[ resolución gráfica 1920 X 1080 ]

 





La boda de Mariana de Austria


        El 7 de octubre de 1646 escribía Felipe IV muy abatido a Sor María Jesús de Ágreda [1]:


 Ayer recibí vuestra carta, pero os confieso no me hallo para responderos ahora á ella pues me tiene nuestro Señor en estado que hago mucho en estar vivo; desde ayer acá tengo a mi hijo muy apretado de una gran calentura, y hoy está delirando todo el día.


El 9 de octubre se le administró los sacramentos al príncipe Baltasar, falleciendo aquella misma noche sin haber cumplido 17 años, y cuyo triste desenlace afectó gravemente a la herencia de la Corona española.

 

Esta fatídica noticia se redacta en latín en una elegía dedicada a Felipe IV, en el manuscrito nº 22.953, página 267, del British Museum, fechado en 1646.




El príncipe Baltasar Carlos

 

Óleo de Diego Velázquez, 1635



En los versículos 33 y 34 leemos el siguiente Cronograma:

 


L + V + X + C + I + L + V + X + D + I + C + C + V + D + C + V + L + I + I + L + I + I = 1646.

 

50 + 5 + 10 + 100 + 1 + 50 + 5 + 10 + 500 + 1 + 100 + 100 + 5 + 500 + 100 + 5 + 50 + 1 + 1 + 50 + 1 + 1 = 1646.


Es decir:

 

El noveno día de Octubre es un día terrible; el heredero muere. ¡Ay! Baltasar la vida y la gloria del trono occidental.

 

Como resume Diego Díaz de la Carrera en la página 7 de su libro: Honras y exequias en la muerte de la Alta y Catolica Señora Doña Isabel de Borbon. Madrid. 1645.



 

Y ſe puede aqui reparar, quan infauſto ha ſido el mes de Octubre para las Reynas de Eſpaña, pues en el han fallecido quatro ſucceſsivamente. A tres la Reyna D. Isabel de la Paz; à veinte î ſeis la Reyna D. Ana de Avstria; à tres la Reyna D. Margarita; i à ſeis la Reyna D. Isabel nueſtra ſeñora.




Margarita de Austria

Bartolomé González 1609

 

25/XII/ 1584 - 3/X/ 1611


Baltasar Carlos

Diego Velázquez 1634

 

17/X/ 1629 - 9/X/ 1646


Isabel de Borbón

Rodrigo de Villandrando 1620

 

22/XI/ 1602 - 6/X/ 1644



La reina Mariana nació el 22 de Diciembre de 1634 en Neustadt, y estuvo primero prometida a su primo hermano el príncipe Baltasar Carlos, pero que tras su muerte, su padre, el ya viudo rey de España, Felipe IV, volvió de nuevo a casarse con su sobrina Mariana, a la sazón una princesa alemana de catorce años, en Octubre de 1649.




El príncipe Baltasar Carlos con 16 años

Juan Bautista Martínez del Mazo

 

Museo del Prado - Madrid


Mariana de Austria con 12 años

Frans Luycks

 

Museo del Prado - Madrid



El Viaje de la Serenissima Reyna Doña Maria Ana de Auſtria, segunda Muger de Don Phelipe Quarto, deſte nombre Rey Catholico de Hespana, deſde la Imperial Viena haſta la Real Corte de Madrid, está bien documentado.




Embarco de Mariana de Austria en el puerto de Finale Ligur

 

Palacio Real de Nápoles


Nuestro testigo, Gerónimo Mascareñas, Cavallero de la Orden de Calatrava, escribe [2]:


   Iueves ſiete de Octubre; à las diez de la mañana, entrò el Rey Nueſtro Señor en Navalcarnero, acompañado de todo lo más luzido de ſu Corte; y apeandoſe en la caſa donde ſe hallava la Reyna, la hizo la primer viſita, que durò breve eſpacio; porque luego ſalieron à la Capilla, que eſtava diſpueſta, para recibir las bendiciones conjugales. Hizo eſta funcion, con las ceremonias de ſemejantes actos, el Eminentiſsimo ſeñor Don Balthaſar de Moſcoſo y Sandoval, Cardenal de Santa Cruz de Ieruſalen, Arçobiſpo de Toledo, con áſsiſtencia del Iluſtriſsimo ſeñor Don Alonſo Perez de Guzman, Patriarca de la Indias, Limoſnero Mayor de ſu Mageſtad; y general alegria de los vaſſallos, que tanto avian deſeado ver efectuado Matrimonio, de que ſe prometen la deſeada paz, y tranquilidad en toda la Monarquia.




Medio Felipe de plata - Ceca de MILÁN

 

Anverso: ·PHILIPP·IIII·HISP·RE·ET·ME·DVC.

 

Reverso: ·MARIÆ·ANNÆ·PHILIP·IIII·HISP·ETC·REG·VX·1649·



Esta boda anticipaba las primicias del cumplimiento del rey Felipe IV con su linaje:

 

El ansiado heredero.

 

El acontecimiento tuvo una gran repercusión, y relanzaba una era, tan apremiante, que, suscitando una reanimada esperanza en el Reino de las Españas, hacía olvidar las incertidumbres de su gobierno.


F, eliciſsima Vnion, que en Nudos de Oro,

E, nlazas con Volantes Inmortales,

L, as Dos Almas del Mundo mas Reales,

I, cuya Suceſsion ya Tiembla el Moro;

P, ues del Amor Divino el Alto Coro

E, ſparçe, en Tiſus Flores Celeſtiales;

Y, haſta ſu Empireo, quiere que Imperiales;

M, ultipliquen ſus Nietos el Decoro;

A, l Yugo de FELIPE Y MARIANA,

R, eal, Nuevo Trofeo ſe ha Erigido;

I, magen Fiel del Alma de ſu Gloria.

A, qui de Tu Grandeza Soberana,

N, o queda en que a triunfar llegue el Olvido.

A, plaude el Voto, Eterno a Tu Memoria·

 

SONETO ACRÓSTICO

 

FELIPE, Y MARIANA.

 

Don Ioseph Pellicer de Tovar

 

Croniſta Mayor de Su Mageſtad, y de su Conſejo. Año M.D.C.L.


El águila bicéfala simbolizaba en el siglo XVII, pues, la perfecta unión del Sacro Imperio Romano Germánico de los Habsburgos con la Monarquía Hispánica, incluidos los virreinatos en tierras americanas y las colonias en el continente asiático.


El emblema de los Habsburgos



Ante tal poderío, sorprende el afán de los Habsburgos de casarse con sus parientes más cercanos para mantener la herencia intacta, una política matrimonial que tuvo graves consecuencias.

Mariana de Austria, pues, era hija de los emperadores del Sacro Imperio Romano Germánico, Fernando III y María de Hungría, cuya madre era, a su vez, hermana del rey de España Felipe IV, y portaba en su sangre la hemofilia, enfermedad hereditaria que padeció su hijo Carlos II, el último heredero de esta familia al trono español.




Los Emperadores del Sacro Imperio Romano Germánico

 

Tarot de Marseille. Paris. 1650

 

Jean Noblet - Fabricante de Cartas



La llegada de Mariana a Madrid venía a llenar el gran vacío dejado por la muerte del heredero Baltasar Carlos, la de su madre la reina Isabel de Borbón, primera esposa del rey Felipe IV, y la del otrora protector de la monarquía; el Conde Duque de Olivares, y, en contrapartida, para alegría de todos, hacía olvidar un prolongado duelo que había cerrado todos los teatros durante cinco años.




La lección de equitación del príncipe Baltasar Carlos - 1634

 

Colección Duke of Westminster - London

     


Retrato del Conde Duque de Olivares, y en el balcón:

 

Felipe IV & La reina Isabel de Borbón



En 1643, cuando Luis de Haro llega al poder, el cual había sucedido a su tío el Conde Duque de Olivares, España se enfrentaba a un panorama político abierto en varios frentes:

La Corona española, con tal de mantener su prestigio, fió la gestión de sus finanzas a la tupida red portuguesa; y, eso sí, en estos momentos de guerra, los asentistas eran el único enlace con el mercado de capitales de Ámsterdam [4].

 

Tras el segundo viaje a Italia se produce, pues, la primera toma de contacto entre la reina Mariana y los pinceles del maestro español, en un momento en el que se renovará la moda, y, en consecuencia, la apariencia del retrato de corte en esta última etapa velazqueña, como es el ejemplo del óleo de la reina Mariana de Austria del año 1652, entonces madre de la infanta Margarita de un año y medio de edad, en donde el pintor promueve un auténtico proyecto dinástico de incierto futuro, pero en el que se expone, sin paliativos, el talante solemne de una antigua celebración hebraica.



Mariana de Austria - VELÁZQUEZ - 1652

 

Museo del Prado - Madrid

 



En este óleo la reina Doña Mariana de Austria viste un traje negro galoneado de plata, que Velázquez armoniza con lazos rojos prendidos en sendas muñecas; sin embargo, destaca más la pincelada vibrante de una descomunal peluca de tirabuzones largos, con tocado de plumas jaspeadas, que contrasta con su rostro inexpresivo.

 

La mano derecha se apoya en el respaldo de un sillón, al que tiene derecho como reina, y en la izquierda, con elegante dejadez, sujeta un enorme pañuelo blanco que destaca sobre la falda acampanada.

 

Al fondo, sobre el tapete de terciopelo carmín de una cómoda, un reloj de torre alemán marca el tiempo, y, a su vez, toda la escena se halla adoselada por un cortinón carmesí que asegura la dignidad regia.




VNI REDDATVR

 

Unos y otros sean ruedas del reloj del gobierno, no la mano.

 

EMPRESA - 57

 



En 1640 Diego Saavedra Fajardo había publicado, en sus Empresas Políticas, una oportuna explicación sobre el reloj de torre alemán que observamos en esta obra [5].

 

En la empresa nº 57 comenta:


      Obran en el relox las ruedas con tan mudo y oculto silencio, que ni se ven ni se oyen. Y, aunque dellas pende todo el artificio, no le atribuyen a sí, antes consultan a la mano su movimiento, y ella sola distingue y señala las hora, mostrándose al pueblo autora de sus puntos. Este concierto y correspondencia se ha de hallar entre el príncipe y sus consejeros.


Y será, pues, en Madrid, en donde la reina Mariana de Austria conviva con dos tendencias opuestas:

Dos maneras de filosofar que anunciaban el comienzo de una nueva era de ciencia y conocimiento [7].

 

No obstante, depositamos suficiente confianza en el lector para que se vaya preparando, poco a poco, a las muchas cuestiones que se han desatendido por descuido o censura intelectual; aunque, al final, siempre es el tiempo el dueño de la verdad.




La ficha técnica


        E
n la radiografía de este lienzo se constata, pues, la superposición del retrato de la reina Mariana sobre un antiguo lienzo del rey Felipe IV que Velázquez aprovechó para tal ocasión.




1656

 

Velázquez

 

Felipe IV

 

National Gallery - Londres

 


1652

 

Velázquez

 

Mariana de Austria

 

Museo del Prado - Madrid





Mariana de Austria - VELÁZQUEZ - 1652

 

Museo del Prado - Madrid



Medidas

Medidas del Catálogo

Unidades

Pulgadas

Centímetros

Altura

234 cm.

113,25

100 pulgadas y 8/12

234,05

Anchura

131,5 cm.

63,75

56 pulgadas y 8/12

131,75


Medidas exactas del retrato de la reina Mariana de Austria

 

En la altura de este lienzo se añadió un Pie Real




La apariencia real


        A parte de que la pintura de Velázquez se reconozca por su gran ilusionismo, la indumentaria del retrato de la reina representa distintos significados:

Una moda que reivindica la monarquía davidiana [8]; y, en caso contrario, serán nuestros ojos y perjuicios los que nieguen un escamoteo velazqueño de primer nivel.

 

Y de destacar, en el calendario perpetuo de Las Meninas, el día del cumpleaños de la reina Mariana de Austria, que nació en Neustadt, Austria, el 22 de Diciembre de 1634, es decir; en el inicio del Invierno.




El factor tiempo
en Las Meninas



Elemento Cualidad Humor Tipo Cromatismo Estación Planeta
Aire Caliente/Húmedo Sangre Sanguíneo Rojo Primavera Mercurio
Fuego Caliente/Seco Bilis amarilla Colérico Oro Verano Marte
Tierra Fría/Seca Bilis negra Melancólico Negro Otoño Saturno
Agua Fría/Húmeda Flema Flemático Plata Invierno Luna


LOS CUATRO TEMPERAMENTOS DE HIPÓCRATES


La reina era, pues, del signo del Zodiaco Capricornio y su planeta regente Saturno.


El signo de Capricornio queda representado por el mito de Amaltea, mitad cabra mitad pez, en quien Rea confió cuando nació Zeus para que lo protegiera de su padre Cronos, el equivalente a Saturno en la mitología latina.



Época del emperador Augusto - 18 a.C.

 

Signo de Capricornio

  • Amaltea,

  • Timón,

  • Orbe celeste

  • y cuerno de la abundancia.


Calderón de la Barca, en su loa para la comedia de FIERAS AFEMINA AMOR, fiesta que se representó a los años de la Reyna nueſtra ſeñora Doña Maria Ana de Auſtria, en el Real Coliſeo del Buen Retiro, documenta que la reina Mariana nació en el solsticio de invierno, es decir; en el día más corto del año.



Viendo el sol, cuan agraviado

Tenia el día, en que su bella

Luz menos se participa,

Desagraviando la ofensa,

Quiso, que naciese en él

Sol, que mas que él resplandezca.

Y así nació Maria Ana

A suplir del sol la ausencia.



La representación tuvo lugar el 18 de Enero de 1670, para celebrar el primer cumpleaños de la archiduquesa María Antonia, nieta de Mariana, y, con algún retraso, el de la misma reina, para el cual se había planeado.

 

En Viena, dos años antes, en el treinta y cuatro cumpleaños de la reina viuda, en una loa cantada por la personificación de los siete planetas, se ensalzaba las siete letras del nombre de Mariana [9].


Apolo

 

Letra, que en ſuerte dichoſa,

Oy has tocado á la mia,

Bien es, que te aplauda M mi alegria

Pues en MARIANA, cifras generoſa,

Del Merito, el Milagro, y lo Maduro,

Lo Mexor, lo Mayor, lo Mas, lo Mucho.

Diana

 

A, Letra, que con raçon

De primera tienes fama;

Que dignamente, en tus luces aclama

De tu Sacro Dueño, oy mi admiracion,

Lo Advertido, Apacible, y Aſſentado,

Lo Atento, Agudo, lo Admirable, y Alto.

Marte

 

R, que tan ſin error,

Mueſtras docta, y entendida,

En ſolo un Caracter, Gracias ſin medida,

Por que en MARIANA ſe admire mejor

Regio Renombre, Rara Religion

Retiro, Reverencia, y Reſplandor.

 

 

 

lupiter

 

I, cuya forma es figura

Del Cetro, que ſignifica,

Y un Punto, a tu Dueño, Glorias multiplica

Por que en ſu punto, mire tu ventura

Iuſta la Inclinacion, Induſtria, Ingenio,

Iuycio, y Iuſtícia á ſu Immortal Imperio.

Mercurio

 

A, que ſegunda, y primera,

Haces armonía á ſu Nombre;

Por que de MARIANA, en el claro Renombre,

Llames a verſe en ſu centro, y esfera,

La Aſſiſtencia al Afan, Amor, y Acuerdo;

Lo Abil, el Alma, el Animo, y Aliento.

Venus

 

N, que con ſolo vn punto

Significas lo admirable;

Oy en tu Punto, de tu Dueño amable

Muy enorabuena ſe repare junto

Nobleça en Natural, NotábIe Nombre,

Qual Ninguna el Nacer, ſin Noche el Norte.

 

 

 

 

 Saturno

 

A, que el Nombre de MARIANA

De tercera vez compónes;

Y porque en ſus Triunfos, mejor le corónes,

Sobre ſus Glorias, la añades vfana

Las de ſu Agrado, ſu Aprecio, y ſu Arte,

Y ſobre lo Amáble, lo Altivo, y lo Angel.

 


 

El origen de la sangre real es abordado por antiguos mitos y leyendas que se remontan al rey David, no obstante, esta creencia se ve respaldada desde que se constituyó la primera monarquía europea, ya que sus miembros trataron de identificarse con los monarcas bíblicos y Cristo.




EL IMPERIO HISPANO ALEMÁN



Emperadores que se debían a sus ancestros y conquistas, como es el caso de Alfonso X el Sabio, rey de Castilla y León, y presumiendo que su dinastía descendía del rey Salomón, solicitaba en una cláusula de su testamento que su corazón fuera llevado;

 

         a la Sancta Tierra de Ultramar, e que lo sotierren en Ierusalem, en el Monte Calvario, allí do yacen algunos de nuestros abuelos.

 

A partir del año 1441, al pasar Nápoles a la corona aragonesa, se comenzó a nombrar como Reino de las Dos Sicilias a la unión de estos dos estados, y los sucesivos soberanos españoles acuñaron monedas en sus cecas sicilianas con el título de:

 

Rex Aragonum Utriusque Siciliae et Hierusalem.

 

Se entiende, pues, que somos testigos de una contradicción total, ya que estos retratos de la reina pintados por Diego Velázquez están concebidos bajo el amparo de una creencia no católica, y hacen valer el linaje de una monarquía davidiana.

 

No obstante, invitan al espectador a dilucidar una sugestiva seña de identidad que se ve sufragada por los pequeños detalles, que es en donde se oculta, más que nada, una declarada convicción teocrática, en la que Dios, como soberano, gobierna por medio de sacerdotes o profetas.

 

Y ahora queda preguntarse de qué manera debía afrontar el pintor el retrato de la reina Mariana de Austria para que sobreviviese, por siempre jamás, haciendo invisible la índole hebrea de ciertos símbolos.

 

El apóstol Pablo, en su carta a Timoteo, ya había aconsejado a las mujeres de que manera tenían que peinarse y vestirse:


    Asimismo también las mujeres, ataviándose de manera honesta, con pudor y modestia; no con peinado ostentoso, u oro, o perlas, o vestidos costosos.

 

1 Timoteo 2:9


Veamos el ejemplo de la carta de presentación de la reina Mariana de Austria:



Mariana de Austria - 1652


        Doña MARIA - ANA, por la Gracia de Dios, Reyna de Caſtilla, de Leon, de Aragon, de las dos Sicilias, de Geruſalen, de Portugal, de Navarra, de las Indias, &.



Pero primero observemos el peinado de la reina Mariana de Austria que simula ser la forma aparente de un objeto hebreo:

 

Estos cabellos representan, pues, el candelabro hebreo de la celebración de la Hanukah cabeza abajo.

 

Esta ecuación visual resuelve, pues, el significado de este suntuoso jeroglífico, y que, al fin, rehabilita, y pone nombre, a un ornamento sagrado descartado en el transcurso de la Historia.


        Es de ley que este pelo encierra un gran engaño, y que no está pintado para ciegos, ciertamente; y, sin embargo, sin desviarse mucho del sentido directo, se hace poco evidente.




Un pañuelo bendito


        Ahora tomaremos la iniciativa, y daremos suficientes indicios, sin caer en la
ignoratio elenchi, o elusión del asunto, y de este modo evidenciar el inexplicable silencio acerca de la intrigante relación pictórica entre Velázquez y la monarquía de los Austrias.

 

No obstante, queremos subrayar que no es una simple conjetura lo que ahora mostraremos, sino un hecho comprobado, cuya realidad será tanto más apreciada cuanto más conocimiento se tenga de la filosofía que nos ocupa, aunque anticipamos que este pañuelo velazqueño encarna, pues, una antigua sabiduría tan suprema que abarca a todas las demás.

 

En este bello pañuelo blanco se bosqueja, pues, un triple juego visual:

De manera, que Velázquez escamotea audazmente en este pañuelo un asunto sagrado de remarcada idolatría, hablamos, pues, de un auténtico testimonio cuya esencia es su nombre divinizado.

 

Y respondió Dios á Moisés:


YO SOY EL QUE SOY

 


Eheieh Asher Eheieh

 

Éxodo 3:14



Velázquez, con realismo convincente, bosqueja la imagen divina en la creencia de un único Dios revelado en el pañuelo de la reina [10], donde se observa, pues, un juego visual vigoroso, de acentuado antropomorfismo, que rompe las normas y mantiene unidos a los dos ancianos de la Kabala:

 

El Macroprosopus & El Microprosopus.

 

Primero buscaremos la fuente de inspiración:



Doménikos Theotokópoulos

 

Detalle de la Coronación de la Virgen - 1591 - Museo del Prado


A la vista de todos, este gran pañuelo blanco sujetado por la mano izquierda de la reina demanda, pues, una gráfica respuesta y una explicación extraordinaria:




EL MACROPROSOPUS VELAZQUEÑO

 

La luz de Dios y su reflejo como textura del pañuelo que sujeta en la mano izquierda la reina Mariana de Austria.

 

אריך אנפין

 

Arij Anpin - El Macroprosopus


El llamado Macroprosopus, Arij Anpin, אריך אנפין, se traduce por:


  • El Largo Rostro

  • El Semblante Extendido

  • El Infinitamente Paciente

  • El Anciano de los Días


A la dimensión interna del Macroprosopus, Arij Anpin, אריך אנפין, se la identifica con el trascendente Atik Yomin, עתיק יומין:


   El Anciano de los Días, que es sinónimo de la Voluntad de las Voluntades,

Primera Voluntad, Divino Deleite y la causa más prístina de la Creación.



 

El Anciano de los Días

 

Arij Anpin - אריך אנפין - El Largo Rostro

 

C. Knorr von Rosenroth - Kabbala Denudata

 

Sulzbach - Alemania - 1677



Se dice que el rostro de Arij Anpin, al descender a través de los niveles de la Creación divina, se hace, progresivamente, más oculto.

 

En el libro la Sagrada Asamblea MenorHA IDRA ZUTA QADISHA, se halla la descripción de este enigmático gran rostro divino presente en el pañuelo del retrato de la Reina Mariana de Austria.

 

En el Capítulo IV:113 se habla:

 

Acerca de los ojos del Anciano de los días



 

LA APERTURA DE LOS OJOS

 

החד כי עין בעין יראו, אימתי בשוב יי' ציון. וכתיב אשר עין בעין נראה אתה יי

 

ואלמלא עינא טבא עלאה דאשגח ואסחי לעינא תתאה לא יכיל עלמא למיקם רגעא חדא

§. 141. Hoc eſt illud, quod ſcriptum eſt [Ieſ 52. v.8.] Quoniam oculo ad oculum videbunt. Quando? Cùm converterit Dominus converſionem Zion. Et ſcriptum eſt [Num. 14. v. 14.] quod oculo in oculo viſus tu Dominne.

§. 142. Et niſi oculus bonus ſuperior reſpiceret & lavaret oculum inferiorem, mundus non poſſet ſubſiſtere vel uniô momentô.

 

§. 141. El virtuoso y el más digno verán en el futuro este ojo de Arij Anpin con espíritu de sabiduría.

Esto es lo que está escrito: Para aquellos que vean el ojo ante el ojo (Isaías 52:8).

¿Cuándo esto sucederá? : Cuando Hashem vuelva a Zion (Ibid.).

Y además está escrito: Que Tu Hashem eres contemplado ojo ante el ojo (Números 14:14).

§. 142. Si no fuera por el ojo supremo de Arij Anpin, que está siempre atento y baña más abajo al ojo de Zeir Anpin, el universo no podría existir incluso por un momento.

 

 

 


De oculis Macroproſopi



Pero aún hay más, sacamos a colación, pues, el estado de presencia permanente de dos rostros sagrados esbozados en el pañuelo blanco que sujeta la reina en su mano izquierda.




EL MICROPROSOPUS VELAZQUEÑO

 

זעיר אנפין

 

Zeir Anpin - Pequeño Rostro - El Microprosopus - Pequeño Semblante



En el Zohar, el texto fundamental de la Kabala, se habla acerca de ciertas apariencias divinas relacionadas con los Sefirot denominadas Partzufim.



פַּרְצוּף - PARTZUF - IMAGEN Significado Sefirot

Arij Anpin

אריך אנפין El Largo Rostro El Anciano de los Días Kether

Abba

אבא Padre Principio masculino Chokhmah
Imma אימא Madre Principio femenino Binah
Zeir Anpin

זעיר אנפין

El Pequeño Rostro El Santo Chesed - Geburah - Tiferet - Nectzah - Hod - Yesod

Nukvah

נוקבה

La Esposa

La Shekinah

Malkhut


Alegorías Divinas



La palabra Partzuf, פַּרְצוּף, significa en hebreo expresión facial:

 

Persona - Mirada - Cara - Forma - Configuración.

 

Su significado doctrinal surge con R. Isaac Luria en el siglo XVI en relación a los procesos cósmicos denominados:

  • Shevirah - Ruptura

  • y Tikun - Rectificación.

En la Kabala estas apariencias señaladas representan, pues, aspectos de la emanación de la Voluntad Divina, y se explica su papel en la creación, donde Arij Anpin, el Macroprosopus, es el homólogo a Zeir Anpin, o sea; el Microprosopus en el Árbol Sagrado de la Vida.


EL ÁRBOL SAGRADO


Es decir; en el Árbol de la Vida los siete orificios pertenecientes al rostro del Microprosopus o Zeir Anpin, se relacionan, a su vez, con las siete letras dobles del alefato, y, de manera exclusiva, con las Sefirot; Chesed, Geburah, Tiferet, Nectzah, Hod y Yesod.

 

Al conjunto de esta conexión se le llama las seis Sefirot de la fábrica o el chico de faces.



El Microprosopus o Zeir Anpin

 

LA VISIÓN DE DIOS.


De aquí, que el antropomorfismo que señalamos de la pared del fondo de Las Meninas trataría de una divinidad cabalística cobijada tras la estructura del Árbol Sagrado.

 

Un escenario cuya profundidad sobrecoge por su meditada disposición a la altura media del Árbol Sagrado.




El Microprosopus o Zeir Anpin


זעיר אנפין

 

A Zeir Anpin se le conoce como El Santo.


Recordaríamos, pues, que el antropomorfismo es la tendencia a atribuir rasgos y cualidades humanas a las divinidades o las cosas, de modo, que los dioses se conciben a semejanza del ser humano.

 

Así, la Historia muestra ejemplos de las diferentes ideas que el hombre ha tenido de la divinidad:

 

Cuanto más intuitivo y concreto es el concepto de Dios más próximo y parecido es al mismo hombre.



LA PULSERA Y EL NOMBRE DE JEHOVAH

 

Heh Vau Heh Yod

H

V H Y


TETRAGRAMA



CALIGRAFÍA DE VELÁZQUEZ



Y se confirma, pues, que la pulsera dorada en la muñeca izquierda de la reina invita a la contemplación plena de los rostros divinos escondidos en el pañuelo blanco, y constituyen, contra toda duda, los testigos de una auténtica vía espiritual:

 

Una reliquia que no viajó en el óleo que se halla actualmente en Viena.



Museo del Prado

Madrid


Museo del Louvre

París


Museo Kunsthistorisches

Viena



A la vista de todo espectador este retrato de la reina Mariana de Austria del Museo del Prado presenta, pues, distintos e importantes símbolos de la tradición oral hebrea, que en la réplica de Viena, y muy lejos de Madrid, fue imposible apreciar falta alguna.

 

Y se entiende, ahora, que al estudio de esta pintura debe sumarse el conocimiento del idioma hebreo, una ayuda necesaria para reconocer más de un nuevo enigma velazqueño, y, añadiríamos, que la réplica del Louvre sobrevivió a la segunda guerra mundial, ya que fue la cara visible de cartel de la exposición que tuvo lugar en Ginebra, entre junio y agosto de 1939, con los principales tesoros del Prado que fueron evacuados a la ciudad suiza durante la Guerra Civil española.

 

Este retrato de Mariana de Austria de Velázquez de la exposición de Ginebra, y actualmente en el museo del Louvre, todavía pertenecía al Museo del Prado, aunque en el año 1940, por acuerdo firmado entre el gobierno español y el francés de Philippe Pétain, este óleo sirvió de moneda de cambio para recuperar una pintura de Bartolomé Esteban Murillo, la Inmaculada de los Venerables, también conocida por el nombre del general Soult, junto con la Dama de Elche.






La firma


        Conozcamos este interesante testimonio:

 

Este óleo, perteneciente a la colección del Museo del Prado de Madrid, está rubricado en hebreo.


JAJED

 

El eco - La reverberación - La respuesta

 

 

 

 

             La mañana viene para ti, oh morador de la tierra; el tiempo viene, cercano está el día; día del alboroto, y no será eco de los montes.

 

Ezequiel 7:7


Ajustándose a la organizada vida social de la reina, Velázquez da a conocer una temeraria celada; un ardid tendido con destreza, y acreditado por la inmunidad del derecho divino de la misma Casa Austria.

 

¡Vaya flagrante detalle!

 

Aunque una vez finalizado este retrato de la reina se mantuvo colgado en las paredes del Monasterio del Escorial en el encubrimiento, y, afortunadamente, se conservó a salvo para ser venerado en silencio [11]:

 

NEC A QUO NEC AD QUEM - NI DE QUIÉN NI PARA QUIÉN


 

ATRIBUTOS ICONOGRÁFICOS

 

  • El sillón indica el derecho de la reina a sentarse en presencia del rey.

  • El paralelismo entre la doble fila de siete tachuelas doradas del respaldo del sillón y la numeración escogida del libro de Ezequiel 7:7.

  • En Ezequiel 7:7, y en ninguna otra parte del Antiguo Testamento, se escribe la palabra ECO.

  • La firma se escribe en la séptima fila del ornamento de la falda de la reina.

  • Las letras que componen la palabra hebrea Jajed, ההד, suman: 5 + 5 + 4 = 14.

  • La suma de los dígitos del año de esta pintura 1 + 6 + 5 + 2 = 14.

  • Mariana se casó en Octubre de 1649 con su tío, Felipe IV, con catorce años.

  • La fecundidad de la mujer se encuentra en su estado más álgido en la mitad del ciclo, en el día 14, cuando se produce la ovulación.

  • Los 14 huesos de las falanges de la mano del ser humano.

 

Gematría de la palabra ECO



Oportunamente, la Gematría del nombre DAVID suma el mismo valor numérico que los caracteres que componen la palabra hebrea ECO de la firma del retrato de la reina Mariana de Austria pintado por Velázquez en 1652.


4

+ 6 + 4 = 14


Gematría de la palabra
DAVID



Y también, del Árbol de la Vida, Etz Chaim, consideraremos la palabra VIDAS.


         
40 + 10 + 10 + 8 = 68

 

6 + 8 = 14


Gematría de la palabra CHAIM



No obstante, aunque parezca casualidad, no hay ninguna duda de que las letras que componen el nombre divino ELOHIM también suman el mismo valor numérico que los caracteres que componen los vocablos VIDAS y el nombre DAVID, el rey de Israel y padre de Salomón.


           
40 + 10 + 5 + 30 + 1 = 86

 

8 + 6 = 14


Gematría de la palabra ELOHIM



En conclusión, a pesar de que el significado de las cuatro palabras siguientes sea distinto se percibe entre ellas una analogía gracias al mismo valor numérico, por lo que se considera, pues, que tienen, necesariamente, una conexión:



ECO - DAVID -VIDAS - ELOHIM



Analizaremos, en consecuencia, el anagrama de las cinco letras de la palabra ELOHIM en un Cuadrado Mágico de 5 x 5 casillas.

 

Veamos:


 

M

I

H

L

E

ם

י

ה

ל

א

4

1

5

3

1


 


En la parte superior se distingue el valor del número Pi


 

Y los tres números pitagóricos por excelencia:


 

3

+

1

+

4

+

1

+

5

=

14



 

Y es muy revelador que el origen de la palabra KABALA derive del Salmo 77, ya que 7 + 7 también es igual a 14, de acuerdo con lo que manifiesta Francisco de Torreblanca Villalpando, 1580-1645, jurista, religioso, escritor, patrono... y de origen judío.


   CABALA dicitur ex voce Hebræa קבל accepit, quia recipere, ſeu acceptare ſignificat, eo quod non ſcripto, ſed quaſi per manus hominum derivatam Hebræi tradiderunt iuxta illud Pſalm. 77 & patres noſtri narraverunt nobis, ſuperſtitionibus, & mendacijs cam complentes. Dicunt enim fuiſſe traditan Moyſi in monte Syna, qua contendunt ipſum in Ægypto, & deſerto plura perpetraſſe, necnon loſue, Elias, Eliſæus, Iſaias, Daniel, & Samuel tot tantaque fecerunt miracula per nomina ſcilicet Hebræa valde ſignificantia, quæ ſi quis bene noſſet, & ad vſum acomodare ſciret, omnia ad libitum poſſe perficere ſerion affirmant, vt habetur in libro peſtilentis doctrina Artabel ארבעתאל in ſept.

 

   Se dice que la palabra KABALA procede de la voz hebrea קבל, que significa recibir o aceptar, la cual no está escrita, pero, como si hubiera surgido de las manos de los hombres, los hebreos la transmitieron conforme está escrito en Salmo 77: Lo que nuestros padres nos contaron, pero se llenó de supersticiones y falsedades. Porque dicen que fue entregada a Moisés en el monte Sinaí, donde discutieron con él en Egipto, y en el desierto obró muchas cosas, así como Josué, Elías, Eliseo, Isaías, Daniel y Samuel realizaron tantas y tantas cosas milagrosas, por medio de nombres significativos, esencialmente hebreos, que cualquiera, conociéndolos bien, y sabiendo ajustarse a ellos, afirma que todo lo puede hacer a voluntad, como se sustenta en la pestilente doctrina del libro de Artabel ארבעתאל en sept.


Lib, I. de Magia diuinatrice

 

Cap. XIII, de arte Cabaliſtica



Lo extraordinario de esta trama de significados se convertirá en la norma del secreto del pintor; cuando, de nuevo, en cuatro años, y con el beneplácito del rey, motivará la iconografía del lienzo de Las Meninas.

 

Y asumimos, en ese caso, el pensamiento de Carl Gustav Jung:


 

        En verdad, aquí ya no son contenidos de lo inconsciente sino que se han transformado en fórmulas conscientes, que son transmitidas por la tradición, en general bajo la forma de la doctrina secreta (...) [12].


 

Hablamos, pues, de una nueva manera de afrontar tan viejo debate, y descubrir, por primera vez, lo que se puede ver; pero sumidos en la perplejidad, ya que en el siglo XVII, desde el mismo trono, todavía se perseguía a los herejes en base a las consignas del FORTALITIUM FIDEI de Fray Alonso de Espina.



Colofón del Fortalitium Fidei de Alonso de Espina.

 

Alonso Espina. Guillaume Balsarin; Jacques Maistret; Couvent des Grands Carmes. 1487. Lyon.

 

Cuya propaganda hacía temblar.

 

Los alegatos de 1461, de este franciscano confesor del rey Enrique IV contra los judíos, constituyen un eventual primer esbozo de las sistemáticas persecuciones y autos de fe del primer inquisidor general Tomás de Torquemada.

 

Institución que, al fin y al cabo, consiguieron instaurar este resentido fraile y otros conversos, a fuerza de encender la furia del pueblo e influir, con desmedido celo, en la voluntad de los reyes.

 

Fray Alonso de Espina empleó lo más de su tiempo en predicar y escribir contra los cuatro principales adversarios de la fe cristiana;

  • herejes,

  • judíos,

  • moros

  • y demonios.

Finalmente, en 1478 los Reyes Católicos procedieron a la fundación de la Inquisición española, tan pronto como el papa Sixto IV expidió la bula Exigit sincerae devotionis affectus.

 

Y ahora extraña que en el siglo XVII, siendo la defensa de la ortodoxia católica la principal razón de ser de la monarquía española, la reina Mariana de Austria, a la muerte de Felipe IV, nombrase Inquisidor General en 1666 a su preceptor y confesor Johann Eberhard Nithard [13], nombramiento que lo convertía en el máximo responsable del aparato de inteligencia.



 

LIBRO DE LAS CINCO EXCELENCIAS DEL ESPAÑOL


 

Fr. Benito de Peñaloſa y Mondragon - 1629


 

        Dize el ſapientiſsimo Odofredo, en los Religioſiſsimos Reynos de Eſpaña, triunfantes, y dignos de ſingulares alabanças, ſe caſtigan no ſolo los hereges, mas qualquiera leuiſsima nota, o ſoſpecha de error, y heregia, porque todo el deſuelo della, es criar y conſeruar Catholicos, para la conuerſion de todo el mundo, y ſer el preſidio firmiſsimo donde la pureza y ſinceridad de la Fe Catholica Romana ſe halle ſiempre.


Capitulo XIII. De la importancia, y excellencia del Tribunal del Santo Oficio de la Inquiſicion de Eſpaña



 

 

Tribunal de la Inquisición de Granada

 

Anno Domini M. DC. XXXXI

 

  • La Corona amparando a la Inquisición,

  • las llaves de san Pedro,

  • la rama de palma o de olivo como símbolo de la reconciliación,

  • la cruz como esperanza de la salvación de los herejes reconciliados

  • y la espada como castigo para los contumaces en el error.

  • La granada alude a la ciudad del mismo nombre, y al recuerdo de la conquista del Reino de Granada.

 

EL LEMA

 

Exsurge Deus iudica causam tuam memor esto inproperiorum tuorum eorum qui ab insipiente sunt tota die.

 

Levántate, oh Dios, aboga tu causa: Acuérdate de cómo el insensato te injuria cada día.

 

קומה אלהים ריבה ריבך זכר חרפתך מני־נבל כל־היום׃

 

Salmos 74:22




El guardainfante


        La prenda femenina más usada en este periodo barroco era el llamado guardainfante:

 

Artificio muy hueco hecho de alambres con cintas, que las mujeres ceñían a la cintura, y sobre él se ponían la basquiña.

 

Esta moda ocultaba la anatomía femenina para hacerla más atractiva, y, como indica su nombre, venía a disimular el embarazo, aunque por un auto, en 1639 Felipe IV prohibió el uso del guardainfante, pero fue permitido, expresamente, a las mujeres públicas.


 

PREGON

 

En que ſu mageſtad manda, que ninguna muger de qualquier eſtado y calidad que ſea pueda traer, ni traiga guardainfante, ó otro inſtrumento, ó trage ſemejante, excepto las mugeres que con licencia de las juſticias publicamente ſon malas de ſus perſonas.

 

En MADRID.

En la Imprenta de Francisco Martinez.

Año M. DC. XXXIX



Gaspar Melchor de Jovellanos nos informa de los hechos [14]:


         Que la célebre ley de los mantos, conocida por la pragmática de las tapadas, hecha y muchas veces renovada por Felipe IV, no había producido efecto alguno; que otro tanto había sucedido con la prohibición de los guardainfantes, hecha por el mismo príncipe, y con la de los escotados, que con tanto escándalo habían empezado en su tiempo.


El guardainfante del retrato de la reina Mariana ilustra, pues, una pomposa novedad, y, como hemos ya contrastado, sugiere en cuerpo presente, además, una verdadera reivindicación de la monarquía davidiana.

 

Pero la pregunta es ahora:


   ¿Quién apadrinaba esta moda cortesana, si bien se sabe que en la España del siglo XVII la vestimenta femenina estaba regida por normas estrictamente religiosas?



Mariana de Austria

 

Museo del Prado - Madrid


Mariana de Austria

 

Museo del Louvre - Paris


Mariana de Austria

 

Museo Kunsthistorisches - Viena


El Jueves 6 de Octubre de 1644 murió la primera esposa del rey, Isabel de Borbón [15], y, entretanto, María de Jesús de Ágreda [16], que representaba la intermediaria entre Dios y la monarquía española, escribía una increíble visión de ultratumba en una carta al rey Felipe IV el 19 de este mismo mes:


   Pero después de otros tres días, entre diez y once de la noche, entre la puerta del coro y de la tribuna, a donde suelo ir aquella hora, se me apareció vestida con las galas y guardainfantes que traen las damas, pero todo de una llama de fuego.

Y conocí que la daban grande tormento, porque ninguno es pequeño en la otra vida.

 

Díjome entonces:

 

Madre, siempre estás tibia en darme crédito, pero asegúrate de lo que ves en mí y socórreme con mas fervor.

 

        Y dirás al Rey, cuando le vieres, que procure con toda potestad impedir el uso de esos trajes tan profanos que en el mundo se usan, porque Dios está muy ofendido e indignado por ellos y son causa de condenación de muchas almas; yo padezco grandes penas por ellos y por las galas de que usaba [17].

 

Dirásle también todo lo que has visto y oído de mí, y si otras cosas te dijere.

Y te aseguro que se me aliviarán mucho las penas, si estos daños se remedian luego.

 

 

Isabel de Borbón

 

Colección privada - Nueva York


Las confidencias de esta monja, con la que el rey Felipe IV mantuvo una nutrida correspondencia, entre 1643 a 1665, confirman, pues, el peligro de una opinión sincera en un asunto de Estado, ya que, como advierte el pregón de 1639, el guardainfante era de uso exclusivo de las mujeres que, con licencia de las justicias, eran públicamente malas de sus personas.





Vulgata - Isaías 28:15

 

Dixistis enim percussimus FŒDUS CUM MORTE et cum inferno fecimus pactum flagellum inundans cum transierit non veniet super nos quia posuimus mendacium spem nostram et mendacio protecti sumus.

 

Porque habéis dicho: HICIMOS UN PACTO CON LA MUERTE, y con el infierno estamos de acuerdo; cuando pase el turbión del azote, no llegará a nosotros, porque hemos puesto nuestro refugio en la mentira, y en la falsedad nos esconderemos.

 

כי אמרתם כרתנו ברית את־מות ועם־שׁאול עשׂינו חזה שׁיט שׁוטף כי־עבר לא יבואנו כי שׂמנו כזב מחסנו ובשׁקר נסתרנו׃


CARTA ASTROLÓGICA

 

Momento de la muerte el 6 de Octubre de 1644 de la reina Isabel de Borbón

 

El Sol se encontraba en 13º 51' 49" de Libra




EFEMÉRIDES - Swiss Ephemeris

 

6 de Octubre - 1644



 


Estrellas plateadas en el vestido de la reina Isabel de Borbón



Abordaremos, pues, los nombres más conocidos de estas estrellas plateadas de seis puntas:

  • Maguen David = Escudo de David.

  • Tzion = Sión.

  • Hexagrama o estrella de seis puntas.

  • Sello de Salomón.

  • Estrella de David.

Como se aconseja en el libro de Raziel, es muy probable que la razón, por la que estas estrellas plateadas estén pintadas en el retrato de Isabel de Borbón, se deba a que están concebidas para proteger a la reina de un parto difícil.

 

Fue el rabino Eleazar de Worms,​ 1176-1238, quien compiló el libro de Raziel, un texto muy conocido entre los místicos judíos y cristianos de la Edad Media, no obstante, una de sus más antiguas traducciones es una edición en latín, Liber Razielis Archangeli, realizada bajo el patrocinio del rey de Castilla Alfonso X el Sabio.




PROTECCIÓN CONTRA EL PARTO DIFÍCIL

 

En este talismán están escritos los nombres de Adán, Eva, Lilith, Hasdiel, junto con los tres ángeles que custodiaban a Lilith: Senoi, Sensnoi y Smanglaf, así como las palabras de Salmos 91:11:

 

כי מלאכיו יצוה לך לשמרך

 

Porque Él ordenará a sus ángeles que os guarden donde quiera que vayáis.

 

En las cuatro esquinas se mencionan los nombres de los cuatro ríos del Edén:

  • Gihón,

  • Fisón,

  • Phereth - Éufrates

  • y Chidgel - Tigris.


Y hablando de estrellas, dos años antes de Las Meninas, en un retrato de la Infanta Margarita del taller de Diego Velázquez, que se encarga en Marzo de 1654, y que fue enviado en Octubre de este mismo año para decorar el gabinete de los baños de Ana de Austria en el Palacio del Louvre en París, es de destacar, pues, la estrella de seis puntas que pende de su collar.

 

Una estrella cuyo brillo dorado se pensó para distraer la mirada del observador, y la atención no cayera de manera inmediata en la Infanta.


 


INFANTA MAR
GARITA

 

Taller Velázquez. Museo del Louvre. París. 1654


Pero en este retrato aún hay algo más mágico, ya que se pinta una higa de azabache prendida en su hombro izquierdo; contemplamos, pues, un amuleto contra el mal de ojo situado lo más cercano posible al plano del espectador, y, para completar esta iconografía, la Infanta lleva sobre el pecho una filacteria escrita con letras hebreas doradas denominada tephillim, que funcionaría como amuleto protector a partir de las palabras que se ven escritas.

 

Sea o no sea este el salmo específico, sin embargo, se escribe con dos palabras claves; שׁדי y מלכים, es decir; el Todopoderoso y reyes.


 


Cuando esparció el Todopoderoso los reyes en ella, ésta se emblanqueció como la nieve en Salmón.

 

Dum discernit Caelestis reges super eam nive dealbabuntur in Selmon.

 

Salmo 68:14



 


MA
GUEN DAVID & TEPHILLIM & HIGA


 

El retrato del príncipe heredero Felipe Próspero, pintado por Velázquez en 1659, que actualmente se exhibe en el Kunsthistorisches Museum de Viena, es el mejor ejemplo de cómo a un niño con salud precaria se le protegía con amuletos contra hechizos en pleno siglo XVII.

 

Se observa; una campanilla de oro para ahuyentar con su sonido a los malos espíritus y a las brujas, y proteger contra el mal de oídos, una higa de azabache considerada una gran protectora contra el mal de ojo, una especie de cuerno y un cascabel.




FELIPE PRÓSPERO

 

Diego Velázquez. Kunsthistorisches Museum. Viena. 1659



Al igual que los hijos del rey llevan prendido del hombro izquierdo higas de azabache para ahuyentar el mal de ojo, habría que añadir, pues, que también en el hombro izquierdo del autorretrato de Velázquez se observa esbozada la decimosexta letra del alefato hebreo Eyin, que significa, literalmente, ojo.



 

 

EYIN

 

 


Letra Eyin en la cartela del Cristo de Velázquez - Año 1632


La letra hebrea Eyin en el hombro izquierdo del pintor



Ante tanto delirio supersticioso, observemos, detenidamente, en el elegante retrato de la reina Isabel de Borbón pintado por Rodrigo de Villandrando, el interminable juego gráfico de la letra hebrea Alef recreado por todo el ornamento dorado del vestido de la reina.

 

Su autor escamotea tantas letras hebreas Alef que se hacen incontables, pero, eso sí, están elaboradas con avispado ingenio, y motivadas, primordialmente, por el hecho de que en el idioma hebreo el nombre de Isabel se inicia por la letra Alef.



ISABEL EN HEBREO




Ornamento del retrato de la reina Isabel de Borbón



En el ejemplo del retrato de la reina Isabel de Borbón, de Rodrigo de Villandrando del año 1620 de la colección del Museo del Prado, el observador nunca entendería el recado si desconoce el tipo de idioma que habla los detalles de esta pintura.

 

Y esto da entender, pues, que los pintores de la corte de Madrid empleaban iconografías hebraicas muy bien pensadas, al menos, en los retratos que examinamos de las reinas de la España del siglo XVII.

 

Sin alejarnos de este simbolismo tan manifiesto, observemos un detalle de un retrato, pintado en 1615 por Frans Pourbus el joven del Museo del Prado, de Isabel de Borbón, hija de Enrique IV de Francia y María de Medici, en el año que contrajo matrimonio por poderes con el heredero al trono Felipe IV.



 

 


La letra Alef de la inicial del nombre de la reina Isabel en hebreo



Don Pedro Calderón de la Barca en 1649 todavía detentaba la exclusiva de los autos sacramentales, aunque como testimonio literario, al día de hoy, el auto sacramental que mejor explica el retrato de la reina Mariana de Austria de Velázquez es el titulado: La Segunda Esposa.

 

El argumento narra básicamente, pues, que una vez que ha caducado la primera alianza con el pueblo de Israel, es decir; con la Sinagoga, simbolizada por la prematura muerte de la primera esposa del rey Felipe IV, Isabel de Borbón, Dios establece una segunda alianza universal que instaura a la Iglesia, simbolizada en la imagen de La Segunda Esposa, es decir; Mariana de Austria.


Matrimonio

 

 

Viendo, que tu ſuma Ciencia

eſta Familia eminente

del exemplar de tu Mente

paſſa á practica experiencia;

vſando de tu licencia,

dizen, que yá que la hermoſa

Synagoga, que dichoſa

(tu primera Eſpoſa fué)

yáze, ſerá justo que

elijas Segunda Eſpoſa;

el tiempo que reynó fiel,

juraſte verla en aumento:

Y pues como Juramento

de Dios ſe llamó Yſabél,

yá que la ſuerte cruel

de viſta nos la quitó,

(en cuya auſencia perdió

la Humana Naturaleza

la Gracia, Guſto, y Belleza;

de que el Cielo la dotó)

por ſu falta, aſſegurar

conviene tu Subceſsión

en la legitima Vnión

de Fieles, que há de igualar

á atomos de Viento, y Mar;

y aſsi, atentos á eſte bien

te conſultan, porque vean

quanto á honrados te acomodas;

celébres ſegundas Bodas:

ſabes, Señor, con quien,

pues ſabes, que deſde el Día

que ſe lloró ſu deſgracia,

ANA, en quien ſe dize Gracia;

previno á tu Monarchia,

con el Nombre de MARIA;

la Exaltacion Soberana,

en quien ſe dize la vfana

Fé, que mereze dichoſa;

pues Exaltada, y Hermoſa,

es todo MARIA, y ANA;

Y ſupueſto, que elegida

eſtá yá eſta Niña Bella,

y has labrado para ella

eſte Alcazar de la Vida,

con Familia prevenida;

para que la recibamos

humildes te ſuplicamos;

que de ſu Gracia gozémos;

porque Fieles la adorémos,

y Leales la ſirvamos.


La Segunda Esposa, y Triumphar Muriendo - 1649

 

De Don Pedro Calderón de la Barca [19]



Ahora bien, estas metáforas de Calderón de la Barca se sumarían al carácter hebraico del retrato de la reina Mariana pintado por Velázquez, además del libro de los remedios contra hechizos para prevenir el mal del Tratado del Aojamiento, o fascinología, de Enrique de Aragón, Marqués de Villena, del año 1422, donde leemos:


   Rasech Enod e el maestro de Girona en su Cabala ponen que, mostrando el sadai con la mano, alçando los tres dedos postrimeros en manera de sin, e el segundo encorvado en manera de dalet, e el purgar poniéndolo deyuso en manera de yod, e faziendo que se escuda de la mano e que diga taff taf ia maguen David, que será guardado de mala catadura de ojo por virtud d'este nombre. Empero por aver seído estos nombres judíos e non aver fecho nuestros doctores d'esto mención, non usan entre christianos d'ello.



SHADAI

 

CALIGRAFÍA DE VELÁZQUEZ


Con tantas evidencias cobradas, daremos, pues, un paso al frente para reconocer, en las manos de ciertos retratos de reinas y nobles de España, el mismo gesto que describe el Marqués de Villena para combatir el mal de ojo, cuya finalidad era el de estar a salvo con una velada protección.




LA MANO

 

  • Doña Antonia de Ipeñarrieta y Galdós - Velázquez. Museo del Prado - 1632.

  • Reina Isabel de Borbón - Rodrigo de Villandrando. Museo del Prado - 1620.

  • Duquesa de Olivares - Doña Inés de Aceveda de Zuñiga y Velasco - Velázquez. Berlín - 1647.

  • Reina Isabel de Borbón - Velázquez. Colección privada - New York - 1632.

  • Reina Mariana de Austria - Velázquez. Museo del Prado - 1652.


Todas estas manos, reposadas sobre el respaldo de un sillón castellano, tienen en común que los dedos pulgar e índice cruzados hacen referencia a dos letras hebreas: Dalet y Yod:



Dalet + Yod


De modo, tal y como señala el Marqués de Villena, que el índice encorvado trataría de la letra Dalet, y el dedo pulgar la letra Yod;

 

(...) el segundo encorvado en manera de dalet, e el purgar poniéndolo deyuso en manera de yod (...)

 

Y se constata, pues, que el gesto de estos dos dedos cruzados provocan, de manera involuntaria, a que los otros tres dedos restantes dibujen los trazos de la letra Shin hebrea.



SHADAI




Si bien, lo más trascendente del retrato de la reina Mariana de Austria son los tres dedos de su mano izquierda que prenden al gran pañuelo blanco, porque, gráficamente, representan cabeza abajo a la letra hebrea Shin, y que, a través del tacto, quedaron vinculados para siempre con la luz divina que emana de la textura de este pañuelo.



 

 

Índice - Medio - Anular


Resumamos, pues, la coherencia de la lectura de estos dedos.

 

Las dos letras que componen en hebreo la palabra mano corresponden a estas grafías:


 

10 + 4 = 14


Es decir, la palabra mano la componen la letra Yod y Dalet, y se deduce, pues, que la palabra mano tiene el mismo valor numérico que los caracteres que componen la palabra hebrea ECO de la firma del retrato de la reina Mariana de Austria pintado por Velázquez en 1652, cuyos dígitos del año también suman: 1 + 6 + 5 + 2 = 14.

 

De acuerdo con la Gematría, si la suma del valor numérico de las letras que componen una palabra tienen el mismo resultado que la suma de las letras de una palabra distinta, entonces, se percibe una analogía entre ellas, y se considera, pues, que deben tener una conexión.

 

Comprobemos, pues, la utilidad de estos guarismos a través de la palabra REINA, מַלכָּה.



           

5

+

20

+

30

+

40

=

 

95

 

9 + 5 = 14



Una deducción que enlaza con la vía de investigación que hemos emprendido.




El fervor


        El primer rey de Israel, ungido por Yahvé a través del profeta Samuel, fue Saúl, de la tribu de Benjamín, sin embargo, la auténtica dinastía teocrática comienza con David, que encarna el modelo de rey Mesías, y su linaje encuentra continuidad en Salomón, y, según la genealogía de los Evangelios, también en Jesús de Nazaret a través de la familia de su madre.




David
 y Salomón

 

Patio de los Reyes - Monasterio de El Escorial


La obsesión de los Austrias por legitimar la herencia del rey Salomón se comprueba de distintos modos:


  • Las estatuas de David y Salomón flanquean la entrada a la Basílica del Palacio del Escorial.

  • La planta del Escorial está basada en las descripciones del Templo de Salomón de diversos autores antiguos.

  • En el Monasterio del Escorial la imagen de Salomón se sitúa en el centro de la biblioteca, en el fresco de Pellegrino Tibaldi con la reina de Saba.

 

 

OMNIA IN NUMERO, PONDERE ET MESURA

 

TODO TIENE NÚMERO, PESO Y MEDIDA


Libro de la Sabiduría XI - 20

  • La corona imperial del Sacro Santo Imperio Romano Germánico llevaba la leyenda Rex Salomon.

  • La Orden del Toisón de Oro anhelaba recuperar Jerusalén en una nueva gran Cruzada.

  • El entronque salomónico, como máxima aspiración de la realeza española, culminaría en el Officium Salomonis que se iluminó en 1520 en Flandes para el Emperador Carlos V.



El Monasterio de San Lorenzo del Escorial, finalizado durante el reinado de Felipe IV, es, pues, la gran obra salomónica que evoca el advenimiento del tercer Templo de acuerdo con el trazado del plano concebido por el profeta Ezequiel.

 

Al tiempo de la terminación de la obra del Panteón, el 17 de Marzo de 1654 se celebró las fiestas de la Traslación de los Cuerpos Reales a la cripta del Escorial construido por Juan Gómez de Mora según planos de Juan Bautista Crescenzi.


Este Panteón mira, de Reyes inmortal
Sepulcro, donde la grandeza, que admira,
De más que humana mano acierto esconde,
Y la tierra compite con el cielo
Y el cielo sus molduras con desvelo.
Copiar quiere, pues ve que con decoro
Cubre españoles héroes urna de oro.
Más grande que tu nada el orbe todo tiene,
Del cielo la compañía dilatada
A nada admiración tanta proviene.
Y tu nada blasonas tan lucido
Como usurpar el Austria al mismo olvido.
La fábrica eminente Tres Felipes no pueden acabarla,
Mayor que sus abuelos, raramente,
El gran Felipe llegó a rematarla,
A Dios alma le ofrece,
Y los reales huesos engrandece,
Quien dirá pues osado: Que nada de vosotros en la tierra
Se queda sepultado?
Quien la fábrica ve, que el mundo aterra?
Que no diga, ni atiende a tal desvelo,
Que esta senda de estrellas no van al cielo?


D. PHILIPPO. IV. HISPANIARVM, ET INDIARUM. REGI. OPT. MAX

 

D.D. JOANNES DE SOLORZANO PEREIRA - EMBLEMATA REGIO POLITICA - 1653


 

El reinado de Felipe IV comenzó el 31 de marzo de 1621, de lo que se deduce, que en 1653 cumplía como rey 32 años, es decir; exactamente un año después de que se hubieran dado los últimos retoques a los 26 sepulcros de mármol de La Cripta, donde irían a reposar los restos de los reyes y reinas de la Casa de los Austrias españoles, poniéndose fin al gran proyecto herreriano, que, como programa propagandístico, culminaba con los retratos de los monarcas para ser colgados en las paredes del Real Monasterio.

 

No obstante, en 1667, flanqueando la puerta occidental de maderas finas del testero de la sala, se hallaban en la Quadra de Mediodía del Monasterio del Escorial el retrato del monarca Felipe IV, con un león a los pies, formando pareja con el de su esposa Mariana de Austria.


 


Felipe IV con un león a los pies y la reina Mariana de Austria


 

La iconografía del león a los pies del rey se encuentra en la descripción de las Urnas de mármol del Panteón del Monasterio del Escorial [20]:


 

         Suſtentafe cada vna ſobre quatro garras de Leon de Bronce dorado, tan bien imitadas, como fuertes, y conſtantes: para que por la huella ſe conozca, que los ſiempre inuencibles Leones de Eſpaña ſon los que en paz deſcaſan en ellas, rendidos en ſu muerte à los pies del disfrazado Leon de Iudà.




Vrna que eligiò para ſi eſte Gran Principe

 

    La Vrna inferior del Nicho, de la parte del Euangelio, viene a quedar deſocupada; la qual ſeñàlo para mi, para quando Dios quiſiere lleuarme desta vida, pues vendrè a eſtar debaxo de mis Mayores, y enfrente de mi Eſpoſa; (...).



Con todo, en el libro de la descripción de las honras fúnebres de Felipe cuarto en el real Convento de la Encarnación, redactado por Pedro Rodríguez de Monforte, hay un grabado concerniente al Árbol de la Vida que también tratamos en Las Meninas.



 

Nueve Triumphos que tenía

De mis hojas el dominio

Hiço diez el Patrocinio

Que dio Philipo a Maria.


Unde et vos inter ceteros festos dies, hanc habetote diem, et celebrate eam cum omni laetitia, ut et in posterum cognoscatur.

 

Por lo que también vosotros contaréis este día entre los demás días festivos; y le celebraréis con toda suerte de regocijos, para que la posteridad sepa.


Libro de Esther - 16:22


Una importante misión revestida de un nostálgico y atrayente misticismo que quedó plasmado en la Coronación de la Virgen de Velázquez, pintura que se hallaba en el Alcázar de Madrid, en el oratorio del cuarto de la primera esposa de Felipe IV, la reina Isabel de Borbón, óleo que se pintó en el año que la reina cumplía 32 años en 1634.


Leb - לב - CORAZÓN


Isabel de Borbón nace en Fontainebleau, el 22 de noviembre de 1602, y muere en Madrid, el 6 de octubre de 1644.

 

1602 + 32 = 1634.

 

Veamos la importancia del número 32.

 

En el primer capítulo del Génesis el nombre de Elohim aparece mencionado 32 veces, y sin ningún otro nombre que se le asigne al dios creador, aunque, simultáneamente, al número 32 le corresponde el mismo valor numérico que a la palabra hebrea leb, לב, corazón.



Letra hebrea

grafía

valor numérico

Lamed

30

Bet

2



Es decir; לב se lee leb, y se traduce por corazón, pero, lo que es más importante; son la última y primera letra del libro de la Torah, por lo que dicha palabra encierra la totalidad de la revelación escrita desde el principio de Israel:

 

En el principio... Israel.

 

Bereshit... Israel.

 




 

La Consagración de la reina


        De plata, negro, oro y rojo, parece hablar este retrato, pero no nos quedaremos admirando únicamente la abrumadora calidad de este óleo; por lo que mejor será que mantengamos la concentración hasta el final de toda su apreciación [18].


 


Reina Mariana de Austria - Velázquez. Museo del Prado - 1652


 

Esta pintura de Velázquez de la reina Mariana, vestida de negro y plata, transmite el cumplimiento de un precepto:

 

Visual, verbal y dogmático.

 

No obstante, este retrato de la reina da entender que la legítima descendencia no debía extinguirse, y que era la monarquía española la que custodiaba un secreto de atrayente misticismo, que hacía de la realeza una estirpe sublime.

 

Pero vayamos por partes:

 

La palabra ANA en hebreo suma la misma cuantía que la cifra de los dos últimos dígitos del año de esta pintura.


 


ANA


 

Y el peinado del pelo de la reina, que representa el candelabro denominado La Janukia, nos introduce, inadvertidamente, en la lectura de los versículos del segundo libro de la Torah:

 

EL ÉXODO

 

Palabra que se refiere a la salida del pueblo de Israel de Egipto.

 

Jehovah dice a Moisés:


 

      Harás además un candelero de oro puro; labrado a martillo se hará el candelero.

Su pie, y su caña, sus copas, sus manzanas, y sus flores, serán de lo mismo.

 

Éxodo 25:31



Biblia del Duque de Sussex

Manuscrito Siglo XIV - Cataluña

  • Contemplación y culto de la Menorah

  • 10 + 1 posiciones del Árbol Sagrado de la Vida,

  • y 22 decoraciones en relación con las 22 letras hebreas.


La imagen del candelabro de siete brazos nos remite, indudablemente, a la cultura judaica, y evoca, a su vez, la imagen del arbusto que Moisés vio arder en llamas en el Monte Sinaí.


   Y apareciósele el Ángel de Jehovah en una llama de fuego en medio de una zarza: y él miró, y vio que la zarza ardía en fuego, y la zarza no se consumía.

 

 

וירא מלאך יהוה אליו בלבת־אשׁ מתוך הסנה וירא והנה הסנה בער באשׁ והסנה איננו אכל׃

 

Éxodo 3:2


Aunque el candelabro hebreo llamado Menorah se componga de siete brazos, ahora destacaremos el uso deliberado del número ocho en el retrato de la reina;

  • tanto cuando contabilizamos ocho lazos rojos, cuatro a cada lado de su cabeza,

  • como en el caso del ornamento de la parte baja de la falda delineado con ocho cadenas de plata.




MARIA ANNA HISPANIARUM INDIARUM ET NOVI ORBIS REGINA ARCHIDVCISSA AUSTRIÆ


El peinado de la reina está elaborado, pues, con rizos, o Guedejas; que en el siglo XVII atesoraba un importante valor simbólico.


 

    Tábien ſe, que en el lenguage de las letras ſagradas, por el cabello, i por la barba, ſe entienden los penſamientos, que ſon el ornamento del alma: que de la manera que la cabeça produce cabellos para ſu conſervacion i ornamento: de la miſma manera el alma engendra penſamientos para ornamento de ſu juſticia.



Hubo escritos que sirvieron de preámbulo a la prohibición, por una parte, de los guardainfantes y, por otra, de las Guedejas, la publicación fue por pregón el 13 de Abril de 1639 [21].

 

Es justamente ahora cuando la simbología de esta pintura promueve y exige una nueva semántica visual.




La peluca de la reina Mariana es múltiplo del número ocho.



Y entendiendo, por otro lado, que el tipo de peinado de la reina madre de España trata de un candelabro cabeza abajo, entonces, Velázquez estaría reivindicando a una fiesta hebraica específica donde se hace uso de un candelabro, precisamente, de ocho brazos denominado La Janukia.

 


HANUKAH


En el año 1652 Diego Velázquez rememoró, pictóricamente hablando, el milagro del aceite, que aun se celebra durante la fiesta denominada Hanukah, jornada que celebra, pues, la purificación del Templo de Jerusalén del año 168 a.c.



Reina Mariana de Austria - Velázquez

Museo del Prado - Madrid - 1652

           LA JANUKIA


María Teresa de Austria - Velázquez

Kunsthistorisches Museum - Viena - 1652


  • Desde el Lunes 25 de Noviembre hasta el Lunes 2 de Diciembre - Año 1652.

  • Del 25 Kislev a 2 Tevet - Año 5413.

En 1652, año de estos dos retratos, se celebró el Hanukah, o Fiesta de las Luces, el Lunes 2 de Diciembre, lo cual avalaría el día de entrega de estas dos obras velazqueñas.

 

En esta fiesta hebrea se utiliza un candelabro especial de nueve brazos, ocho de los cuales conmemoran los ocho días en que el aceite estuvo ardiendo, mientras que el noveno brazo, llamado el Shamash, es más alto; su mecha se enciende la primera y sirve para encender a las demás, una cada día, hasta que en el día octavo, el día de Hanukah, quedan finalmente todas sus luces encendidas.




La Salvia Palestina & El Candelabro



La palabra hebrea Shamash significa siervo, de tal manera que el Shamash es la mecha sierva que se levanta sobre las demás, aunque de recalcar el palíndromo, o simetría consonántica, de la palabra Shamash [22].




SHAMASH

 

CALIGRAFÍA DE VELÁZQUEZ



En el centro la Letra MEM, el símbolo del agua, y a cada lado una Letra SHIN, el símbolo del fuego.

 

Y ya que la letra hebrea MEM corresponde a la letra M latina, entonces, esta letra M, en el centro de la palabra Shamash, representaría la letra inicial del nombre de Mariana.


שלוש אמות אמ"ש בנפש זכר ונקבה ראש ובטן

וגויה. ראש נברא מאש ובטן נברא ממים וגויה

 מרוח מכריע בינתים׃

Tres Madres; Alef, Mem y Shin

en el Alma masculina y femenina,

son la cabeza, el vientre y el pecho.

La cabeza es creada del fuego,

el vientre es creado del agua

y el pecho del aliento, decide entre ellos.


Sefer Yetzirah 3:6 [23].