaria en toda pintura con perspectiva lineal, y las alegorías que pintó Velázquez.


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Los utensilios de trabajo

 

Velázquez se autorretrata con todo su poder pictórico:

  • En su mano izquierda la paleta de colores, y un tiento junto a otros cuatro pinceles.

  • Y en su mano derecha un pincel apuntando hacia el suelo.


Sin embargo, y a tenor de lo que ya hemos mostrado, nada hacia presuponer que esta obra maestra se hubiera planificado con la ayuda de una Geometría plana superpuesta a su profundidad aérea.

Una Geometría inherente y necesaria que ponía al descubierto una de las fases iniciales del desarrollo intelectual de esta obra, y, en consecuencia, las veladas intenciones de su artífice.

 

Ante lo hallado promovimos una nueva mirada, en la ardua tarea contemplativa y analítica del Arte, que facilitó entender la decidida ocurrencia del pintor:

 

Si el contenido tenía sentido; ¿qué sentido tenía el contenido?



La Cruz de Santiago y el Centro L del Árbol de la Vida


La tolerancia geométrica entre el óleo de Las Meninas y este nuevo mapa cartesiano es de absoluta exactitud.

 

Estas nuevas apreciaciones visuales abren paso hacia una única dirección, y permite evaluar el mensaje icnográfico sin precipitación.

 

Si dirigimos desde la cruceta del Hábito de la Cruz de Santiago un vector con una inclinación de 45º hacia el pilar Central o del Equilibrio del Árbol Sagrado, encontraremos su centro, el punto L, que tiene por coordenada el punto: [0, 12].

 

Hablamos, pues, de una única línea que transita convenientemente desde la coordenada: [-24, -12], en el corazón del pintor, y que corresponde al centro de la Sefira nº 8, Hod, el Honor, hasta la coordenada del punto medio del pilar Central o del Equilibrio, coordenada: [0, 12].



 

     Hemos remarcado un nuevo cuadrado MNPÑ, cuyo centro corresponde a la coordenada de la cruceta del Hábito de la Cruz de Santiago; [-24, -12].

Este nuevo cuadrado mide exactamente 96 X 96 unidades de lado; y en su centro también se ubica la Sefira nº 8, Hod, el Honor, la Sefira que depende del planeta Mercurio dentro del orden cósmico del Árbol Sagrado de la Vida, y por fortuna, además, centro de un número múltiplo de 8, como buen eje de un foco mercurial:

 

96/8 = 12.




La pared del fondo


       
Ahora bien, la respuesta a la interpretación de las siete figuras más relevantes, que se sitúan ante el espacio geométrico de la anchura de la pared del fondo, debe mantenerse dentro de la ideología cabalística que tratamos.

 

Una búsqueda que tomó sentido práctico gracias al hallazgo de la fuente de su inspiración:

 

Es decir; para estar a la altura de esta insólita circunstancia, y de acorde a como se ha decantado la base pictórica de este óleo, hemos utilizado las inspiradoras letras y palabras de un antiguo libro cabalístico llamado El libro de la Creación o Sefer Yetzirah [6].

 

Las siete figuras más relevantes son:

Aquí está el paso, en la pluralidad simbólica de Las Meninas, que proporcionaría una solución iconográfica delimitada.

 

Estas siete figuras relevantes enlazan por sí solas con la heptada o número siete: Siete de siete dentro de siete, porque siete son también los rectángulos que decoran a la pared del fondo;

Esta pared del fondo de Las Meninas constituye el punto de apoyo de una evocación alegórica de cierto concepto antropomorfo denominado [7]:

 

El Pequeño Rostro.


dos ojos

dos grandes cuadros

dos narices

dos puertas

dos oídos

dos pequeños cuadros

y una boca

y un espejo


 

Sefer Yetzirah

Capítulo 4:7 hasta 4:14.

 


LA VISIÓN DE DIOS

El Microprosopus o Zeir Anpin


A cada letra doble hebrea le corresponde, pues, uno de los siete orificios de la cabeza del ser humano, masculino y femenino, y de Dios:

 

Dos ojos, dos orejas u oídos, dos orificios de la nariz y la boca.

 

Análogamente, el número siete se interpreta por el espacio de tiempo en el que se perpetuó la creación divina, y se equipara, además, con los sietes brazos de la Menorah, el candelabro hebreo.

 

El Sefer Yetzirah expone de distintas maneras la visualización e interpretación del número siete.

 

Conozcamos ahora la dependencia del número siete en relación con el punto de fuga, o infinito de Las Meninas, y las siete letras dobles hebreas.


Siete Dobles:

 

['ב' ,ג' ,ד' ,כ' ,פ' ,ר' ,ת]

 

Arriba y abajo,

este y oeste,

norte y sur

y el Palacio Santo, justamente en el centro, sostiene a todas ellas.


Las seis direcciones del espacio y su centro


En el apartado del Sefer Yetzirah que transcribimos se habla de la orientación básica de las direcciones del espacio, y en donde quedan sustentadas estas divinas 10 esferas + 1.

 

Una enriquecedora y nueva lección que deberíamos tener en cuenta observando el ambiente espacial de Las Meninas.

 

Quien halla seguido este guión cabalmente ya habrá pensado en los siete días de la semana, quizás en los siete días de la creación divina, y los más audaces en los siete planetas entonces conocidos; cierto, ahora sólo queda saber quién es quién.

 

Siete de las esferas que exponemos representan también planetas, sin contabilizar a la creación divina por excelencia, el planeta Tierra, materializada en la Sefira nº 10.

En Las Meninas trata de la jarrita de arcilla roja que la Infanta Margarita de Austria sujeta con su mano derecha; esta última esfera es Malkhut, que traducido del hebreo significa el Reino.


   La jarrita de arcilla roja, que la Infanta Margarita de Austria sujeta con su mano derecha, trata de la Sefira nº 10, Malkhut: El Reino.


Los nombres de los diez Sefirot y Dahat del Árbol Sagrado de la Vida.


En definitiva, buscando en la fiel evidencia, que describía la aún imperfecta Geometría de los resultados obtenidos, permitió unificar de forma estable vectores, coordenadas o nuevas ideas, para reconocer, dentro de estas presentidas esferas, la importancia de este nuevo planteamiento.

 

Mientras, como colofón, y a ojo descubierto, logramos discernir, en las pinceladas de ciertas texturas de este óleo, una clase de signo, bien elaborado y definido, muy distinto al que podríamos presuponer en esta obra principal del Museo del Prado.



Letras hebreas sobre la superficie de Las Meninas.


No obstante, ante esta inusual propuesta, distingamos entre el naturalismo clásico barroco y la dilucidada maniobra del pintor Velázquez.

Dos ámbitos complementarios coexistiendo en un cuadro de influyente importancia [8].

 

El centro de este espacio pictórico se emplaza en la parte superior de la moldura del marco del espejo; hecho que permite ser testigos de la génesis geométrica de esta obra maestra.

 

Hablamos, pues, del punto fijo que hace existir y relaciona a todo el sistema geométrico y aritmético al completo del lienzo de Las Meninas:

 

El origen y centro de coordenadas.



Es decir el punto E : [ X = 0 , Y = 0 ]


Sorprendentemente, lo más complicado ha sido situar al punto E en el centro de una monarquía católica, de insospechadas leyes y creencias, que fue parte y testigo de su meditada posición.

 

Le hemos dado nombre propio señalándolo con las coordenadas: [0, 0].

 

Y aunque los 10 Sefirot más Dahat, el Conocimiento, sólo se intuyen, lo que sacamos en conclusión es precisamente la relación entre lo armónico de su percepción geométrica y la necesidad de buscar en su interior sus correspondientes significados y contenidos.

 

Hablamos, pues, de la estructura geométrica, y nicho místico, más importante de la cultura occidental.

 

Requiere tacto y voluntad demostrar cada detalle de este entramado de líneas y puntos concretos del pensamiento velazqueño, dentro de un sistema de coordenadas cartesianas de dos dimensiones, al que ya podríamos llamar el mensaje interno de Las Meninas.


 

Rejilla geométrica de Las Meninas

 

Límite de la rejilla de 152 unidades

 

   Esta gran rejilla cuadrada consta de 64 subcuadrados de 19 X 19 unidades cada uno, y mide 152 unidades de lado, que equivalen a 135 pulgadas y 1/9, o sea, 3,141333333 metros, y está centrada en el punto E.

 

Es decir;

  • X = 0

  • Y = 0

Ocho subcuadrados de 19 X 19 unidades fueron desestimados en el lateral izquierdo, siendo el total de subcuadrados utilizados en la composición artística de 56.

 


 

Las Meninas son, con privilegio, la proclama más asombrosa y audaz que jamás el alma de un artista haya concebido, y, como sabemos ahora, quedaron silenciadas porque había motivos más que suficientes para ignorar su contenido.




Recapitulación


        H
emos rastreado Geometría analítica con sensibilidad de sabiduría antigua, y usado, como medio práctico de investigación, cuatro cuadrículas superpuestas al lienzo de Las Meninas:

Con minuciosidad hemos señalado los valiosos hallazgos que han aflorado en este nuevo razonamiento geométrico; y podemos asegurar que no hay error de cálculo.

 

Otra cuestión bien diferente sería el alcance de estos nuevos significados indagados en Las Meninas:

 

        Pues habiendo procurado publicarlos a la luz de los tiempos modernos, ahora no hay motivos para acallarlos, ya que mucho hay que merezca ser estudiado, meditado y entendido.

 

Y aconsejamos no caer en la indiferencia, y de nuevo considerar a la Santa Teología como la Ciencia más alta del conocimiento; o pensar que las únicas ciencias aprovechables de aquel entonces son las artes adivinatorias.

 

El estudio de la historia de la humanidad hace recordar en la valiente ruptura del pensamiento occidental durante el Barroco europeo:

 

Una revolución científica enfrentada a la concepción teológica vigente.

 

Buen ejemplo de ello lo encontramos en la carta que Galileo dirige a Cristina de Lorena, gran Duquesa de Toscana, en 1615, donde el científico italiano propone con cierto temor las bases teóricas del pensamiento heterodoxo.

 

Metodología

Y de la misma época, El discurso del método de René Descartes, 1637, libro que ha tenido una importancia decisiva en la organización de las pesquisas del mensaje de este óleo [9]:

Subrayaríamos, especialmente, la dependencia de la coordenada de la cruceta del Hábito de la Cruz de Santiago, alojada en la base del Pilar izquierdo o de la Severidad, y el punto medio del pilar Central o del Equilibrio del Árbol Sagrado de la Vida.

Este pormenor no es sólo una restituida realidad geométrica, sino la identidad consumada de un caballero que desde su corazón consolidó las columnas de un Templo Santo.



Geometría Analítica sobre la superficie de Las Meninas.


El centro de la cruceta del Hábito de la Cruz de Santiago [10] se halla relacionado de forma estable con el punto medio del pilar Central o del Equilibrio por un vector de 45º de inclinación.

Este descubrimiento esclarece, de una vez por todas, al único responsable de haber situado y pintado a la Cruz de Santiago con cualidad presagiada, que no casual, en su sitio.

 

Ante lo mostrado y escrito, únicamente mediaría un aforismo de Hermes Trismegisto, el tres veces grande, para poder salir airosos de esta prueba más que geométrica:

 

        Los principios de la verdad son siete; el que comprende esto perfectamente posee la clave mágica ante la cual todas las puertas del Templo se abrirán de par en par.


 

בראשׁית ברא

 

Las dos primeras palabras del relato bíblico de la creación:

Berashit bara ...

   Estas dos letras Bet hebreas hacen alusión al misterio de la Creación cuya viva doctrina se desarrolla en el Sefer Yetzirah.

 

 

 

 

Estudio tipográfico


Berashit bara ...


[11]


Berashit bara: En el principio creó, con estas palabras comienza la Torah de Moisés para anunciar la creación del mundo.

 

El espectador, a partir de ahora, debe tener presente la imagen anterior, ya que Velázquez muestra su formula y método, refrendando su voluntad ante el rey de España Felipe IV.

 

Una idea y clara observación de Kabala Práctica detectada en la puerta de veintidós cuarterones.

 

Inicialmente, como hemos analizado, la misión del pintor Velázquez consistió en construir una sólida voluntad geométrica que previera el postrero desarrollo pictórico de su trabajo.

Y después, a esta primera Geometría, se le sumo el Árbol Sagrado de la Vida, con el beneplácito de su autor, para profesar una actividad intelectual del conocimiento humano llamada magia ritual.

 

El pintor expresa con ingenio la legítima herencia del saber tradicional hebraico, y, simultáneamente, propone el estudio de la causa de la realidad divina en estado simbólico pero latente, es decir; el legado de la teoría y práctica cabalística.

 

Sin esta condición no hablaríamos de esferas ocultas, y, por tanto, no habría misterio a tener en cuenta en Las Meninas.

 

Dos contemporáneos de Velázquez, el cabalista sefardí Abraham Cohen de Herrera [12] y el jesuita Athanasius Kircher [13], amplían información sobre el contenido del Árbol Sagrado de la Vida.


Numeración

Hebreo

Castellano

Hebreo

Castellano

Hebreo

Latín
Horizontal
X

Vertical
Y


Abraham Cohen de Herrera



Athanasius Kircher



I

Keter

Corona



Kather

Corona
0

62

II

Hochma

Sabiduría



Cochma

Sapientia
24

50

III

Binah

Inteligencia



Binah

Intelligentia
-24

50

no Sefira

Dahat

Conocimiento





0

35,4

IV

Hesed

Merced o Gracia

Gedullah

Grandeza

Chesed

Misericordia
24

19

V

Gheburah

Fortaleza

Din

Rigor

Pechad

Timor
-24

19

VI

Tiferet

Hermosura

Rahamin

Misericordia

Tiphereth

Pulchritudos
0

9,5

VII

Nezah

Eternidad o Vitoria



Nizah

Victoria
24

-12

VIII

Hod

Alabanza o Confisión



Hod

Honor
-24

-12

IX

Yesod

Fundamento

Sadiq

Justo

Ieso

Fundamentum
0

-9

X

Malcut

Reino

Atarah

Diadema

Malcuth

Regnum
0

-38

Cuadro sipnótico de los significados y posiciones de los diez Sefirot en Las Meninas.














 





 página anterior      - Velázquez - La Kabala y Las Meninas -      principio


















notas a pie de página







1 - En el año 1567, y tras el fracaso del Ordenamiento de Montalvo iniciado por los Reyes Católicos en 1484, Felipe II promulga el Código conocido como Nueva Recopilación de las Leyes de España, mediante el cual intenta acabar con el caos legislativo existente.

Dentro de este Código recopilado por las Cortes de Valladolid y Madrid a partir de 1523; de las Leyes del Fuero Real, las 18 Leyes de Toro, el Ordenamiento de Alcántara y el de Montalvo, se enmarca la pragmática dictada por el propio monarca desde El Escorial el 24 de junio de 1568:

 

        Y otroſi, que el paño y lienço y ſayal, y las otras coſas que ſe venden a varas, que ſe vendan por la vara Caſtellana: y en cada vara, que den una pulgada al traues, y que se midan el paño por eſquina: y declaramos que la vara Caſtellana de que ſe ha de vſar en todos eſtos Reynos, ſea la que hay y tiene la ciudad de Burgos.

 

Libro quinto - Titulo XIII. RECOPILACION de las Leyes deſtos Reynos, hecha por mandado de la Mageſtad Catholica del Rey don Philippe Segundo nuestro Señor. Alcala de Henares, en casa de Iuan Iñiguez de Liquerica impreſſor de libros. Año M.D.LXXXI.

 

La Vara Castellana, que equivale a tres pies, será la que justifique la indudable relación entre la base geométrica y la Aritmética.

 

 

pies

pulgadas

unidades

metros

Vara Castellana

3

36

40,5

0,837


El pie Real equivalente a 0,279 metros

 

Es de señalar que para la elaboración de todos los cálculos aritméticos y geométricos hemos usado el valor de un pie Real a 0,279 m.

La medida más extendida era la vara de Burgos o de Castilla con un pie de 0,2786 m, difundida por veinticinco provincias, pero dándose singularidades como la de Madrid con su pie de 0,281 m.

Esta diferencia de 2 mm., respecto al tamaño del pie castellano de Madrid, no supone ningún error, ya que entendemos que el tamaño de un pie Real a 0,279 m. escala las medidas geométricas longitudinales y proporcionales con una equivalencia métrica más exacta.

 

En la siguiente tabla se coteja el valor de la pulgada castellana respecto a su equivalencia en unidades; lo cual significa que nos hallamos ante la cuantía de 1,125 unidades por pulgada, o número roseta, que traduce las pulgadas castellanas en cualquier clase de sistema de medidas longitudinales, y que, con extrema exactitud, también nos pone en contacto con las dimensiones reales de Las Meninas.


 

Unidades División de la pulgada en 9 partes Pulgadas Milímetros
1,125 9/9 1 23,25
1 8/9 0,888888888 20,66666666
0,875 7/9 0,777777777 18,08333333
0,75 6/9 0,666666666 15,5
0,625 5/9 0,555555555 12,91666666
0,5 4/9 0,444444444 10,33333333
0,375 3/9 0,333333333 7,75
0,25 2/9 0,222222222 5,166666666
0,125 1/9 0,111111111 2,583333333


Tabla de equivalencia entre las unidades, la pulgada castellana y el milímetro centesimal.


 

1,125 unidades por pulgada X 0,888.888 pulgadas por unidad = 1.


 

 

   Si una pulgada equivale a 1,125 unidades en la cuadrícula de trabajo, entonces; sólo hay que multiplicar 1,125 unidades por 12 para obtener 13,5 unidades, que es la cantidad que representa en esta misma cuadrícula 4,5 cuadraditos valiendo el Pie Real 12 pulgadas.


El Pie Real equivale a 13,5 unidades en la rejilla de trabajo.


 

Y recordaríamos que en el Museo de Aparatos del Centro Geográfico del Ejército de Tierra existen dos patrones del pie de Burgos; uno de ellos procedente del Cuerpo Nacional de Ingenieros y el otro del Cuerpo del Estado Mayor del Ejército.

Sus nombres concretos son:

Estos dos viejos patrones castellanos están divididos en dedos y doceavos de dedo, cuya equivalencia sería:

1 pie = 16 dedos = 192 doceavos de dedo = 0,278635 m.


2 - El Purgatorio de San Patricio de don Pedro Calderón de la Barca. En la Imprenta de Francisco Suriá. Barcelona. 1781.


3 - El Primun Mobile, de acuerdo a la astronomía de Ptolomeo, es la décima y última esfera del universo.

Aristóteles llamó a esta última causa el Primum Mobile, que en su diario movimiento mueve a todas las estrellas fijas.

Siglos más tarde el cristianismo asociará este Primum Mobile con Dios.

 

Diego de Saavedra Fajardo especifica:

 

Los orbes celestes se dejan llevar del poder del primer móvil, a quien no pueden resistir, y siguiéndole, hacen su curso.

 

Página 563 - Diego Saavedra Fajardo, Empresas Políticas, edición de Milán de 1642. Editorial Planeta 1988, Francisco Javier Díez de Revenga.



Figura de la diui
ſion de las Spheras

 

 Libro de la COSMOGRAPHIA - Pedro Apiano - MDXLVIII - Enveres


4 - Puerta del Cielo, Abraham Cohen De Herrera. Edición estudio y notas de Kenneth Krabbenhoft. Fundación Universitaria Española, 1987.



5 - En el libro del Zohar se habla de las Sefirot en estos términos:

 

Son formas que ha constituido Dios para dirigir con ellas los mundos desconocidos e invisibles y los mundos visibles.

 

También la palabra Sefira se puede leer escrita como sefirah. Esta palabra deriva de varios vocablos; de sipur o narración, de mispar o número, de safira o piedra preciosa transparente.

También algunas veces a estas entidades se las llama Coronas o Lámparas.

Las diez Sefirot son atributos, por los cuales Dios revela algo de su esencia divina, que determinan el Árbol Sagrado de la Vida.

El plural de la palabra Sefira es Sefirot.


6 - El Sefer Yetzirah es el tratado más antiguo del mundo contemplativo hebreo.


 

Editio princeps del Sefer Yetzirah

 

ספר יצירה

 

Libro de la Creación

 

Mantua 1562 - Editado por Jacob ben Naphtali ha-Kohen de Gazolo


De acuerdo a Ithamar Gruenwald hay tres primeras versiones del Sefer Yetzirah o Libro de la Creación; una corta, otra larga de algo menos de 2500 palabras y la llamada versión Saadia con comentarios del temprano siglo X.

El Sefer Yetzirah, igual que el libro de la Torah, empieza por la misma letra; por la letra Bet.

 

Las dos primeras palabras del relato bíblico de la creación:

Berashit bara.

Estas dos letras Bet hacen alusión al misterio de la Creación cuya viva doctrina se desarrolla en el Sefer Yetzirah.

בראשׁית ברא


 

בשלשים ושתים נתיבות פליאות חכמה

חקק יה יהוה צבאות אלהי ישראל אלהים

חיים ומלך עולם אל שדי רחום וחנון רם ונשא שוכן

עד וקדוש שמו מרום וקדוש הוא וברא את עולמו

בשלשה ספרים בספר וספר וספור׃

1:1 / Con treinta y dos senderos prodigiosos de Sabiduría grabó Yah,

el Señor de los Ejércitos, el Dios de Israel, Elohym vivo,

Rey del mundo, el Shaddai Misericordioso y Clemente,

Elevado y Supremo,

que reside en la Eternidad y su nombre es Santo.

Y creó Su mundo con tres libros;

  • con texto - Sefer,

  • con número - Sefar,

  • y con comunicación - Sipur.

עשר ספירות בלי מה ועשרים ושתים אותיות יסוד

שלש מאות ושבע כפולות ושתים עשרה פשוטות׃

1:2 / Diez Sefirot en el vacío y veintidós letras de Fundamento:

Tres Madres, Siete Dobles y doce Simples.

עשר ספירות בלימה במספר עשר אצבעות חמש

כנגד חמש וברית יחיד מכוון באמצע במילת הלשון ובמילת

המעור׃

1:3 / Diez Sefirot en el vacío:

Ordenadas como el número de los diez dedos.

Cinco frente a cinco,

y la Alianza del Único orientada hacia el centro,

como la circuncisión de la lengua y la circuncisión del miembro.

עשר ספירות בלימה עשר ולא תשע עשר ולא

אחת עשרה הבן בחכמה וחכם בבינה בחון בהם וחקור מהם והעמד

דבר על בוריו והשב יוצר על מכונו׃

1:4 / Diez Sefirot en el vacío:

Diez y no nueve, diez y no once.

Entiende por la Sabiduría y penetra con Inteligencia.

Distingue con ellas y escruta desde ellas.

Haz que cada cosa se yerga sobre su evidencia

y haz que el Formador se siente sobre Su base.

עשר ספירות בלימה מדתן עשר שאין להם סוף

עומק ראשית ועומק אחרית עומק טוב ועומק רע עומק רום ועומק

תחת עומק מזרח ועומק מערב עומק צפון ועומק דרום אדון יחיד

אל מלך נאמן מושל בכולם ממעון קדשו עד עדי עד׃

1:5 / Diez Sefirot en el vacío:

Su medida es diez que no tienen fin.

La profundidad del principio, la profundidad del fin,

la profundidad del bien, la profundidad del mal,

la profundidad de arriba, la profundidad de abajo,

la profundidad del este, la profundidad del oeste,

la profundidad del norte, la profundidad del sur.

El Maestro único.

Dios, Rey fiel,

domina sobre todas ellas desde su Santa Morada

hasta la Eternidad de las Eternidades.

עשר ספירות בלי מה צפייתן כמראה הבזק

ותכליתן אין להם קץ ודברו בהן ברצוא ושוב ולמאמרו כסופה

ירדופו ולפני כסאו הם משתחוים׃

1:6 / Diez Sefirot en el vacío:

Su percepción es como la aparición del relámpago,

su límite no tiene fin.

Su Verbo se encuentra en ellas,

realizando un rápido e incesante movimiento de ida y vuelta.

Y su palabra ellas persiguen como en un torbellino,

y ante su Trono le rinden alabanzas.

עשר ספירות בלימה נעוץ סופן בתחלתן ותחלתן

בסופן כשלהבת קשורה בגחלת שאדון יחיד ואין לו שני ולפני אחד

מה אתה סופר׃

1:7 / Diez Sefirot en el vacío:

Su fin penetra en su principio,

y su principio en su fin, como la llama ligada a la brasa.

Pues el Maestro es único y no hay quien le sea segundo,

y antes del Uno; ¿qué podrías tu contar?

עשר ספירות בלימה בלום פיך מלדבר ולבך

מלהרהר ואם רץ פיך לדבר ולבך להרהר שוב למקום שלכך נאמר

יחזקאל א') והחיות רצוא ושוב ועל דבר זה נכרת ברית׃)

1:8 / Diez Sefirot en el vacío:

Refrena tu boca de hablar, y tu corazón de meditar.

Y si tu corazón se precipitara regresa al lugar.

Por eso está escrito: Las Chayot corrían y retornaban.

Y sobre esto tuvo lugar una Alianza.


Sefer Yetzirah - Capítulo 1:1 - 1:8


 

La fecha de composición de este texto es causa de debate; la mayoría de los entendidos están de acuerdo en que fue escrito o compilado entre el siglo II y VI.

Sin embargo, Steven M. Wasserstrom ha señalado de una clara transición islámica en el siglo IX, aunque es del todo seguro que ejerció una gran influencia especulativa y mística durante el siglo X.

 

El comentario de Elliot R. Wolfson remarca:

 

        Propiamente hablando, este trabajo no debería ser definido como una simple composición, y más que nada porque es una composición elaborada a partir de distintas y legendarias literaturas, que han permanecido juntas y enraizadas a través de un complicado proceso de redacción, cuyas etapas no son discernibles.

 

La mayoría de la versiones del Sefer Yetzirah se componen de seis capítulos cortos de lacónicas declaraciones, similar al tono de los textos Hekhalot o de los tempranos del misticismo del Carro.

Para comprender la importancia de este texto habría que tener bien presente que la Kabala extrajo de su primer capítulo la palabra Sefirot y la noción del estado metafísico de la creación.

 

Sefer Yetzirah - El Libro de la Creación. Teoría y Práctica, razonado y explicado por Aryeh Kaplan. Editorial Mirach, S. L., 1994.

tulo en inglés: Sefer Yetzirah. The Book of Creation. Publicado por acuerdo con Samuel Weiser, Inc. 1990.

 

7 - En el Zohar, el texto fundamental de la Kabala, se habla acerca de ciertas apariencias divinas relacionadas con los Sefirot denominadas Partzufim.


פַּרְצוּף - PARTZUF - IMAGEN Significado Sefirot

Arich Anpin

אריך אנפין El Largo Rostro El Anciano de los Días Kether

Abba

אבא Padre Principio masculino Chokhmah
Imma אימא Madre Principio femenino Binah
Zeir Anpin

זעיר אנפין

El Pequeño Rostro El Santo Chesed - Geburah - Tiferet - Nectzah - Hod - Yesod

Nukvah

נוקבה

La Esposa

La Shekinah

Malkhut


Alegorías Divinas


La palabra Partzuf, פַּרְצוּף, significa en hebreo expresión facial:

 

Persona - Mirada - Cara - Forma - Configuración.

 

Su significado doctrinal surge con R. Isaac Luria en el siglo XVI en relación a los procesos cósmicos denominados:

De aquí, que el antropomorfismo que señalamos de la pared del fondo de Las Meninas también trate de una divinidad cabalística cobijada tras la estructura del Árbol Sagrado.

 


8 - Los Junkers alemanes de la Legión Cóndor se ceban con Madrid y las bombas alcanzan al Museo del Prado.

El presidente de la República, Manuel Azaña, decide que ha llegado el momento de completar la evacuación de las obras de arte iniciada bajo la dirección de Rafael Alberti.

A los pocos días comienza el largo viaje que acabaría con la llegada a Ginebra en Febrero de 1939 de más de 20.000 obras.

Poco o nada habría bastado para aniquilar al óleo de Las Meninas:

Las Meninas se había librado, de nuevo, de fenecer en este trasiego de idas y venidas.



El transporte de Las Meninas en 1937


Vicente Carducho, pintor y escritor, y en beneficio de la reivindicación de la nobleza de la pintura, en el diálogo SEPTIMO, página 121, de su libro Diálogos de la pintura editado en 1633, proféticamente afirma:

 

        Leeſe de vn Pintor, que deſpues de muerto ſe aparecio à ſu Confeſſor ardiendo en llamas de Purgatorio, y le dixo, no ſaldria de aquellas penas, ni veria à Dios haſta que vna Pintura deshoneſta que auia pintado ſe conſumieſſe, y le rogò que fueſſe à la perſona por quien la auia hecho, y la pidieſſe para quemarla, porque con eſto iria à descanſar.

 

Dialogos de la Pintura, sv defensa, origen, essencia, definicion, modos y diferencias - Al Gran Monarcha De Las Españas y Nvevo Mvndo, Don Felipe IIII

Por Vicencio Carducho, de la Ilustre Academia de la nobiliſsima Ciudad de Florencia y Pintor de ſu Magestad Catolica.

Sigueſe a los Dialogos. Informaciones, y pareceres en ſaber del Arte, eſcritas por varones inſignes en todas Letras.

Impreſſo con licencia por Francisco Martinez - Ano de 1633.


9 - Página 20 - LE DISCOURS DE LA METHODE. Pour bien conduire ſa raiſon, & chercher la vérité dans les ſciences. Plus LA DIOPTRIQVE. LES METEORES. ET LA GEOMETRIE. René Descartes. Leyde, 1637.


   Le premier eſtoit de ne receuoir iamais aucune choſe pour vraye que ie ne le connuſſe éuidemment eſtre telle: c´eſt à dire, d´èuiter ſoigneuſement la Precipitation, & la Preuention; & de ne comprendre rien de plus en mes iugemens, que ce qui ſe preſenteroit ſi clairement & ſi diſtinctement à mon eſprit, que ie n´euſſe aucune occaſion de le mettre en doute.

  Le ſecond, diuiſer chacune des difficultez que i´examinerois en autant de Parcelles qu´il ſe pourroit, & qu´il ſeroit requis pour le mieux reſoudre.

  Le troiſieſme, de conduire par ordre mes penſées, en commençeant par les objets les plus ſimples, & les plus ayſez à connoiſtre, pour monter peu à peu comme par degrez iuſques à la connoiſſance des plus compoſez : Et ſuppoſant meſme de l´ordre entre ceux qui ne ſe precedent point naturellement les vns les autres.

  Et le dernier, de faire par tout des denombremens ſi entiers, & des reueuës ſi generales, que ie fuſſe aſſuré de ne rien obmettre.


Los cuatro fundamentos del Método de René Descartes


10 - Cuenta Jovellanos del cuadro de La Familia:

 

        que viendo el señor Felipe IV esta obra en presencia de algunas personas de la corte, y mientras todos alababan su excelencia, prorrumpió diciendo que aún tenía una falta, y que tomando al punto la tabla y los pinceles, pintó sobre el pecho de la figura de Velázquez la cruz de Santiago, honrando en tan discreta y generosa manera no sólo al artista, sino también al arte que profesaba.

Esta tradición, aunque desnuda de toda autoridad, tiene grande apoyo en su verosimilitud .

 

En otro renglón comenta Jovellanos refiriéndose al historiador de Pintura Palomino:

 

        Pondré sus palabras para que no se tachen de temeridad mis sospechas: < Tiene – dice – la tabla de los colores... y en el pecho el hábito de Santiago, que después de muerto le mandó S. M. se lo pintasen, y algunos dicen que S. M. mismo lo pintó... Porque cuando pintó Velázquez este cuadro no le había hecho el rey esta merced >.

¿ Quién verá en estas palabras la razón que movió a Palomino a corregir la tradición ?

 

Jovellanos, político y escritor, profesó un interés muy especial por Las Meninas, ya que notifica que poseía un boceto de este lienzo.

 

Jovellanos. Madrid, 14 de diciembre de 1789. Reflexiones y conjeturas sobre el boceto original del cuadro llamado La familia. Obras. Biblioteca de Autores Españoles. Madrid, 1956, tomo 87, pág. 153.


11 - Introducción

En los cuarterones de la puerta semiabierta de madera están pintadas cinco pares de letras Bet hebreas.

El mensaje lo explicaremos a continuación:



Dos cuarterones - Dos letras Bet


Berashit bara ..., en el principio creó ...

Con estas dos palabras se inicia la Torah para anunciar la creación del mundo.

La letra Bet pertenece al grupo de las siete letras hebreas dobles, que tienen doble pronunciación y se relacionan con el simbolismo de los contrarios en el universo, y de valor numérico igual a dos.

Veamos lo que nos aporta el Sefer Yetzirah de esta letra doble:


 המליך אות ב' בחכמה וקשר לו כתר

וצרפן זה בזה וצר בהם לבנה בעולם יום ראשון

 בשנה ועין ימין בנפש זכר ונקבה׃

4:8 / Hizo reinar la letra Bet en Sabiduría,

le ató una corona.

Combinó una con otra

y creó con ellas:

la Luna en el Universo,

el primer día en el año

y el ojo derecho en el Humano,

masculino y femenino.


Sefer Yetzirah - Capítulo 4:8



La letra Bet


El primer día del año es el Domingo, e importante es, según leemos en la traducción de este mismo libro por Aryeh Kaplan, que la interpretación de las características de las siete dobles es la que se encuentra en el Zohar.

Aunque, también, añadiríamos que hemos encontrado siete interpretaciones diferentes a la hora de enjuiciar la equivalencia concreta de cada letra doble y su correspondiente cualidad específica; sea planeta, día de la semana o cada uno de los siete orificios de la cabeza.

 

El Sefer Yetzirah al finalizar la descripción de las siete letras dobles abre la posibilidad hasta 5.040 de permutaciones.


שתי אבנים בונות שני בתים, שלש אבנים בונות

ששה בתים, ארבע אבנים בונות ארבעה ועשרים בתים, חמש אבנים

בונות מאה ועשרים בתים, שש אבנים בונות שבע מאות ועשרים

בתים, שבע אבנים בונות חמשת אלפים וארבעים בתים, מכאן

ואילך צא וחשוב מה שאין הפה יכול לדבר ואין האוזן יכולה

לשמוע׃

4:16 / Dos piedras edifican 2 casas,

tres piedras edifican 6 casas,

cuatro piedras edifican 24 casas,

cinco piedras edifican 120 casas,

seis piedras edifican 720 casas,

siete piedras edifican seis 5.040 casas.

De ahora en adelante sal y calcula

lo que la boca no puede expresar

ni ningún oído escuchar.


Sefer Yetzirah - Capítulo 4:
16


La palabra casas se refiere a las letras del alfabeto usadas como piedras de una cantera para la construcción del mundo.

5.040 representa el número de veces que las 7 letras dobles pueden ser permutadas.

El problema que plantea este apartado del Sefer Yetzirah es el siguiente:

 

Hallar todas las permutaciones sin repetición de 7 letras.

 

La solución pasa por la fórmula; Pn = n!, es decir; n factorial.

 

Pn = 1 X 2 X 3 X 4 X 5 X 6 X 7 = 5.040

 

Así que, ante tales cifras, hemos elegido la permutación más adecuada cuando hablamos del espacio rectangular de la pared del fondo de Las Meninas respecto a los siete rectángulos inscritos en ella.

 

La Historia

 

Nadie puede negar que el judaísmo fue una de las matrices más representativas en el desarrollo espiritual de Occidente, y que la Kabala es la doctrina mística esotérica de los hebreos por excelencia, y probablemente constituya la verdadera tradición esotérica de occidente.

El saber cabalístico proviene de Oriente, y lleva dentro de sí la memoria de antiguas culturas y civilizaciones: Egipcia, caldea, persa y griega son sus fuentes arcaicas más representativas. Se entiende, por tanto, que el origen de la Kabala es, principalmente, oriental y no occidental.

La Kabala contiene elementos considerados teosóficos, mientras otros parecen tener un carácter gnóstico, y algunos apuntan hacia un origen ocultista, pues engloba elementos extraídos de formas de magia y brujería.

Desde principio del siglo XI el esquema conocido como el Árbol de la Vida se desarrolló tiempo después de que el saber cabalístico fuese recibido como un método sistemático de enseñanza.

 

Durante muchos siglos la Kabala estuvo enmarcada en el pueblo de Israel, pero si bien las ramas de la Kabala se desarrollaron en el judaísmo no fue posible su estancamiento en él.

Según su interpretación, Dios está en un mundo superior e infinito y el hombre vive en uno inferior y finito.

 

La palabra Kabala procede de la palabra recibir, kibel; kbl .



Kabala


Don Sebaſtian Cobarruuias Orozco, en el diccionario: Tesoro de la Lengua Castellana, o Española, publicado en Madrid en el año 1611, encontramos la palabra KABALA definida en estos términos:

 

CABALA, es cierta dotrina miſtica entre los Iudios: la qual no ſe eſcriue, ſino que de vno en otro, ſe va conſeruando, tomandola de cabeça, y los que la profeſſan, ſe llaman Cabaliſticos, dela dicha raiz קָבַל in piel קָבַל ſuſcipere, recipere, &c.

 

Indudablemente es una doctrina recibida, aunque no por eso deberíamos entender que fue el propio Dios el que revelara las enseñanzas tal y como hoy se exponen.

Estas experiencias son entendidas como revelaciones recibidas de Dios o de los Ángeles.

 

No es correcto entender que estas revelaciones sean una exclusividad del pueblo hebreo; los egipcios también hicieron uso de ellas, tierra de donde probablemente la trajo Moisés; históricamente el primer cabalista conocido.

También los chinos dominaban un sistema parecido al cabalístico al igual que los brahmanes, cuyo sistema se dice que es más completo que el hebreo.

Los hebreos dieron a estas ideas su forma final con el Árbol de la Vida; aunque no halla que olvidar todo lo demás que a su sombra le rodea.

La leyenda hebrea sobre el origen de la Kabala cuenta que Jehovah creó el mundo sirviéndose de los números del uno al diez y de las veintidós letras del alfabeto hebreo.

Él en persona grabó, combinó y permutó dichas letras, y con ellas produjo todo lo que fue, es, y será.

Cuando hubo creado al primer hombre y descansado de su labor envió a su ángel Raziel a que entregara el saber cabalístico al padre Adán, para que èste lo hiciera llegar a las generaciones futuras.

 

De esta forma el saber se transmitió de los labios de Adán a la oreja de su hijo Set, y de Set a Enos, y así sucesivamente, y se fue dando este mensaje al hombre más digno de cada época.

Luego los hombres se corrompieron y dejaron de ser dignos de recibir estas enseñanzas.

 

Es Moisés quien vuelve a recibir el saber cabalístico a manos de Dios en el monte Sinaí.

 

No fue hasta finales del siglo XII, año 1180, cuando apareció el Sefer ha Bahir, El libro de la Claridad, que es la primera obra de corte cabalístico que comenta a los diez Sefirot del Árbol de la Vida.

Este libro mencionado es, a su vez. tributario de la primera gramática esotérica de la Kabala: El Sefer Yetzirah o Libro de la formación, escrito entre el año 200 al 500 era cristiana.

 

Hacia el 1280 se creyó estar por primera vez ante una interpretación secreta de las sagradas escrituras; técnica que más tarde se conocería por la Kabala Literal.

Más tarde fue escrito el Zohar o Libro del Esplendor por el rabino español Moisés de León, sefardí de Ávila.

Este libro se considera la cumbre de la Kabala, y en el mismo se menciona, de nuevo, a otro de los grandes pilares de ésta, el Sefer Yetzirah o Libro de la Formación, atribuido al rabino Akiba.

Según la leyenda, el Zohar es una recopilación de la obra del rabino Shimon Bar Yojai, un gran maestro que en el sigo II se exilio en una cueva con su familia.

Se quedaron allí durante doce años hasta que el profeta Elías se presentó en la entrada de la cueva y les dijo: ¿Qué hacéis aquí? ; El Emperador Adriano ha muerto y sus edictos están caducados.

En estas circunstancias, el profeta Elías fue quien le reveló los secretos contenidos en las Sagradas Escrituras.

Shimon Bar Yojai transmitió su saber a los rabinos Eliezer y Abba, quienes pusieron todo por escrito.

Más tarde llegaron las recopilaciones del judeo español Moisés de León.

 

La Kabala se divide básicamente en cuatro tipos:

No obstante también existe una Kabala contemplativa, bastante enigmática, que a través de la meditación daba vida a las imágenes, nombres divinos, colores, símbolos..., del Árbol Sagrado de la Vida.

Este tipo de estudio mencionado fue desarrollado por la antigua secta de los Mercabah, palabra hebrea que significa carro de fuego, y, más tarde, por el movimiento hasídico, inspirado por Abraham ben Samuel Abulafia, rabino nacido en el 1240, y, en fechas más modernas, por Isaac Luria Ashkenazar, quien le dio nueva vida al sistema cabalístico hacia el año 1550 era cristiana.

 

La Biblia y la Ley

 

El contenido jurídico de los libros de la Biblia es el siguiente:

Los Reyes Católicos decretaron el 31 de Marzo de 1492 la expulsión de los judíos que no aceptasen el Bautismo. Tras la expulsión de los judíos, el Derecho talmúdico con las teorías de los principales rabinos de los reinos hispánicos fue recogido por el rabino José Caro de Toledo, 1481-1575, conocido también como Yoseph Qaro, autor de la obra Sulfam Aruh, Mesa Preparada, dividida en cuatro partes, indicando las fuentes, los preceptos del Talmud y las opiniones de los rabinos españoles.

 

Conclusión

 

Podemos decir, en resumen, que todos los místicos judíos de todos los tiempos han estado de acuerdo en dar una interpretación a la Torah, cuyo mensaje circula bajo la corteza de su sentido literal:

 

Cada una de las innumerables capas de esta región oculta corresponde a un significado nuevo y profundo de la Torah.


12 - El libro Puerta del Cielo, escrito en castellano por el sefardí Abraham Cohen Herrera, circuló primero el manuscrito en castellano entre los cabalistas con los que este escritor se relacionaba en Ámsterdam.

Finalmente se publica en 1655 a los veinte años de haber muerto su autor.


13 - El Árbol Sagrado de Athanasius Kircher.


 

     Althanasius Kircher, 1601 - 1680, apodado El Maestro de las cien Artes, es uno de los últimos grandes ejemplos del sabio universal que domina todas las ciencias de su época y, sin duda, el más característico del siglo XVII. Barroco como su tiempo, en sus obras abarca temáticas tan diversas como la egiptología, la sinología, el magnetismo, la vulcanología, la óptica, la mecánica, la acústica, la lógica combinatoria y la sciencia universalis.

 

Para centrar históricamente la llegada de Kircher al Colegio Romano, recordemos que en 1632 Galileo Galilei había publicado sus Diálogos sobre los sistemas del mundo, lo que provocó un nuevo proceso contra el sabio italiano, y la obligación de abjurar de sus ideas; aunque, paradójicamente, se acababa de iniciar el gran florecimiento europeo del conocimiento científico.

 

Entre el año 1652 y 1653 Kircher imprime un monumental tratado en cuatro tomos de egiptología, Oedipus Aegyptiacus, que es donde se halla reproducido el Árbol de la Vida.

Su afán divulgador le llevó a montar en Roma un gran Museo, conocido luego como Musaeum Kircherianum. El Museo comprendía colecciones de curiosidades, rarezas naturales, arqueología, etnografía, instrumentos científicos, malacología, rocas, minerales y fósiles, etc.


Diseño del Árbol Sagrado de Athanasius Kircher - Roma - 1652




 

Principio

 

Aplicación del Pie Real

 

El Árbol de la Vida

El Escudo de Armas

La Escalera

La Perspectiva

La Pared del fondo

El Espejo

 

La Herencia

 

La Sagrada Simbología

 

La Astrología

Buena medición

La Paleta del pintor

Los Planos

La Divina Proporción

 

El color del Aire

 

La Puerta

 

Acotación

La Paz de los Pirineos

La Perspectiva de la Puerta

La Infanta Margarita

El Teorema de Pitágoras

 

Coordenadas

 

El Corazón

 

La Espiral

 

El Centro

 

El Bastidor


Páginas de la Web



Site Map





 

página anterior    principio






La Reina Mariana de Austria

 

 


a página principal