[ resolución gráfica 1280 X 1024 ]

 


La trama


   Planteamos las evidencias que en épocas pasadas algunos intentaron esclarecer en Las Meninas, y quizás les faltó; método, paciencia, determinación, o simplemente inspiración.

 

Y entendemos que contradecir a la memoria histórica amedrenta, y obliga, además, a ser lo bastante comedidos [1].

 

No obstante, depositamos suficiente confianza en el lector para que se vaya preparando, poco a poco, a las muchas cuestiones que no se han tomado en cuenta por descuido o censura intelectual; aunque, al final, siempre es el tiempo quien redime la verdad si ha sobrevivido el consuelo de quererla conocer.

 

Cuando Velázquez pinta a Las Meninas se llevaba a cabo las negociaciones de paz con el reino francés, que demandaba una princesa española para sellar el acuerdo matrimonial con Luis XIV; por lo que en España, ante el peligro de la falta de un heredero, la reina madre, Mariana de Austria, siempre hubiera deseado, como pretendiente al trono, a su única hija, Margarita.

¿Podríamos llamar la siguiente imagen la elección de la heredera, una vez resuelta esta materia tan urgente para estos Reinos?



Las jambas de las dos puertas de la pared del fondo corresponden una a una con los cuatro signos fijos del zodiaco.

 

El cuaternario compositivo

 

   Mas los otros .4. ſignos a quien eſtos ſiguen en el Zodiaco ſon fixos, porque aquella mudança hecha parece durar y perſeuerar conſeruandoſe, y eſte tiempo, ſe refiere y compara á la juventud y mocedad del hombre, como el otro a la niñez, y el otro que ſe ſigue a la ſenectud [4].


Cada personaje, objeto o detalle de esta pintura, es, en particular, una imagen alegórica y activa de la cultura mágica cabalista que, lejos de ignorarse, se complementan mutuamente.

 

Estas premisas se añaden a los innumerables e importantes nuevos hallazgos iconográficos detectados en este lienzo; y, desde el punto de vista más esclarecedor, entendemos que este gran retrato de la infanta Margarita, ante la eminencia de cualquier riesgo o peligro físico ajeno al plan testamentario del monarca Felipe IV, hace alarde de todo aquello que pudiera funcionar como protección talismánica.

 

   La Infanta Margarita se pinta en Las Meninas auspiciada, e incondicionalmente, como protegida heredera [5].



La Infanta Margarita salvaguardada por la imagen latente del Árbol Sagrado de la Vida


Como culminación del esfuerzo del pintor no hay duda acerca de la calidad de la perspectiva aérea, pero ésta, flagrantemente, venía acompañada de diez esferas, o principios sagrados, desplegados etéreamente en el aire de Las Meninas, y, equivalentes, a la misma cantidad de círculos que muestra el marco gótico del espejo de la tabla de Van Eyck [6].

 

Diez círculos que relatan la Pasión y Resurrección de Cristo, y convierten al espejo en un objeto sagrado.


 

Centro de coordenadas

 

Las Meninas de Velázquez - 1656

 

Museo del Prado de Madrid

 

Jan Van Eyck - 1434

 

Detalle de los desposorios de los Arnolfini

 

National Gallery de Londres


 

El reflejo del espejo de Las Meninas confirma al dúo real en la simple apariencia de que existen, ya que Velázquez hace de la ausencia de los monarcas su presencia, para que ambas imágenes; la de dentro del espejo y la intuida fuera del lienzo, se igualen y contrasten en la variedad de su naturalidad pictórica.

 

Alegoría que simboliza la integridad conyugal y el poder contra las influencias perniciosas.

 

En ambas obras de arte se asocia el espejo, con precisión geométrica, a la alegoría de la unión conyugal, como ejemplo y modelo, y lo que se capta en su superficie más allá del plano pictórico, es decir, el mundo real.

 

Esta nueva propuesta responde, en verdad, a la finalidad del uso del espejo en la pared del fondo de Las Meninas, en el que se plasma el séptimo aniversario de boda del rey Felipe IV y la reina Mariana de Austria.

 

Ante tales intenciones, se trata de discernir entre la doctrina religiosa que presumía profesar la realeza, y en la que tenían que aceptar para perpetuarse en un nuevo reinado; por lo que se podría entender, entonces, que la superstición era una de las dinámicas más activas y privadas de esta sociedad barroca que desconfiaba de sí misma.


   Notables han ſido los caſos, que han ſucedido en el mundo por eſte apetito de reynar; y deue de ſer la cauſa, que como reynar es vna participacion de Dios, ſegun dixo Epantidas Pytagorico, aſsi todos deſſean eſta ſuprema dignidad del Reyno, y eſte fue el cebo, con que el demonio engaño a nueſtros primeros Padres: Eritis ſicut Dij; ſereis como Dioſes, ſi comieredes deſta mançana.


Primera parte del Theatro de los Dioses de la Gentilidad - Baltasar de Vitoria. Salamanca.1620.


Sólo con sospechar si el honor del rey dependía del pintor, ante el uso deliberado por parte de Velázquez de Kabala, o si esta corte de los Austrias ponía en duda la supremacía del Dios católico, supone el hecho de que este trabajo cabalístico convertía a un secreto en un gran peligro.


 

   ¿Que firmeza tendrá el pueblo en la Religion, ſi la vè torzer a los fines particulares del Principe, i que es velo, conque cubre ſus deſinios, i deſmiente la verdad?

No es ſegura politica la que ſe viſte del engaño. Ni firme razón de eſtado la que ſe funda ſobre la invencion.


Comentario de de la Empresa 27 - SPECIE RELLIGIONIS de Saavedra Fajardo
[7].


Estas nuevas deducciones no acusan tácitamente a nadie, y situándonos a mediados del siglo XVII, que pudiera acabar sentado en el banquillo de los acusados, prestando declaración jurada ante un Tribunal de la Santa Inquisición, por las diferentes pruebas halladas y decodificadas en el lienzo de Las Meninas.

 

Y ante lo insólito de estos hallazgos hay que avenirse con lo que ya tenemos, es decir; el mismo cuadro de Las Meninas como la mejor prueba y valedor documento.




La Heredera

 

   Margarita de Austria era hija de Felipe IV y Mariana de Austria, y nació en Madrid el 12 de julio de 1651.

Cuando Velázquez la retrata en Las Meninas tenía cinco años.

 

   La incertidumbre de la herencia de los Austrias, y lo desaconsejable de retirar a la Infanta Margarita del escenario de la paz con Francia, eran las últimas bazas en juego; en plena infancia, la pequeña se convertía en una cotizada moneda de cambio.

 

Como el doctor Salazar de Mendoza, amigo y mecenas del Greco, había ya escrito en 1618.

 

Margarita, la mas principal piedra precioſa de las blancas, el aljofar, ſimbolo de la vnion, y conformidad.

 

El veredicto que planteamos está motivado por la Geometría, y, por tanto, ésta será la ciencia que descubra y dé significado a las diferentes alegorías soterradas que se establezcan en Las Meninas.

 

   La espiral, uno de los símbolos más antiguos de la humanidad, fue representada por pueblos distantes en tiempo y espacio; y se encuentran numerosos ejemplos en la cultura egipcia, cretense, mesopotámica, hindú, china, japonesa, precolombina, celta, escandinava...

 

Un dibujo en consonancia con la pujanza fertilizadora solar y lunar; que evoca el nacimiento y el crecimiento, y promueve el viaje de regreso del alma a su origen entre otros distintos significados.




La Espiral de
Las Meninas


Los números de la sucesión; 1, 1, 2, 3, 5, 8, 13, 21, 34, 55, 89, 144, ..., de Fibonacci [8].

 

En el caso que tratamos, La Espiral de Las Meninas nace en el centro del pecho de la Infanta Margarita de Austria, es decir; en su propio esternón.

 

El crecimiento proporcional de la espiral consolidada sobre la superficie de Las Meninas nos remite a un estipulado propósito:

 

   Simbólicamente, este punto medio y anatómico del cuerpo de la Infanta Margarita de Austria, marca el centro reservado de los elegidos, en todos los casos, una imagen o identidad exclusiva de la verdadera semilla de los reyes del mundo, tal y como en la tradición europea el Emperador se situaba, siempre, en el lugar central en las ceremonias.


 


Punto de inicio de La Espiral


El ajustado recorrido de la espiral que alumbramos pocas palabras valdrían para definirla mejor.

 

Una gran enseñanza del fulminante paso del tiempo, es decir; la imagen del eterno retorno.

 

Alrededor de esta acicalada idea geométrica se desarrolla la trama organizada del buen hacer del pintor Velázquez, que no priva de significado, por nimia que fuera, a pincelada alguna.

 

En consecuencia, el escenario de Las Meninas centra toda la atención en el retrato de la Infanta Margarita, y, con resuelto propósito, reivindica a la posible heredera de los Reinos de las Españas [9].

 

La Sefira nº 10, Malkhut, El Reino, es virtualmente el centro de la materia; o sea, el mundo creado por Dios.


 


La jarrita roja de Tonalá & Malkhut - El Reino

 

Imagen mágica

 

Una joven mujer coronada y entronizada.

 


Nombre Divino

 

Adonai Ha Aretz - Señor de la Tierra


Personaje
 
Letra hebrea
 
Caligrafía
 
Característica
 
Letra latina
 
Signo del Zodiaco
 
Símbolo
 
 Planeta
 
Casa Astrológica
 
Infanta Margarita de Austria Tet Audición T Leo Sol Casa V - Filii - Los Hijos


Cuadro de correspondencias básicas


La Infanta Margarita en Las Meninas se la identifica con el astro rey; de manera, que como el Sol, permanentemente, brillase en lo más alto de una España que era el Imperio en el que nunca se ponía el Sol.

 

   La imagen del príncipe solar es común a todas las monarquías europeas modernas, y, en este caso, asimilado a la transmisión de la herencia de los padres a su descendiente, es decir:

 

A su favorecida heredera la Infanta Margarita María de Austria.

 

De acuerdo con Athanasius Kircher, 1602 - 1680, sacerdote jesuita, políglota, erudito, estudioso orientalista, de espíritu enciclopédico y uno de los científicos más importantes de esta época, argumentaremos, en latín, los contenidos ocultos de la jarrita roja de Tonalá pintada en Las Meninas, y ofrecida por la joven menina María Agustina Sarmiento a la Infanta Margarita.


 

        Decimum veſtimentum ſeu Sephirah vltima eſt מלכות Malcuth ſiue Regnum, cuius nomen אדני Adonai; Attributa eius ſunt, Regnum, vita, Cherub ſecundus, ſpeculatio non illuminans, poſteriora Dei, finis omnium, Eccleſia Israël, Sponſa in Cantico Canticorum, Regina Cœli; myſterium legis ab ore datæ, Aquila, litera quarta tetragrammati, Regnum domus Dauid, Templum Regis, Ianua Dei, arca fœderis, binæ Tabulæ, Dominus uniuerſæ terræ. Canalis per quem Deus influit in ordinem אישים, id eſt, Animarum, & per Intelligentiam Mitatron in ommem Lunæ ſubiectum elementarem Mundum.

 

Página 295 - CLASSIS IV. CABALA HEBRÆRVM - CAPVT VIII. Athanasii Kircheri. OEDIPI ÆGYPTIACI. Tomus Secundus. GYMNASIVM. ROMÆ - Anno M DC LIII.


Litera quarta tetragrammati

 

יהוה

 

Localización de una letra Heh en Las Meninas


Estas diminutas pinceladas aludidas ponen de acuerdo, sin reservas, al conjunto pictórico con cualquier nueva incidencia simbólica, y, nos preparan para esclarecer el propósito de esta pintura barroca [10].

 

Aclararemos el resumen de la idea:

 

   Si la menina Sarmiento está ofreciendo el Malkhut, es decir; el Reino, a la heredera Infanta Margarita, es por tanto esta misma menina quien pone en juego la idea fundamental:

 

 La jura de la Infanta.

 

Cuyo aval estaba preservado dentro de la simbología de los 10 Sefirot.




La menina María Agustina Sarmiento

 

        Hemos dividido a la pared del fondo en doce áreas iguales susceptibles de ser interpretadas, en particular, como un signo del Zodíaco. En Astrología los 12 signos del Zodíaco encarnan, a su vez, doce casas o ámbitos de la actividad del ser humano, número que también corresponde a los 12 meses del año solar, y asimismo, según el Sefer Yetzirah, a cada una de las doce letras simples del idioma hebreo [11].


Personaje
Letra hebrea
Caligrafía
Característica
Letra latina
Signo del Zodiaco
Casa Astrológica
Menina Sarmiento Nun Olfato N Escorpio Casa VIII - Mors Hereditates - La Muerte


Cuadro de correspondencias básicas


        Primer significado de la menina Sarmiento en su letra correspondiente:

 

La letra Nun.


 

 

      16  נ  Nun, capitale, ſignificat שמש Schemeſch, id eſt, Cœlum Solis; eius intelligentia eſt רפאל Raphael: influit que de virtute Dei per medium intelligentiæ Camael, eâdem que virtute influit inferioribus.

 

Página 227 - CLASSIS IV. CABALA HEBRÆRVM - CAPVT III. Athanasii Kircheri. OEDIPI ÆGYPTIACI. Tomus Secundus. GYMNASIVM. ROMÆ - Anno M DC LIII.


 

El heredero de David es el Mesías, de quien se dice:

 

   Será su nombre para siempre perpetuado, Yinon, mientras dure el Sol: Y benditas serán en él todas las gentes, lo llamarán bienaventurado.


 

יהי שמו לעולם לפני־שמש ינין [ינון] שמו ויתברכו בו כל־גוים יאשרוהו׃


Salmos 72:17.


 

Se lee Yinon, uno de los nombres del Mesías.

 

¿Y por qué la letra Nun tiene dos formas; una curva y otra alargada? Porque está escrito en Salmos 72:17:

 

Que su nombre se perpetúe, Yinon, tanto como dure el sol.

 

Allí las dos Nun están presentes; la curva y la alargada, ya que la profecía debe cumplirse a través de lo masculino y femenino [12].

 

   Nun, la decimocuarta letra hebrea, equivale a David, el primero de los reyes de Israel.

Según cuenta la tradición hebraica Nun significa reino, y en particular:

 

El heredero al trono.


 

 

Cuatro puntos calientes alrededor de la cabeza de la menina Sarmiento:

  • La Cruz de Santiago - Hod - El Honor.

  • El Espejo - Yesod - El Fundamento.

  • La jarrita roja - Malkhut - El Reino.

  • El Escudo hexagonal plateado en su falda.



La menina Sarmiento, hallándose la más cercana a la pequeña Infanta, asume una notoria responsabilidad de lo que se dé o brinde a la futura heredera por encargo de su majestad el rey [13].

 

Esta menina porta en su vestido y pelo los valores legítimos y perennes de la responsabilidad hereditaria de esta corte de Madrid.

 

Debido a su corto periodo de vida la mariposa en el pelo de la menina Sarmiento está relacionada con lo efímero; no obstante, representaría la metamorfosis cíclica del planeta Luna, planeta que hemos asignado a la menina María Agustina Sarmiento.


 

Luna

 

Bet

 



 

Es, pues, ésta una más de la muchas razones, de una misma finalidad, la que suscita una mejor aproximación a Las Meninas, en donde Velázquez reivindicó su verdad atrincherado en el etéreo peso de su conciencia, y, de hecho, esclareció con los pinceles la viva pregunta del conocimiento inmediato de sus hondos sentimientos.



La jarrita roja de Tonalá pintada en Las Meninas.

 

La rueca de Las Hilanderas de Velázquez.



La Geometría analítica, la magia operativa y la iconografía hebrea están presentes en la escena de Las Meninas, donde
la trascendencia de las letras hebreas son ayuda ineludible para la explicación legítima de este óleo.




El pelo de la menina María Agustina Sarmiento

 

        Segundo significado de la menina Sarmiento en su letra correspondiente:

 

La letra Samekh.

 

Hemos hablado de Astrología, y a la Casa IX le corresponde la Religión - Religio Peregrinatio.

 

Cierto, a esta Casa IX le corresponden varios detalles relevantes;

 

Personaje
Letra hebrea
Caligrafía
Característica
Letra latina
Signo del Zodiaco
Casa Astrológica
Pelo de la menina Samekh Sueño S Sagitario Casa IX - Religio Peregrinatio - La Religión


Cuadro de correspondencias básicas


Resulta difícil satisfacernos cuando se pretende encarar dos doctrinas bien diferentes; una, como hemos averiguado, peligrosa, y, la otra, la señera correspondencia zodiacal de la letra hebrea Samekh.



 


       
Una gran letra Alef se pinta junto a la paleta del pintor, y debajo de ella se retrata a Aarón mirándonos de soslayo.

 

Su recóndito rostro corresponde a la textura de la parte de atrás del pelo de esta menina.

 

 


Aarón hermano mayor de Moisés, fue el primer sumo sacerdote de la antigua Ley.


   De acuerdo con nuestro plano, a la parte trasera de la cabeza de la menina María Agustina de Sarmiento le corresponde la letra hebrea Samekh; letra que en la tradición hebrea encarna el concepto de soporte divino, y, arcanamente, la Constelación de fuego Sagitario.


      18  ס  Samech, indicat Cœlum Mercurij, qui כוכב Cochab, id eſt, ſtela dicitur, cuius intelligentia eſt מיכאל Michael, influitur que virtute Dei per medium intelligentiæ Raphaelis, & eâdem que virtute influit inferioribus.

 

Página 227 - CLASSIS IV. CABALA HEBRÆRVM - CAPVT III. Athanasii Kircheri. OEDIPI ÆGYPTIACI. Tomus Secundus. GYMNASIVM. ROMÆ - Anno M DC LIII.


Dado que lo percibimos es una realidad histórica sin precedentes, recordaríamos que la monarquía de los Austrias, a parte de la iglesia católica romana, era quien velaba el destino espiritual de los españoles a través de la Inquisición; pero que en la mejor interpretación de su historia, y sin gran inconveniente, reivindicaba su propio convencimiento:

 

   Una actuación a favor de la sangre real de una genealogía mesiánica preservada en la misma Biblia, y que custodiaba la conservación de su legítima herencia.

 

Y bien seguro estaba Alonso Fernández de Madrigal, más conocido como el Tostado, Obispo de Ávila, cuando escribió:

 

En España Júpiter & domina Sagitario, como afirmó Ptolomeo en el Tetrabiblos, lib. 2. c. de la primera cuarta tierra.


Letra Significado  Grafía y signo del Zodiaco Constelación Planeta Reino Área involucrada

Samekh

Soporte

Sagitario

Júpiter

España

El pelo de la menina Sarmiento y la letra Alef


Cuadro de correspondencias básicas



Y aunque auspiciados por la sabiduría del humanista Alonso Tostado, que, por lo mucho que sabía, dio origen a la frase proverbial:

 

Saber o haber escrito más que el Tostado.

 

Aún así, la menina María Agustina Sarmiento representaría a Israel en la Casa IX / La Religión - Religio Peregrinatio.

 

Si lo expuesto previamente ya parecen palabras mayores, quizás sean más elocuentes otras nuevas pruebas, y de la misma categoría, de lo que se vislumbra pintado en esta misma menina; tanto sea el escudo hexagonal, en un lateral de su falda, como, además, ciertas letras hebreas, en su parte más baja, que revindican su presencia.




La Estrella de David


       
En pintura de corte un buen carácter moral y ninguna expresión en particular son las pautas más reiteradas; una apariencia que dependía del entusiasmo naturalista del pintor.

 

La menina María Agustina Sarmiento era hija de Don Diego Sarmiento de Sotomayor:

 

   Capitan General de las Provincias de Vizcaia, i de ſus Encartaciones, i con el de Comiſſario General de las de Eſpaña, del Conſejo i Iunta de Guerra [14].

 

Y sorprende que en la falda de la menina Sarmiento se observe uno de los detalles más clandestino de esta gran pintura, ni siquiera lo hemos oído mencionar, se trata del Sello de Salomón, llamado el Hexagrama [15].

 

   La atención principal de Las Meninas es para la Infanta Margarita, sin ella no hay argumento que convenga los parabienes que el pintor pone en escena.


 


En la falda está pintado un escudo hexagonal y una letra Bet.

 

 

 


Cubierta del Codex de Leningrado

 

Manuscrito del año 1010 D.C.


Abordaremos los nombres más conocidos de esta forma geométrica y hexagonal:

Muchos nombres y apellidos para ensalzar una imagen genuina de la herencia mágica primitiva del patrimonio de la humanidad, y, simultáneamente, revelarnos el desarrollo de la Matemática y Geometría por parte de los griegos y sus sucesores en toda la cuenca mediterránea.


 

 
Estudio de las 23 intersecciones en el Hexagrama.
 
En esta ilustración contemplamos las 22 letras hebreas, y en el centro el planeta o elemento Tierra:
 
Malkhut, el Reino.
 
La jarrita roja de arcilla de Tonalá también queda representada por el Malkhut.
 
Podemos decir, sin dudarlo, que el Sello de Salomón o Hexagrama es un verdadero microcosmo que esconde en su interior la idea completa de la creación divina.


 

Para el tema que tratamos, recordaremos una frase que nos es muy válida del Cantar de los Cantares de Salomón que reza así:

 

Grábame como un sello sobre tu corazón [16].

 

Para Benito Arias Montano [17], en su paráfrasis sobre el Cantar de los Cantares de Salomón en tono pastoril, esta misma frase pronunciada por el Esposo quedaría así:

 

Querría yo, te juro,

en el tu pecho estar

con un muy fuerte sello,

tal que otro alguno no pudiese vello...




Letras hebreas en la menina Sarmiento


  
Nos hemos situado en el plano donde la luz se halla concentrada en materia pictórica blanca.

Principalmente; los reflejos, a modo de efectos lumínicos de luz rasante que detallamos, son pinceladas llevadas a cabo en la última capa de color en la superficie del lienzo.

 

Y, como hemos ya señalado, la menina Sarmiento lleva en su cabeza una gran letra madre Alef, y en su falda una letra Bet hebrea, que posiblemente también evoque a la letra B inicial de Borgoña.


 

 

      2  ב  Beth, Domus, nota eſt diuini nominis אהיה , quæ pertinet ad diuinam ſapientiam, quæ & ens dicitur, quod omnibus quæ ſunt, eſſentiam ſuppeditet; & reſpondet ſecundæ Sephiræ ſeu Numerationi, quæ חכמה Chochma, ſeu Sapientia dicitur huic vero ex Angelis respondent אופנים Ophanim, forme ſeu rotæ, & cum Cherubinis ijdem ſunt; & ſecundo loco deriuantur à Dei virtute per intelligentiam priorem, & ipſi à Deo quoque inferioribus influunt.

 

Página 225 - CLASSIS IV. CABALA HEBRÆRVM - CAPVT III. Athanasii Kircheri. OEDIPI ÆGYPTIACI. Tomus Secundus. GYMNASIVM. ROMÆ - Anno M DC LIII.


 

Sobre la textura de ciertos detalles de esta pintura se adivinan sorprendentes trazos de signos reconocibles de credo contrario al que supuestamente convendría ser la creencia religiosa profesada por el pintor o la vieja monarquía austriaca; por lo que seguiremos abriendo camino guiados por el sacerdote de la Compañía de Jesús Athanasius Kircher, experto en griego y hebreo, especificando el mensaje de otras nuevas pinceladas en la superficie de Las Meninas de Velázquez.


 

 

Letra hebrea Guimel

 

La palabra Guimel se deriva de la palabra Guemul, que en hebreo significa tanto dar una recompensa como un castigo.


 

      3  ג  Ghimel, Retributio, index eſt diuini Nominis אש eſch, & ignem amatorium, ſiue Spiritum ſactum exprimit, & reſpondet tertiæ Sephiræ, ſeu Numerationi, que בינח Binah dicitur, ſeu prudentia; repræſentat que ex ſuperioribus essentiis Angelos, qui ארלים Aralim dicuntur, id eſt, Angeli magni, fortes & robuſti, deſcendunt que ordine tertio à diuina bonitate, illuminantur que virtute Dei per intelligentiam ſecundam, & ipſi pariter inferioribus influunt; dicuntur que; iuxta Orthodoxos Throni.

 

Página 226 - CLASSIS IV. CABALA HEBRÆRVM - CAPVT III. Athanasii Kircheri. OEDIPI ÆGYPTIACI. Tomus Secundus. GYMNASIVM. ROMÆ - Anno M DC LIII.

 

Hablamos, pues, desde el rigor visual acerca de una licencia pictórica a los pies del pintor, y en la zona que más depende de su futura nobleza:

 

Del mundo creativo y genuino del artista.


 

 

 

La Parashah BO - Éxodo 10:1 - 13:16

Significados:

  • Venir, entrar, acercarse...

  • Alguien que está presente...

  • Cerca, el más cercano, viniendo...


Este otro detalle pictórico en la parte inferior de la falda de la menina Sarmiento trata de las letras Bet y Alef.


 

Estamos recalcando el uso del nombre de una palabra hebrea: BO, que hace referencia a un tema concreto de la liturgia judía.

 

Efectivamente, sobre la superficie del lienzo de Las Meninas está escrita el nombre de una de las 54 Parashah, o secciones de la Torah, que la comunidad hebrea ha leído, escuchado y meditado, al menos, durante los últimos dos mil años.

 

Y en paralelo, la Haftarah, y en castellano Conclusión, consiste en la lectura cíclica y semanal de ciertos versículos de uno de lo libros de los profetas en el día del Sábado después de haberse leído la Torah.

 

PARASHAH HAFTARAH
Sección de la Torah Texto histórico o profético
15 BO - בא Éxodo 10:1 - 13:16 15 Jeremías 46 - 13:28

 

Esta Haftarah describe el ultimátum de la destrucción de Egipto por el rey de Babilonia Nabucodonosor, en el mismo tono que Moisés amenazó con las plagas al Faraón.

La narración de Jeremías, 46 - 13:28, expresa distintas impresiones de terror por lo que va a suceder; pero lo que realmente subyace en esta especifica Conclusión es el mensaje de esperanza y fidelidad a Israel a través de la idea del retorno a la tierra prometida.

 

        Tú, siervo mío Jacob, no temas, dice Jehovah; porque contigo soy yo; porque haré consumación en todos los gentiles a los cuales te echaré; pero en ti no haré consumación, sino que te castigaré con juicio, y no te talaré del todo.

 

Jeremías 46:28

 

Y en lo concerniente a los versículos de la Torah, Éxodo 10:1 - 13:16, se escribe:

 

   Jehovah manda la octava y novena plaga, la de las langostas y la de la oscuridad, pero aún así el Faraón rehúsa a dejar libre a los israelitas. Es entonces cuando Jehovah revela a Moisés que la décima plaga matará a todos los primogénitos, para lo cual Jehovah, para proteger a los primogénitos israelitas, ordena degollar un cordero y pintar con su sangre las puertas de sus casas. Finalmente, el Faraón permitirá a los israelitas partir de Egipto después de la muerte de su propio heredero.

 

Deberíamos mirar mejor en la esencia de esta pintura y darnos por enterados:


 

Tipografía David


Detalle en el codo derecho de la menina Sarmiento


 

Esta palabra traducida al castellano significa fruncir, si hablamos de ropa, y ser recolectado, si nos referimos a un fruto.

 

Hasta este momento percibimos el delicado gusto del maestro Velázquez eligiendo signos tan especiales para enriquecer a su pintura, y, si bien, podemos crear más incertidumbres de lo que el lector pudiera imaginar, ahí están para ser desentrañadas.

 

   Las peculiaridades del vestir es síntoma de querer o pertenecer a algo; normalmente se muestra esta genuina reivindicación mediante signos determinados o inéditos.

Asimismo, en los ritos de iniciación los ornamentos e insignias suelen tener un significado circunstancial, como trata este acontecimiento especial llamado Las Meninas.

 

El objeto de una marca, y de toda marca, es que se distinga y se entienda.

 

La economía de pinceladas resume la fuerza alusiva de los detalles analizados.




 

La herencia de Felipe IV

 

   Y aquí entra la historia de España, la historia más profunda, humana y política, de la España de ese momento: El hecho angustioso de la falta de un heredero varón, de la posible desaparición en España de la dinastía de los Ausburgo, de los Austrias.

Gravísima cuestión de Estado que altera la vida del rey y la de sus súbditos, que hace tener pendientes, como si España se tratara de una presa moribunda, a los príncipes del resto de las casas reales europeas:

 

Al Borbón, en Francia.

Al duque de Saboya, en Milán.

Al emperador Leopoldo I, en Austria.

Al rey de Portugal.

 

Y el rey Felipe IV se inquieta... [18].

 

   Sin embargo; un año después de pintarse este lienzo el protagonismo de la Infanta Margarita pasaría a un segundo plano, pues se vio relegada por el nacimiento de su hermano, Felipe Próspero [19], pero, dado el carácter de su dignidad real, sólo le quedaba esperar a casarse adolescente con su tío el emperador Leopoldo I de Austria, el hermano de su propia madre.



LA INFANTA MARGARITA DE AUSTRIA - 1660

 

En rojo y plata


En principio, y por la trascendencia de las negociaciones diplomáticas entre España y Francia, preludio de la Paz de los Pirineos, la Infanta María Teresa de Austria perdía los derechos sucesorios a la Corona española a favor de la Infanta Margarita.

 

Pero eso sí; en Las Meninas, año 1656 era cristiana, había quedado plasmado el retrato de la única heredera posible, y propaganda reivindicativa, de la continuidad de los Austrias en el Gobierno de las Españas.

 

Este enredo familiar y político que relatamos es bien sabido por los historiadores.



LOS HEREDEROS DE FELIPE IV

 

Carlos II & Felipe Próspero


Los Habsburgos de Austria no reconocieron el último testamento del rey Carlos II porque Margarita de Austria, al contraer matrimonio con Leopoldo I, no había renunciado al derecho de sucesión a la Corona española; no obstante, éste sería el motivo del inicio de la guerra de Sucesión.

 

En 1696, por mediación de Mariana de Austria, y antes de que el testamento del rey de España, Carlos II el Hechizado, tuviera que ser modificado a favor de Felipe V, el nieto de Luis XIV, fue elegido en primera instancia sucesor José Fernando de Baviera.


 

La hija - María Antonia

 

 

El nieto - José Fernando de Baviera


La descendencia de la Infanta Margarita de Austria


José Fernando de Baviera, Viena 1692 - Munich 1699, era nieto de Margarita de Austria, e hijo del elector de Baviera, Maximiliano Manuel, y de la archiduquesa María Antonia, y, por tanto, bisnieto de Felipe IV.

 

A espaldas de la monarquía española, la firma del Tratado de Partición en La Haya, y bajo el impulso de Luis XIV, se adjudicaba al hijo del elector de Baviera los reinos peninsulares con las Indias y los Países Bajos, al Delfín de Francia; Guipúzcoa, Nápoles y Sicilia con los puertos de Toscana, y el marquesado Final; dejando sólo al Archiduque de Austria el ducado de Milán.

La noticia llegó a España y Carlos II nombró al pequeño José Fernando heredero universal de todos sus Reinos, Estados y Señoríos, sin permitir la renuncia a ninguno de ellos.

 

En los primeros días de 1699 José Fernando cayó enfermo de manera repentina, siéndole diagnosticadas una viruelas locas, el tratamiento prescrito no fue resolutivo, y el 5 de febrero se agravó su estado de salud de manera preocupante.

Esa misma madrugada fallecía; lo que permitía la entrada en el trono español a Felipe V, el nieto de María Teresa de Austria.

En numerosas cortes europeas circuló el rumor de que el pequeño príncipe José Fernando había sido envenenado siguiendo instrucciones de Versalles.




María Teresa de Austria

 

   Finalizadas las conversaciones con los embajadores franceses España fue tratada como una nación vencida, de modo que Luis XIV aceptaba casarse con la hermanastra de la Infanta Margarita, la Infanta María Teresa de Austria, y prima hermana, a su vez, del propio rey Sol.


Tambien á vos, augusta Infanta bella,

En coyunda de amores imperiales,

Reina os venere el sol, y sol la estrella.

En vuestros hijos vean los mortales

Sus príncipes, señores, y sus reyes,

A toda monarquía dando leyes.


SONETO ACROSTICO

 

TERESA

 

 Diego Francisco de Andosilla y Enríquez - Epitalamio a las felices bodas de nuestros Augustos Reyes Filipo y María Ana - 1649.




Encuentro de Felipe IV y Luis XIV el 7 de Junio de 1660.

A la izquierda la Infanta María Teresa junto a Luis de Haro, y a la derecha el cardenal Mazarino.

 

Obra de Simon Bernard de Saint-André.


El Tratado de París, también llamado la Paz de los Pirineos, 1659, ratificará esta unión.

 

Esta hija del rey Felipe IV y de su primera esposa, la reina Isabel de Borbón, es la gran ausente [20] del cuadro de Las Meninas cuya sangre heredará el primer rey Borbón que reine en España: Felipe V.

 

Felipe de Anjou era hijo de Luis, Delfín de Francia y heredero al trono francés, y de María Victoria de Baviera.

Sus abuelos paternos eran Luis XIV de Francia y María Teresa de Austria. Felipe V, después de todo, era bisnieto del rey español Felipe IV.

 

María Teresa de Austria nació en el Palacio del Escorial el 20 de septiembre de 1638, y murió en Versalles el 30 de julio de 1683.

Con el Rey Sol tuvo seis hijos de los cuales sólo sobrevivió uno de ellos: El gran Delfín.



María Teresa de Austria y el gran Delfín

 

 Charles Beaubrun - 1665 - Museo del Prado


Felipe IV no deseaba este matrimonio de su hija, como así lo manifiesta el rey en una carta dirigida a sor María de Ágreda el 6 de Julio de 1660:

 

   Al fin de los tres días que nos vimos, llego el plazo de entregarles á mi hija con harta ternura de todos, aunque yo fui en el que menos se reconoció, pero en lo ynterior bien lo padecí y bien tube que ofrecer á Dios, haciéndole sacrificio de tal prenda para alcanzar el bien de la paz.

 

En 1667, a la muerte del monarca español, y tal y como hubiera podido sospechar la diplomacia española once años atrás, Luis XIV movió sus piezas alegando la aplicación del derecho hereditario de su esposa, el jus devolutionis, con lo cual emprendía la guerra.

 

   El jus devolutionis especificaba que el hijo de un primer matrimonio tenía el derecho, a la muerte del padre, de reclamar su herencia antes que los hijos del segundo matrimonio; lo que a juicio de sus contemporáneos no justificaba las razones de Luis de apoderarse, en nombre de María Teresa, de una parte de Brabante.











notas a pie de página




1 - Somos del pensar de un sistema político democrático, en donde la libertad, lo discreto y la variedad de pensamientos es el mejor don del que pudiéramos sentirnos orgullosos de ser respetado.


2 - Sor María de Jesús de Ágreda, que tuvo por nombre de pila María Coronel y Arana, nació el 2 de Abril de 1602 y muere el 29 de Marzo de 1665.

A los dieciocho años hizo profesión religiosa, enclaustrándose en el convento de Ágreda, del cual nunca volvería a salir.

 

El Rey Felipe IV escoge a la Madre Ágreda atraído por su atractiva relevancia, que la hizo tomar prestigio notorio ya desde joven.


 

   Los comentarios sobre apariciones en Nuevo Méjico, donde la monja arengaba a las tribus paganas, abren todo un capítulo en esta historia de prestigio.

Existen referencias al respecto:

El padre Benavides cuenta que al llegar a Nuevo México en 1629 recibió una gran sorpresa, pues aunque nadie había oído mentar a Sor María de Jesús, uno de los Júmanos pedía desesperadamente un misionero que los bautizara en su distante aldea.

La abadesa había declarado que había estado en Nuevo México en varias ocasiones, llevando la evangelización a los indios.

Según Kendrick, la única historia de real interés es la de un moro fugitivo de Pamplona que fue inducido por la madre, desde la prisión, a pedir la conversión. Después llevado a Ágreda y puesto ante ella, el convicto la reconoció como la persona que se le había aparecido en la celda y lo había inducido a convertirse.

Interesa, más que discutir la posible veracidad, la repercusión social de tal evento, pues era notorio que con sólo seis años de profesión y 24 de edad, la monja tenía en su reputación el haber inducido a un moro a la conversión.

Su relación epistolar con el rey comenzó en 1643.

En esta correspondencia, de al menos trescientas cartas durante 22 años, la monja logra transmitir valores, opiniones y visiones políticas y religiosas que sirven de guía y acicate al rey en tiempos de corrupción y debilitamiento del imperio.

El lenguaje que usa María de Jesús Ágreda es un ejemplo, como pocos, de la autoridad que la fe y la penetración sicológica le dieron a una mujer en la España del XVII.


Sor María
de Jesús de Ágreda


3 - Los planes del futuro matrimonio de María Teresa se desvelan en una carta autógrafa del rey dirigida a la monja carmelita descalza del convento manchego de San José de Malagón, Sor Luisa Magdalena de Jesús, cuyo verdadero nombre era Luisa Manrique Enríquez, IX Condesa de Paredes.

 

Con fecha del 26 de Septiembre de 1656 escribe el rey a Sor Luisa Magdalena de Jesús:

 

            (...), y el gozo con que me dais la norabuena de los años de vuestra ama, que ya no se puede llamar amita, pues esta hecha muger, y en buena disposicion para que se cumplan vuestros desseos y profecias, contentome con que nos los conceda Nuestro señor, y espero que os a de oir, encomendadselo muy de veras, pues estoy con resolución de empezar a tratar esta materia, tan importante para estos Reinos, y para mi, (...)

 

La voluntad sucesoria de Felipe IV, en los preparativos y negociaciones con el reino de Francia, es, de hecho, una cuestión familiar doce días antes del momento de Las Meninas el siete de Octubre de 1656.

Es decir:

 

             La resolución de retirar a María Teresa de la sucesión directa al trono español estaba ya acatada por el propio rey antes de ser finalizado el lienzo de Las Meninas de Velázquez.

 

Velázquez y la familia real a través de un epistolario de Felipe IV - Antonio Moreno Garrido y Miguel Ángel Gamonal Torres.

Cuadernos de Arte de la Fundación Universitaria 12 - Madrid 1988.


4 - Es significativo los libros sobre esta materia en la biblioteca del pintor, y esta idea bien pudo el artista consultarla en su biblioteca personal, por ejemplo:

 

Página 81 - En el THEATRO DEL MUNDO Y DEL TIEMPO, del italiano Juan Pablo Gallucio, traducción castellana de Miguel Pérez, publicada en Granada en 1606.

 

El traductor Miguel Pérez relaciona; los signos que cauſan los .4. tiempos del año, y los ſignos mouibles, fixos y comunes con el Salmo 74:17:

 

Los terminos tu puſiſte; del inuierno, y el verano Señor hecho por tu mano.

 

אתה הצבת כל־גבולות ארץ קיץ וחרף אתה יצרתם׃


5 - Los signos que señalamos sobre la superficie de Las Meninas hacen pensar en la elección y proclamación pictórica, al menos a los ojos de la reina madre Mariana, de la heredera oficial al trono de los Reinos de España, y, ya que en estos momentos la posibilidad de un enlace matrimonial entre María Teresa y Luis XIV se consideraba seriamente para dar fin a la guerra con el reino de Francia, la suerte estaba echada.

 

Escribe Saavedra Fajardo en su empresa 70:


   Habiendo, pues, de suceder uno en la Corona, fue muy conforme a la Naturaleza seguir su orden, prefiriendo a los demás hermanos al que primero había favorecido con el ser y con la luz, y que ni la minoridad ni otros defectos naturales le quitasen el derecho ya adquirido, considerando mayores inconvenientes en que pasase a otro. De que nos dan muchos exemplos las Sagradas Letras.

   La misma causa y el mismo derecho concurren en las hembras para ser admitidas a la Corona a falta de varones, porque la competencia sobre el derecho no la divida, constando ordinariamente de Estados que pertenecen a diversos sujetos cuando falta la descendencia. Y, aunque la ley sálica, con pretexto de la honestidad y de la fragilidad del sexo (si ya no fue envidia y ambición de los hombres), consideró (a pesar de ilustres exemplos que califican el consejo y valor de las hembras) muchos inconvenientes para excluillas del reino, ninguno pesa más que éste. Antes, se ofrecen conveniencias muy graves para admitillas al ceptro, porque se quita la competencia, y della las guerras civiles sobre la sucesión. Y, casando la hija que sucede con grandes príncipes, se acrecen a la Corona grandes Estados, como sucedió a la de Castilla y a la casa de Austria. Solamente podría considerarse esto por inconveniente en los principados pequeños, porque, casando las hembras con reyes, no se pierda la familia y se confunda el Estado.


EMPRESA 70


DVM SCINDITVR FRANGOR

 

No divida entre sus hijos los estados.

 

Un árbol ceñido con una corona partida, que representa al estado, es resquebrajado por dos brazos.

 

Diego Saavedra Fajardo, Empresas Políticas, edición de Milán de 1642. Editorial Planeta 1988, Francisco Javier Díez de Revenga.


6 - En el museo National Gallery de Londres se halla la tabla: Los desposorios de los Arnolfini, firmada en el año 1434 por Jan Van Eyck; 1390-1441.

Esta obra de Van Eyck aparece en el Inventario del año 1789 en el Palacio Real de Madrid, aunque, más tarde, fue robada por un general de Napoleón a principio del siglo XIX.

Recordaríamos con este dato que esta pequeña Obra Maestra, de 81,8 cm. por 59,7 cm., se encontraba en el siglo XVII en la completísima colección de pintura del rey Felipe IV.


7 - Página 166 - Empresa nº 27 - SPECIE RELLIGIONIS. Idea de un Príncipe Político Christiano. Diego Saavedra Fajardo. Valencia. 1655.

 

   Lo que no pudo la fuerça, ni la porfia de muchos años, pudo vn engaño con eſpecie de Religion, introduciendo los Griegos ſus armas en Troya dentro del deſimulado vientre de vn cavallo de madera con pretexto de voto a Minerva. Ni el interno ruido de las armas, ni la advertencia de algunos ciudadanos recatados; ni el aver de entrar por los muros rotos, apenas engolfadas las naves Griegas, ni el detenerſe entre ellos baſtò para que el pueblo depuſieſe el engaño: tal es en el la fuerça de la religion.


8 - La república de Pisa, a finales del siglo XII, era una gran potencia comercial con delegaciones en todo el norte de África.

En una de estas delegaciones, en la ciudad argelina de Bugía, uno de los hijos de Bonaccio, el responsable de la oficina de aduanas en la ciudad, Leonardo, es educado por un tutor árabe en los secretos del cálculo posicional hindú y tiene su primer contacto con lo que acabaría convirtiéndose, gracias a él, en uno de los más magníficos regalos del mundo árabe a la cultura occidental: Nuestro actual sistema de numeración.

 

Leonardo de Pisa, Fibonacci, nombre con el que pasará a la Historia, aprovechó sus viajes comerciales por todo el mediterráneo; Egipto, Siria, Sicilia, Grecia..., para entablar contacto con los matemáticos más notables de la época, y descubrir también los Elementos de Euclides, que tomará como modelo de estilo y de rigor.

De su deseo de poner en orden todo cuanto había aprendido, de Aritmética y Álgebra, en 1202 brinda a sus colegas comerciantes un potente sistema de cálculo, cuyas ventajas él había ya experimentado: El Liber Abbaci, la primera Summa matemática de la Edad Media.

En este libro aparecen, por primera vez en Occidente, las nueve cifras hindúes y el signo del cero.

 

Leonardo de Pisa en su obra proporciona reglas claras;

Después de los siglos Fibonacci es más conocido entre los matemáticos por una curiosa sucesión de números:

 

1, 1, 2, 3, 5, 8, 13, 21, 34, 55, 89, 144, ...

 

que colocó en el margen de su Liber Abbaci junto al conocido problema de los conejos, que más que un problema parece un acertijo de matemáticas recreativas.

La pregunta al problema diría así:

 

       ¿Cuántas parejas de conejos se producirán en un año, comenzado con una pareja única, si cada mes cualquier pareja engendra otra pareja, que se reproduce a su vez desde el segundo mes?


 

Parium

1

Primus

2

Secundus

3

Tercius

5

Quartus

8

Quintus

13

Sestus

21

Septimus

34

Octauus

55

Nonus

89

Decimus

144

Undecimus

233

Duodecimus

377

 

Quot paria coniculorum in uno anno ex uno pario germinentur.

 

   Qvidam posuit unum par cuniculorum in quodam loco, qui erat undique pariete circundatus, ut sciret, quot ex eo paria germinarentur in uno anno: cum natura eorum sit per singulum mensem aliud par germinare; et in secundo mense ab eorum natiuitate germinant. Quia suprascriptum par in primo mense germinat, duplicabis ipsum, erunt paria duo in uno mense. Ex quibus unum, scilicet primum, in secundo mense geminat; et sic sunt in secundo mense paria 3; ex quibus in uno mense duo pregnantur; et geminantur in tercio mense paria 2 coniculorum; et sic sunt paria 5 in ipso mense; ex quibus in ipso pregnantur paria 3; et sunt in quarto mense paria 8; ex quibus paria 5 geminant alia paria 5: quibus additis cum parijs 8, faciunt paria 13 in quinto mense; ex quibus paria 5, que geminata fuerunt in ipso mense, non concipiunt in ipso mense, sed alia 8 paria pregnantur; et sic sunt in sexto mense paria 21; cum quibus additis parijs 13, que geminantur in septimo, erunt in ipso paria 34; cum quibus additis parijs 21, que geminantur in octauo mense, erunt in ipso paria 55; cum quibus additis parjis 34, que geminantur in nono mense, erunt in ipso paria 89; cum quibus additis rursum parijs 55, que geminantur in decimo mense 144; cum quibus additis rursum parijs 89, que geminantur in undecimo mense, erunt in ipso paria 233. Cum quibus etiam additis parijs 144, que geminantur in ultimo mense, erunt paria 377; et tot paria peperit suprascriptum par in prefato loco in capite unius anni. Potes enim uidere in hac margine, qualiter hoc operati fuimus, scilicet quod iunximus primum numerum cum secundo, uidelicet 1 cum 2; et secundum cum tercio; et tercium cum quarto; et quartum cum quinto, et sic deinceps, donec iunximus decimum cum undecimo, uidelicet 144 cum 233; et habuimus suprascriptorum cuniculorum summam, uidelicet 377; et sic posses facere per ordinem de infinitis numeris mensibus.


 

Página 285 - SCRTTI DI LEONARDO PISANO - Matematico del Secolo Decimoterzo. Pubblicati da Baldassarre Boncompagni. Volume I Liber Abbaci. Roma - MDCCCLVII.


9 - Texto completo de la Ley de Sucesión redactado por Alfonso X el Sabio.

 

Segunda Partida - Título XV

 

Ley II - Como el Fijo mayor ha adelantamiento, e mayoria sobre los otros sus hermanos.

 

Mayoria en nascer primero, es muy grand señal de amor, que muestra Dios a los fijos de los Reyes, aquellos que el la da, entre los otros sus hermanos, que nascen despues del. Ca aquel a quien esta honrra quiere fazer, bien da a entender, que lo adelanta, e lo pone sobre los otros, porque le deuen obedescer, e guardar, assi como a padre, e a Señor. E que esto sea verdad, prueuase por tres razones. La primera naturalmente. La segunda por ley. La tercera por costumbre. Ca segun natura, pues que el padre, e la madre, cobdician auer linaje que herede lo suyo, aquel que primero nasce, e llega mas ayna para complir lo que dessean ellos, aquel por derecho deue ser mas amado dellos, e lo ha de auer. E segun ley se prueua, por lo que dixo nuestro Señor Dios a Abraham, quando le mando (como prouandole) que tomasse su fijo Ysaac el primero, que mucho amaua, e le degollasse por amor del. E esto le dixo por dos razones. La una, porque aquel era el fijo que mas amaua, assi como a si mesmo, por lo que de suso diximos. La otra, porque Dios le auia escogido por Santo, quando quiso que nasciesse primero, e por esso le mando, que de aquel le fiziesse sacrificio. Ca segund el dixo a Moysen, en la vieja Ley, todo masculo que nasciesse primeramente, seria llamado cosa santa de Dios. E que los hermanos le deuen tener en lugar de padre, se muestra, porque el ha mas dias que ellos, e vino primero al mundo. E que le han de obedescer como a Señor, se prueua por las palabras, que dizo Ysac, a Jacob su fijo, quando le dio la bendicion, cuydando que era el mayor: Tu seras Señor de tus hermanos, e ante ti se encoruaran los fijos de tu madre: e aquel que bendixeres, sera bendito, e aquel que maldixeres caerle ha maldicion. Onde, por todas estas palabras, se da a entender, que el fijo mayor ha poder sobre los otros sus hermanos, assi como padre, e Señor; e que ellos aquel lugar le deuen tener. Otrosi, segun antigua costumbre, como quier que los padres, comunalmente, auian piedad de los otros fijos, non quisieron que el mayor lo ouiesse todo, mas que cada uno dellos ouiesse su parte. Pero con todo esso, los omes Sabios, e entendidos, catando el pro comunal de todos, e conosciendo, que esta particion, non se podria fazer en los Reynos, que destruydos non fuessen, segun nuestro Señor Jesu Christo dixo, que todo Reyno partido seria estragado, touieron por derecho que el Señorio del Reyno non lo ouiesse, si non el fijo mayor, despues de la muerte de su padre. E esto usaron siempre, en todas las tierras del mundo, do quier que el Señorio ouieron por linaje, e mayormente en España. E por escusar muchos males, que acaescieron, e podrian aun ser fechos, pusieron, que el Señorio del Reyno heredassen siempre aquellos, que viniessen por la liña derecha. E porende establescieron, que si fijo varon y non ouiesse, la fija mayor heredasse el Reyno. E aun mandaron, que si el fijo mayor muriesse, ante que heredasse, si dexasse fijo o fija, que ouiesse de su muger legitima, que aquel, o aquella lo ouiesse, e non otro ninguno. Pero si todos estos falleciessen, deue heredar el Reyno el mas propinco pariente, que ouiesse, seyendo ome para ello; non auiendo fecho cosa, por que lo deuiesse perder. Onde todas estas cosas es el Pueblo tenudo de guardar: ca de otra guisa, non podria el Rey ser complidamente guardado, si ellos assi non guardassen el Reyno. E porende, qualquier que contra esto fiziesse, faria traycion conoscida, e deue auer tal pena, como de suso es dicha, de aquellos que desconoscen Señorio al Rey.


Las siete partidas del Rey D. Alfonso X el Sabio - José Berní y Catalá ; Gregorio López de Tovar. Editor - Benito Monfort - Valencia 1767.


10 - Uno de los elementos que hemos aplicado sobre la superficie del lienzo de Las Meninas trata del cuadrado ajedrezado de 64 casillas, y representa, además de herramienta del trabajo geométrico, la alegoría del pavimento cuadrado del mundo simbólico masónico.

No hay duda que en cualquier dibujo, grabado o pintura de este tipo de sociedades secretas es parte iconográfica de la meditación y reflexión del iniciado.



Geometría del Árbol Sagrado de Las Meninas


Al vislumbrar por primera vez el interior de una logia se capta de inmediato su peculiar sistema filosófico.

Un método que tiene por objetivo representar en imágenes los materiales de trabajo de la existencia del masón.


11 - En el Sefer Yetzirah, cuyo texto es el tratado más antiguo del mundo contemplativo hebreo, se describe el proceso cosmogónico mediante la combinación de letras hebreas; letras que equivalen a los ladrillos de los que se sirve el Arquitecto Divino para la construcción del mundo.

 

La fecha de composición de este texto es causa de debate; la mayoría de los entendidos están de acuerdo en que fue escrito o compilado entre el siglo II y VI. Sin embargo, Steven M. Wasserstrom ha señalado de una clara transición islámica en el siglo IX, aunque es del todo seguro que ejerció una gran influencia especulativa y mística durante el siglo X.

 

De acuerdo a Ithamar Gruenwald hay tres primeras versiones del Sefer Yetzirah o Libro de la Creación; una corta, otra larga y la llamada versión Saadia con comentarios del temprano siglo X, cuya versión más larga contiene algo menos de 2500 palabras.

 

Traducción por Myriam Eisenfeld - Edición príncipe, publicado por Ya'akov ben Naphtali Gazolo. Mantua - 1562. Sefer Yetzirah - El Libro de la Creación - Ediciones Obelisco - 1992.

Con comentarios de Yitzhak Saggi Nehor, también conocido como Isaac el Ciego, Rabbi Saadia al-Fayyumi, Rabbi Abraham ben David, Rabí Moshé ben Nahmán, Rabbi El'azar ben Yehudah y Rabbi Moses Botarel.


12 - Apartado 86 - El Libro de la Claridad - Sefer ha-Bahir.


פו. ומה ראית לרבות מ"ם בפתיחה וסתימה, משום דאמרינן אל תקרי ומה ראית לרבות מ"ם בפתיחה וסתימה, משום דאמרינן אל תקרי מ"ם אלא מים, והאשה קרה על כן צריכה להתחמם בזכר, ומה ראית לרבות נו"ן כפופה וארוכה דכתיב (תהלים ע"ב יז) לפני שמש ינון שמו, משני נוני"ן, נו"ן כפופה וארוכה, וצריך להיות ע"י זכר ונקבה׃

 86. ¿Por qué la letra men tiene dos formas; una curva y otra alargada?

Porque decimos; no leas mem, sino mayim, agua.

La mujer es fría, y, sin embargo, debe ser calentada por el macho.

 

¿Por qué la letra nun tiene dos formas, una curva y otra alargada?

Porque está escrito en Salmos 72:17:

 

Que su nombre se perpetúe, Yinon, tanto como dure el sol.

 

Y esto es a partir de las dos nun; la curva, נ, y la alargada, ן, y debe ser a través del macho y la hembra.


13 - En una carta, fechada en Madrid el 10 de Octubre de 1656 dirigida a Sor María de Ágreda, el rey Felipe IV se despacha en el último renglón con esta frase:

 

y no olvideis de la sucession desta Monarquia.

 

Página 451 - Tomo II - Cartas de Sor María de Ágreda y del Rey Don Felipe IV. Francisco Silvela. Madrid. 1885.

 

Paradójicamente el rey parece no satisfacerse con Infantas herederas, ya que tenía en ese momento dos hijas de distintas madres.

Este estudio da fecha al lienzo de Las Meninas, y lo sitúa ya acabado para el 7 de Octubre de 1656, es decir; en el séptimo aniversario de las bodas de los monarcas, que cayó en Sábado.


14 - Nos hacemos cargo en que sacra misión se vio envuelta la menina María Agustina Sarmiento.

Diego Sarmiento de Sotomayor y Luna casó en Eibar el 24 de agosto de 1635 con Juana de Isasi Idiáquez y Ladrón de Guevara, 2º condesa de Pie de Concha, nacida el 28 de Julio de 1616, y que murió en 1645, fue hija de Juan de Isasi e Idiáquez, 1º conde de Pie de Concha, y de su segunda mujer María Bonifaz Ladrón de Guevara.


 

 
  • María Sarmiento de Isasi, nombre que corresponde a María Agustina Sarmiento y Sotomayor, nace el 9 de Febrero de 1637.

  • Casó en 1659 con Don Juan Domingo Ramírez de Arellano y Mendoza, 9º conde de Aguilar de Inestrillas, Grande de España, 2º conde de Villamor, 3º marqués de Hinojosa, 12º señor de los Cameros.

Hijo de Juan Ramírez de Arellano, 8º conde de Aguilar de Inestrillas, Grande de España, y de Ana María de Mendoza, 2º marquesa de Hinojosa: Sin sucesión.

  • Y su segundo matrimonio con Diego Felipe Zapata de Mendoza, 4º conde de Barajas, y de Coruña, marqués de la Alameda, que murió el 11 de Diciembre de 1684.

Hijo de Antonio Zapata Riederer Mendoza y Paar, 3º conde de Barajas, y de Ana de Silva Guzmán Portugal y Silva: Sin sucesión.


Escudo de Armas de los Sarmientos

 

En campo de gules, trece bezante de oro colocados de tres en tres y uno de non.


 

15 - El Hexagrama, a causa de su simetría geométrica, ha sido un símbolo conocido en muchas culturas desde tiempos antiguos.

 

Este gráfico hexagonal tiene su origen en la antigüedad más remota y, junto con la estrella de cinco puntas, se usó tanto como signo mágico como de adorno.

Pitágoras y sus seguidores repararon en el simbolismo cósmico del Hexagrama y del Pentagrama.

En la Edad Media la Estrella de David aparece con gran frecuencia entre la comunidad judía, pero sin asumir ningún significado religioso especial.

En esta misma época se halla a menudo integrado como ornamento en algunas iglesias cristianas medievales.

El término Escudo de David en la liturgia judía representa a Dios como el protector o escudo de David.

 

Los musulmanes, algunos gnósticos y los Templarios conocían a esta figura geométrica como Sello de Salomón, y le atribuían vinculaciones ocultas con el Templo de Jerusalén.

Este emblema ganó popularidad entre los místicos medievales, quienes le atribuyeron poderes mágicos a este Sello de Salomón o Hexagrama, como anteriores tradiciones mágicas ya habían hecho con la estrella de cinco puntas.

Los cabalistas popularizaron el uso de este símbolo como amuleto de protección contra los espíritus maléficos.

La misma tradición cabalística nos enseña que el triángulo que señala hacia abajo representa la sexualidad femenina, y el triángulo que señala hacia arriba la sexualidad masculina:

 

     Este esquema simboliza la unidad y la armonía; lo de arriba es lo de abajo, y lo de abajo es lo de arriba, como proclama el hermetismo.



En la alquimia estos dos triángulos simbolizan uno el elemento fuego y el otro el del agua.

El Hexagrama representa, por tanto, la conciliación de los opuestos y la interpenetración de los dos reinos: El terrenal y el celeste.

 

En España, a partir del siglo XIII, encontramos escritos judíos religiosos decorados con Estrellas de David que a veces sirven de colofón en libros escritos en micrografía.

El Hexagrama había surgido antes como elemento decorativo que se utilizaba para rellenar espacios, o para marcar la división entre capítulos en manuscritos hebreos y arameos.

En algunos manuscritos hebreos, procedentes de España, aparecen dibujadas Estrellas de David junto a los versículos que hablan de la nostalgia por retornar a Sión.

 

De esta suerte, estos dos triángulos equiláteros entrelazados se transformaron en expresión del cielo y su reflejo en la tierra, de lo divino y su irradiación en la creación, del macrocosmos y microcosmos, del espíritu y la materia.

 

El Ministerio del Exterior de Israel nos amplia esta información:

 

     El Sello de Salomón combina la fuerza y la belleza, el simbolismo y la cualidad ilustrativa; todo ello en una figura geométrica, el motivo característico más importante del arte islámico. El amor del artista musulmán por la geometría, permite expresar la verdadera esencia del Sello de Salomón como símbolo de conexión entre ambos mundos; en este contexto, simboliza la relación que hay entre la ciencia, la belleza y la metafísica, con elementos de medicina y magia, astronomía y astrología, el arte del regadío y su influencia en el jardín, y la conexión simbólica entre los jardines de recreo y el Jardín del Edén, entre el cielo y las cúpulas arquitectónicas y entre la cosmología tradicional y su nexo con la religión.

 

En la India representa el Yantra.

Podríamos añadir aún más usos que ha tenido y tiene estos dos triángulos equiláteros entrelazados, pero con lo mencionado nos quedamos satisfechos.


16 - El Cantar de los Cantares de Salomón; 8-6.

Consultaremos el midrás Cantar de los Cantares Rabbá compuesto alrededor del siglo VI.

 

8 – 6.3.3. También dijeron los israelitas ante el Santo, bendito sea; grábame como un sello sobre tu corazón, como un sello sobre tu brazo, y los Profetas les dijeron: No lo habéis solicitado adecuadamente, porque las razones del corazón unas veces se muestran y otras no, y entonces no se vería el sello. - ¿Y cómo sería adecuado? - y serás en la mano de Jehová corona magnífica. [ Is 62,3 ]

8 – 6.3.4. R. Simón b Quizit dijo en nombre de R. Leví: El Santo, bendito sea, les dijo: Ni vosotros ni los profetas habéis pedido adecuadamente, pues también un rey terrenal pasa y la corona acaba cayendo de su cabeza y el dosel encima de él.

 

Página 311 - Midrás Cantar de los Cantares Rabbá - Luis Fernando Girón Blanc. Editorial Verbo Divino. 1991.


17 - Benito Arias Montano.

Nace en Fregenal de la Sierra, Badajoz, en 1527, y muere en Sevilla el 6 de julio de 1598.

Orientalista, capellán de Felipe II, bibliotecario de El Escorial, consejero secreto del rey en los asuntos de Flandes y Portugal, director de la Biblia Políglota de Amberes, escribió, normalmente en latín, sobre asuntos bíblicos.

En 1559 fue investigado por la Inquisición por su presunta condición de converso, y al año siguiente ingresaba en la Orden de Santiago.

Francisco Pacheco, el suegro de Velázquez, le retrató y le escribió un Elogio.


18 - Extracto de la conferencia: El encaje de la manga de la enana Mari-Bárbola en Las Meninas de Velázquez, impartida el día 3 de diciembre de 1996 por Manuela B. Mena Marqués en el Salón de actos del Museo del Prado.


19 - El nacimiento del príncipe Felipe Próspero, a finales de 1657 en Madrid, relegó al lienzo de Las Meninas a un segundo plano como clara referencia sucesoria.

El nuevo heredero facilitó las negociaciones; pero sin disipar del todo las astutas y políticas esperanzas de la Corona francesa, pues la salud del hijo del rey Felipe IV era muy débil.

El cardenal Mazarino entreveía la posibilidad de engrandecer la Casa Borbón si el rey de Francia, Luis XIV, casaba con su prima hermana, la Infanta María Teresa.

Mientras tanto, el 8 de mayo de 1659 el emisario de España, don Antonio de Pimentel, firmaba una tregua en la guerra que enfrentaba ambas naciones desde hacía varios años, y este hecho abría una nueva brecha diplomática.

El 13 de agosto de 1659 comenzaron las conversaciones entre Luis de Haro y el cardenal Mazarino en la isleta fluvial de los Faisanes, que culminaron el 7 de Noviembre de este mismo año.

La Paz de los Pirineos preparaba el enlace entre las dinastías austriacas y borbónicas, es decir; el matrimonio del rey de Francia Luis XIV con su prima hermana la Infanta María Teresa, la cual renunciaba a los derechos sucesorios de ella misma y de sus descendientes a cambio de una dote de 500.000 ducados de oro, dote que jamás se pagó; por lo que años más tarde ésta fue la causa de la pretensión de Luis XIV a la Corona de los Austrias.


20 - El comentarista Barrionuevo en su Aviso: 24-VII-1655, justo en el momento que la reina Mariana se hallaba embarazada, opina:

 

             (...). No les pesa se dilaten las Cortes, por excusar el juramento de la Infanta, por si fuere varón.

 

Barrionuevo deja bien claro que la Infanta María Teresa a mediados de 1655 no es Princesa de Asturias, por tanto, no se la consideraba la heredera.

Y añadimos el apunte sobre este mismo tema por José Luis Sampedro Escolar:

 

Las Meninas, una discusión eterna. La Sucesión de Felipe IV en 1656.

 

Conferencia pronunciada, dentro del Curso 1999-2000 de la Escuela Marqués de Avilés, en el Consejo Superior de Investigaciones Científicas, el 21 de octubre de 1999, cuyo texto distribuyó la Asociación de Diplomados en Genealogía, Heráldica y Nobiliaria.

 

             (...). El que habría de ser Felipe IV fue, por su parte, jurado en San Jerónimo el 13 de mayo de 1608.

De los hijos de este monarca fue jurado Príncipe Heredero Don Baltasar Carlos, esa gran esperanza tan trágicamente frustrada para la Monarquía Hispánica. Es de reseñar que para cuando se celebró, en San Jerónimo, la Jura de Don Baltasar Carlos, el 7 de mayo de 1632, se optó por denominarlo sencillamente como Príncipe de estos reinos, posiblemente como intento de homogeneizar la estructura de los antiguos reinos peninsulares, fin perseguido por el conde-duque de Olivares.

Tras el fallecimiento de este Príncipe pidieron insistentemente los procuradores en Cortes que se oficializase el papel de presunta heredera que correspondía en ese momento a su hermana María Teresa, pero el Rey Felipe IV tenía poderosísimas razones para negarse a satisfacer esta petición: de una parte, la Reina Mariana, su segunda mujer, aún podía darle descendencia varonil, como de hecho ocurrió en varias ocasiones, naciendo de este matrimonio los Príncipes Felipe Próspero, también muerto prematura y tristemente, y el que habría de ser Carlos II, el último monarca español del linaje de los Habsburgo.

Por otra parte, en esas fechas se estaba negociando la celebración del matrimonio de la Infanta Doña María Teresa con el Rey francés Luis XIV, como culminación solemne de la Paz que en esos momentos trataban de alcanzar los diplomáticos españoles y galos, nupcias que habrían de celebrarse finalmente en 1660 y de las que se aseguraría que años después, en 1700, los derechos de la corona española recayesen en el Duque de Anjou, que vendría a sentarse en nuestro trono como Felipe V, precisamente por ser nieto de esta María Teresa y, por tanto, bisnieto de Felipe IV.

En conclusión, Doña María Teresa, hija de Felipe IV, presunta heredera durante años, no fue jamás Princesa de Asturias, por no ser jurada como tal, pese a las peticiones que se hicieron a su padre, lo cual se comprueba consultando las actas de las reuniones de las Cortes de la época así como de lo dicho por Barrionuevo en sus Avisos. El numerarla como Princesa de Asturias es un error del Padre Risco, quien escribió cien años después de los hechos narrados, cronista copiado unánimemente por los autores que han tratado sobre esta materia con posterioridad. El citado Padre Risco dice que la Infanta Doña María Teresa fue jurada en 1655, y, extrañamente, da toda clase de detalles acerca de una ceremonia que jamás tuvo lugar.

Jamás hemos visto ningún documento de la época que denomine Princesa de Asturias a Doña María Teresa, y no es personaje al que ignoren las crónicas de la época. Sí consta que, con posterioridad, fueron jurados sus hermanos Felipe Próspero (1658) y Carlos, que habría de reinar, último de su estirpe en línea varonil, como Carlos II (1661). En su testamento, otorgado en octubre de 1700, Carlos II declara por heredero a su sobrino nieto el Duque de Anjou; ignoramos si el inmediato fallecimiento del Monarca impidió que se celebrase la correspondiente Jura del heredero por Cortes convocadas al efecto.

 

LA NUMERACIÓN DE LOS PRÍNCIPES DE ASTURIAS - José Luis Sampedro Escolar - Numerario de la Real Academia Matritense de Heráldica y Genealogía - Sesión celebrada el 22 de junio de 2004.




 

La Reina Mariana

 

Aplicación del Pie Real

 

El Árbol de la vida

El Escudo de Armas

La Escalera

La Perspectiva

La Pared del fondo

El Espejo

 

La Herencia

 

La Sagrada Simbología

 

La Astrología

Buena medición

La Paleta del pintor

Los Planos

La Divina Proporción

 

El color del Aire

 

La Puerta

 

Acotación

La Paz de los Pirineos

La Perspectiva de la Puerta

La Infanta Margarita

El Teorema de Pitágoras

 

Coordenadas

 

El Corazón

 

La Espiral

 

El Centro

 

El Bastidor


Todas las páginas de la Web



Site Map


 



 



 

 


a página principal