[ resolución gráfica 1920 X 1080 ]

 





La trama


   Presentamos, pues, un estudio del óleo de Las Meninas basado en evidencias muy comprometidas que en el pasado no se llegaron a concretar, porque quizás faltó determinación, o simplemente inspiración, aunque entendemos que contradecir a la historia amedrenta, y obliga a ser lo bastante comedido [1].

 

No obstante, depositamos suficiente confianza en el lector para que se vaya preparando, poco a poco, a las muchas cuestiones que no se han tomado en consideración por descuido o censura intelectual; aunque, al final, siempre es el tiempo quien redime la verdad si ha sobrevivido el consuelo de quererla conocer.




ICONOGRAFÍA DE LAS MENINAS



En uno de los momentos de más incertidumbre de la monarquía de los Austrias, cuando se negociaba la paz con el reino francés, además del acuerdo matrimonial con Luis XIV con una princesa española, hacía desaconsejable retirar del escenario de la paz a la Infanta Margarita, ya que ella, junto con su hermanastra la Infanta María Teresa, era una de las dos bazas en juego; en plena infancia, la pequeña Infanta se convertía en una cotizada moneda de cambio.

 

A pesar de que las tropas españolas lograban alguna ventaja cuando el hijo bastardo de Felipe IV, Juan José de Austria, obtuvo una fulminante victoria el 16 de Julio de 1656 ante el ejército francés en el Sitio de Valenciennes, lamentablemente, en Madrid, el Consejo de Estado, animado por este triunfo, hizo fracasar las negociaciones de paz con Francia.

 

Si bien, los planes del futuro matrimonio de María Teresa se desvelan, pues, en una carta autógrafa del rey dirigida a la monja carmelita descalza del convento manchego de San José de Malagón, Sor Luisa Magdalena de Jesús, cuya verdadera identidad era Luisa Manrique Enríquez, IX Condesa de Paredes [2].

 

Con fecha del 26 de Septiembre de 1656 escribe el rey a Sor Luisa Magdalena de Jesús:


            (...), y el gozo con que me dais la norabuena de los años de vuestra ama, que ya no se puede llamar amita, pues esta hecha muger, y en buena disposicion para que se cumplan vuestros desseos y profecias, contentome con que nos los conceda Nuestro señor, y espero que os a de oir, encomendadselo muy de veras, pues estoy con resolución de empezar a tratar esta materia, tan importante para estos Reinos, y para mi, (...)


La voluntad hereditaria de Felipe IV, en los preparativos y negociaciones con el reino de Francia, es, de hecho, una cuestión familiar doce días antes del momento de Las Meninas el siete de Octubre de 1656, porque la resolución de retirar a María Teresa de la sucesión al trono español estaba ya acatada por el propio rey antes de ser finalizado este lienzo de Velázquez.

 

Y se reconoce, pues, la designación de esta jornada por distintos motivos;




7 de Octubre de 1656 & Nombre de Jehovah



Oficiosamente, en ocasión de su primer cumpleaños, la Infanta Margarita ya había sido designada esposa del futuro emperador Leopoldo I en 1652 cuando se representó en Viena la ópera la Gara, sin embargo, en el año 1656, ante la falta de un heredero varón, la reina Mariana de Austria siempre se hubiera decantado, como pretendiente al trono, por su única hija Margarita, pero estas expectativas se oponían al derecho de sucesión de Maria Teresa.

 

De manera, que en Las Meninas se escenificó, ante la posibilidad de que la reina madre enviudara, una hipotética jura que proclamase a la Infanta Margarita heredera a espaldas de su hermana María Teresa, un deseo irrealizable que la reina subsanó pariendo un varón un año después.

 

Para completar esta historia, habría que añadir que en el Aviso: 24-VII-1655, y, exactamente, en el momento que la reina Mariana se hallaba embarazada, el cronista Barrionuevo, como testigo de su época, opina:

 

(...). No les pesa se dilaten las Cortes, por excusar el juramento de la Infanta, por si fuere varón.

 

Barrionuevo se refiere a que la Infanta María Teresa, a mediados de 1655, no es Princesa de Asturias, por tanto, no se la consideraba la heredera [3].

 

El Tratado de Fontainebleau de 1611, y la consecuente renuncia de Isabel de Borbón y sus descendientes a la corona de Francia, en Burgos el 19 de Octubre de 1615, fue el modelo referente de esta empresa tan delicada.


RENUNCIA, que hizo la Sereniſsima Princeſa Doña ISABEL DE BORBON por sí, y ſus deſcendientes de todos ſus derechos á la ſuceſsion en los Reynos, y Señoríos de ſu Hermano el Rey CHRISTIANISSIMO, y de ſus Legitimas paterna, y materna, mediante el Dote de 500.000 eſcudos de oro del Sol, en conformidad de las Capitulaciones de ſu matrimonio con el Sereniſsimo Principe D. PHELIPE IV: otorgada en la Ciudad de Burgos á 19. de Octubre de 1615.

 

[Simancas, Copia en Francés, autorizada por el Secretario de Eſtado de Francia, en el Cubillo de la Pieza baxa de Eſtado, Alhazena V. Anden 4.]


Finalmente la Paz de los Pirineos en 1659 preparó el enlace entre el rey de Francia Luis XIV con su prima hermana la Infanta María Teresa, la cual renunciaba a los derechos sucesorios de ella misma y de sus descendientes a los Reynos y Señoríos de su padre, el rey Felipe IV, a cambio de una dote de 500.000 ducados de oro, dote que jamás se pagó; por lo que años más tarde ésta fue la causa de la pretensión de Luis XIV a la Corona de los Austrias.

 

Entretanto, en la trama de Las Meninas concurren diversas disyuntivas:

¿Podríamos llamar la siguiente imagen la elección de la heredera, una vez resuelta esta materia tan urgente para estos Reinos?



EL CUATERNARIO COMPOSITIVO


 

A causa de que el horizonte de este óleo se explica como símil de la eclíptica, es decir; equivale al año solar a través del ancho de la pared del fondo, las jambas de las dos puertas de esta pared corresponden una a una, pues, con los cuatro signos fijos del Zodiaco.


   Mas los otros .4. ſignos a quien eſtos ſiguen en el Zodiaco ſon fixos, porque aquella mudança hecha parece durar y perſeuerar conſeruandoſe, y eſte tiempo, ſe refiere y compara á la juventud y mocedad del hombre, como el otro a la niñez, y el otro que ſe ſigue a la ſenectud [5].


Esta lectura visual se justifica gracias a su correcto vínculo con la Geometría, donde, con precisión, encajan los personaje, objetos o detalles, y que, lejos de ignorarse, se complementan mutuamente.

 

Hablamos, pues, de una representación de cuatro figuras con apariencia humana que simbolizan una amplia gama de aspectos cuaternarios.

 

En la carta nº XXI del Tarot, El Mundo, se representa en las dos esquinas superiores a un ángel y un águila, en el centro se observa una figura femenina desnuda dentro de una mandorla o Vesica, mientras que a sus pies se sitúan, en las dos esquinas inferiores, las figuras de un toro y un león.



Las cuatro figuras dispuestas en las cuatro esquinas de esta carta representan todo arquetipo cuaternario.

  • Los cuatro elementos; fuego, tierra, aire y agua,

  • los cuatro evangelistas; san Mateo, san Juan, san Marcos y san Lucas,

  • las cuatro virtudes cardinales: Templanza - Prudencia - Fortaleza - Justicia,

  • o las cuatro estaciones del año; primavera, verano, otoño e invierno,

  • las cuatro direcciones de la brújula; norte, sur, este y oeste.

  • Y también las cuatro letras del nombre de Jehovah; יהוה.

La figura desnuda encarna a Eva, La Gran Madre, el cetro en su mano izquierda representa el poder de mando, mientras que la gran mandorla, o Vesica a su alrededor, evoca a la Naturaleza y su curso a lo largo del tiempo.

 


Baraja del Tarot de Marseille

 

Jean Noblet - Paris. 1650



Por otro lado, lo que se descubre en las cuatro esquinas de la carta nº XXI del Tarot son las cuatro figuras de la visión de San Juan en el Apocalipsis, que equivalen a los cuatro Vivientes de la visión de Ezequiel, y corresponden a las cuatro formas de la Esfinge.

 

Esta carta simboliza, pues, el Macro y Microcosmos, que en este caso equivale a Dios y la Creación, o la Ley de lo Absoluto.




EL TETRAMORFOS



La Biblia recoge el relato de la visión del profeta Ezequiel acerca de las cuatro criaturas vivientes semejantes a hombres, en la que cada uno de estos seres tenía cuatro rostros y cuatro alas, y los pies eran derechos, y la planta de sus pies como pie de becerro.


   Y en medio de ella, figura de cuatro animales.

Y éste era su parecer; había en ellos semejanza de hombre.

 

ומתוכה דמות ארבע חיות וזה מראיהן דמות אדם להנה׃

 

Ezequiel 1:5


Y de resaltar, la jornada del Apóstol Santiago, día en el que fue bautizada la Infanta por el Nuncio de su Santidad en la Capilla Real, además de la marca del 24 de Junio, San Juan Bautista, sugerida en el suelo del pasillo con pinceladas de luz muy intensa sobre la vertical de la reposada mano izquierda de la Infanta Margarita, lo que hace posible considerar, pues, la jura de la Infanta como princesa de Asturias, y, de puertas adentro, reconocida heredera del trono de Castilla.



 


San Juan Bautista patrón de la corona de Aragón



      En el atrio de la iglesia de Santa María la Mayor, en el municipio de Caspe, Zaragoza, tuvo lugar, el 24 de Junio de 1412, el célebre Compromiso de Caspe, por el cual, a propuesta de los delegados de los parlamentos catalán, valenciano y aragonés, fue otorgada la corona de Aragón a Fernando de Antequera, infante de Castilla.



Al igual que las manillas del reloj miden el tiempo, mostramos, pues, el tránsito, de derecha a izquierda, de la fugaz línea temporal que da sentido narrativo a esta obra maestra, y, con estricto orden, ilustra la posición de los personajes, objetos o marcas de fechas concretas.

 

Y ante este tipo de lectura, se desvela gráficamente la salvaguarda de la Infanta:

Las fórmulas de acceso al trono se dividen en cuatro etapas:

Bajo la advocación de San Juan Bautista se han consagrado hechos memorables, y, en este caso, la reivindicación del pretendiente al trono, que en hebreo se escribe con las siguientes cuatro letras: טוֹעֵן, se da amparo a cuatro distintas razones de las doce Casas del destino:


 

HIJOS - RIQUEZAS - HONORES DEL REINO - MUERTE


 


 

A la Infanta Margarita de Austria, como a todo participante relevante de esta composición, le corresponde una letra hebrea en particular, exactamente la letra simple Tet, novena letra del alefato, que de acuerdo con Athanasius Kircher le correspondería el siguiente significado:


 

 

      9  ט  Teth, declinatio, exhibet nomen Dei שדי Sadai, & Sephiram nonam יסוד, id eſt, fundamentum; ei congruentes ſunt כרובים Cherubim, ſeu Angeli; & influuntur de virtute Dei per medium intelligentiæ octaui ordinis, & eâdem virtute influunt in inferiora.

      9 Tet, rechazo, presenta el nombre de Dios שדי Sadai, y la novena Sefira ישוד, es decir, el Fundamento; A esta Sefira le corresponde los Querubines, o Ángeles; que fluyen del poder de Dios por medio de la inteligencia de octavo orden, y por el mismo poder fluyen hacia los inferiores


Página 226 - CLASSIS IV. CABALA HEBRÆRVM - CAPVT VIII. Athanasii Kircheri. OEDIPI ÆGYPTIACI.

Tomus Secundus. GYMNASIVM. ROMÆ - Anno M DC LIII.


 

Las Meninas muestran el momento que la mano derecha de la Infanta Margarita acaricia el Reino ante sus padres, alegoría representada, pues, por la Sefira nº 10, Malkhut, que trata de la jarrita de arcilla roja de Tonalá ofrecida por la menina Agustina Sarmiento, de modo, que esta obra maestra no sólo está promoviendo la idea de una heredera, sino que, también, el término latino declinatio vinculado a la letra Tet, que se traduce por rechazar un ofrecimiento, o una responsabilidad, y, en especial, declinar cortésmente una invitación.

 

Indudablemente, promovemos dos ideas opuestas, no obstante, el cabello dorado de la Infanta augura su responsabilidad futura, ya que, en la división de la pared del fondo en doce partes iguales, a la Infanta Margarita le corresponde el signo de Leo, cuya constelación rige el rey de los planetas, el Sol.



 

המליך אות ט' בשמיעה

וקשר לו כתר וצרפן זה בזה וצר

בהם אריה בעולם ואב בשנה

וכוליא שמאלית בנפש זכר ונקבה׃

        Hizo reinar la letra Tet, ט,

en Audición,

y le ató una Corona.

Combinó una con otra

y formó con ellas:

Leo en el Universo,

Av en el Año

y el riñón izquierdo en el Alma;

masculino y femenino.


Sefer Yetzirah - Capítulo 5:8


 

Personaje
Letra hebrea
Caligrafía
Característica
Letra latina
Signo del Zodiaco
Planeta
Casa Astrológica
Infanta Margarita de Austria Tet Audición T Leo Sol Casa V - Filii - Los Hijos


CORRESPONDENCIAS


 

A estas correspondencias se le suma, pues, las nueve letras del nombre de MARGARITA que se acomodan en las nueve cámaras del Sello de Saturno, de manera, que la suma de los números por columnas, filas y diagonales principales siempre suma 15.





Y dada la dignidad real que atesoraba la Infanta, nacida el 12 de Julio de 1651, sólo le quedaba esperar casarse adolescente con su tío el emperador Leopoldo I de Austria, el hermano de su propia madre, en 1666 con 15 años.


 

1666 - 1651 = 15.


 

   La atención principal de Las Meninas es para la Infanta Margarita, sin ella

no tendrían cabida los parabienes que el pintor pone en escena.


 


LA INFANTA MARGARITA DE AUSTRIA & LAS MENINAS


 

Juan Solorzano y Pereira, en su libro EMBLEMATA - REGIO POLITICA - INCENTVRIAM VNAM REDACTA - Madrid 1653, promueve, mediante la interpretación de imágenes, la legitimación del orden imperial de los Austrias y los valores morales que deben prevalecer en el entorno cortesano [6].

 

De este libro hemos escogido un emblema concerniente al tipo de energía o elemento primordial que irradia la monarquía, que reza así:

 

REGVM CALOR QUOMODO SVSCIPIENDVS - CÓMO SE HA DE GESTIONAR EL CALOR DEL REY




EMBLEMA LIIX.

 

Ergo recede parum, nam proximus ignis adurit:

Si procul abſcedas haud calor ullus adeſt.

Eſt ignis Princeps, urit, ſi proximus audes,

Frigebiſque procul, cautus utrmque cave.

 

 

Retírate un tanto, pues requema la proximidad del fuego;

pero si te alejas en exceso, no hay ningún calor.

El Príncipe es un fuego, quema si te acercas mucho,

pero lejos te congelarás; evita prudente ambas situaciones.



Señalaremos, pues, de qué modo Velázquez hace destacar a la Infanta Margarita de Austria, a través de la simbología del elemento fuego, en el escenario de Las Meninas.

 

Una propuesta planteada del siguiente modo:



Casa IX

 

Religio Peregrinatio - La Religión


Menina Agustina Sarmiento & Carta XXXV - Tarocchi. Maestro de la serie E. 1465



Samekh

Sagitario

Fuego

Luna

Pelo menina Sarmiento

Casa IX - Religio Peregrinatio - La Religión

Nun

Escorpio

Agua

Menina Agustina Sarmiento

Casa VIII - Mors Hereditates - La Muerte



Las Meninas es una pintura histórica que proclama a la Infanta Margarita de Austria heredera de una monarquía acreditada por derecho divino, con poder y dominio absoluto, para que su sangre y la de sus descendientes triunfen sobre el tiempo.

 

La imagen del príncipe solar es común a todas las monarquías europeas modernas.



Elemento

Fuego

Fuego

Fuego

Signo


Sagitario


Leo


Aries

Casa Astrológica

Casa IX

 

Religio Peregrinatio

 

La Religión

Casa V

 

Filii

 

 Los Hijos

Casa I

 

Vita

 

La Vida

Planeta

Luna en Escorpio

Sol en Leo

Venus en Tauro

Protagonista

Pelo menina Sarmiento

Margarita de Austria

Pelo menina Velasco

Personaje bíblico Aarón
Moisés


La triplicidad de Fuego - El Sol en su Casa V



Entendemos, que ante las expectativas hereditarias del monarca, este fastuoso retrato de la infanta Margarita respondía, pues, a un justificado miedo al fracaso, y, como constatamos, en esta pintura se empleó todo aquello que pudiera funcionar como protección talismánica.



Casa I

 

Vita - La Vida


Menina Isabel de Velasco & Carta XXX - Tarocchi. Maestro de la serie E. 1465



Heh

Aries

Fuego

Venus

Pelo menina Velasco

Casa I - Vita - La Vida

Vau

Tauro

Tierra

Menina Isabel de Velasco

Casa II - Lucrum - Las Riquezas



Estas premisas se suman a nuevos e importantes hallazgos detectados en este lienzo; y, desde el punto de vista más esclarecedor, entendemos, que este retrato de la Infanta Margarita, en una sala tan grande, se elaboró para protegerla de cualquier peligro ajeno a los planes del monarca Felipe IV.

 

   La Infanta Margarita está retratada en Las Meninas auspiciada, e incondicionalmente, como protegida heredera [8].




La Infanta Margarita & La proporción áurea



Observemos, pues, un anagrama, e ingenioso cuaternario, elaborado con las mismas letras del nombre de la emperatriz Margarita en un libro homenaje, de Joannes Franciscus Christopherus, Baron Talmberg, en su prematura muerte en 1673 [7].

 

El contenido de este anagrama es muy amplio, pero el protagonista absoluto son las cuatro sílabas del nombre de MARGARITÆ, que corren en paralelo con la duración de un año a través de los cuatro signos fijos del Zodiaco, además de incorporar un deletreo inacabable en latín, alfabético y numérico, de un elaborado cronograma cuya letra T corresponde al signo de Leo.





Como culminación del esfuerzo del pintor no hay duda acerca de la calidad de la perspectiva aérea, pero ésta, flagrantemente, venía acompañada de diez esferas, o principios sagrados, desplegados etéreamente en el aire de Las Meninas, y, equivalentes, a la misma cantidad de círculos que muestra el marco gótico del espejo de la tabla de Van Eyck [9].

 

Diez círculos que relatan la Pasión y Resurrección de Cristo, y convierten al espejo en un objeto sagrado.


 

Centro de coordenadas

 

Las Meninas de Velázquez - 1656

 

Museo del Prado de Madrid

 

Jan Van Eyck - 1434

 

Detalle de los desposorios de los Arnolfini

 

National Gallery de Londres


 

El reflejo del espejo de Las Meninas confirma al dúo real en la simple apariencia de que existen, ya que Velázquez hace de la ausencia de los monarcas su presencia, para que ambas imágenes; la de dentro del espejo y la intuida fuera del lienzo, se igualen y contrasten en la variedad de su naturalidad pictórica.

 

En ambas obras de arte se asocia el espejo, con precisión geométrica, a la alegoría de la unión conyugal, como ejemplo y modelo, y lo que se capta en su superficie más allá del plano pictórico, es decir, el mundo real.

 

Alegoría que simboliza la integridad conyugal y el poder contra las influencias perniciosas.

 

Esta nueva propuesta responde, en verdad, a la finalidad del uso del espejo como talismán en Las Meninas, en el que se plasma el séptimo aniversario de boda del rey Felipe IV y la reina Mariana de Austria.

 

Y aunque no todos los espejos son iguales, el cronista Jerónimo de Barrionuevo escribía un aviso, con un trasfondo bastante cercano al tema que tratamos, el 10 de Abril de 1658, dos días después de cumplir el rey Felipe IV cincuenta y tres años [10]:


        El tiempo santo ha hecho, según dicen, descubrir un hechizo puesto al Rey en un espejo donde siempre al pasar se miraba.

Dícese le entregaron al fuego, y que se calla por razones de Estado.


Una creencia propia de la superstición de esta época, la del mal de ojo, que se corrobora también en el conocido cinturón de amuletos, cuyo uso se extendió entre la realeza y las familias nobles, tal y como testimonian diversos retratos de infantes realizados por los pintores de la corte madrileña.

 

Escribe Enrique de Villena, nieto de Enrique II, en su libro del Aojamiento o fascinología en 1422 [11]:


 

   Muchos filósofos y grandes letrados fablaron del ojo, donde se deriva aojar, que en latín decimos façinare, y por aojamiento facinacion, y pocos dieron la causa dello, y fueron menos las causas alcanzantes de sus remedios preventivos, çegativos é subsecutivos, si quier, curativos. Los más, empero, concuerdan de aquéllos sean algunas ponçoñas tanto venenosas en su complexión y tan apartadas de la ebrasía, que por vista emponzoñan el aire y los á quienes aquel aire tañe é lo reciben por atracción inspirativa.

 

É la tal venenosidad de complexión, más por vista obra que por otra vía, por la sotileza del pus visibo que su impresión de más lexos en el aire difunde. É tiene distintos grados según la potencia del catador y la disposición del catado.

 

E por esto más en los niños pequeños tal acaesce daño mirados de mandada vista por abertura de sus poros y fervor y calidez de su sangre abondosa, dispuesta á rescebir la impresión.

 

E el tal acto ó recepción dicen aojamiento ó facinacion; desto mueren asaz personas y otros adolescen de manera que non saben de que les viene, y non les prestan las comunes medicinas sinon aquellas que para esto son especiales y propias, y cuidan muchos que las palabras dañan en esto más que el catar, porque ven que si alguno mira á otro que le bien paresca é lo alaba de fermoso ó donoso, luego paresce daño en él de ojo, si quier, de facinacion.


 

Y como mejor ejemplo de protección lo encontramos en la iconografía del retrato de la pequeña Infanta María Ana, la futura emperatriz, casada con su primo Fernando III, y madre de la reina Mariana de Austria, que sujeta en su mano derecha una higa de coral contra el mal de ojos, y de su cinturón penden; un colmillo de jabalí, para defenderla del aojamiento y de venenos, una campanilla para ahuyentar a los malos espíritus y protegerla contra el mal de oídos, una bolsita con sustancias aromáticas, hierbas y especias, contra infecciones, y una pezuña de oso.


 


INFANTA MARÍA ANA

 

Juan Pantoja de la Cruz. Viena, Kunsthistorisches Museum. 1607



 

Un año antes de pintar Las Meninas Velázquez retrata a la Infanta Margarita con una higa de azabache prendida en su hombro izquierdo.



 


INFANTA MAR
GARITA

 

Diego Velázquez. Madrid, Fundación Casa de Alba. 1655



 


 

Ante tales intenciones, se trata de discernir entre la doctrina religiosa que presumía profesar la realeza, y en la que tenían que aceptar para perpetuarse en un nuevo reinado; por lo que se podría entender, entonces, que la superstición era una de las dinámicas más activas y privadas de esta sociedad barroca que desconfiaba de sí misma.

 

Sólo con sospechar si el honor del rey dependía del pintor, ante el uso deliberado de Kabala por parte de Velázquez, o si esta corte de los Austrias ponía en duda la supremacía del Dios católico, supone el hecho de que esta pintura cabalística convertía a un secreto en un gran peligro.


 

   ¿Que firmeza tendrá el pueblo en la Religion, ſi la vè torzer a los fines particulares del Principe, i que es velo, conque cubre ſus deſinios, i deſmiente la verdad?

No es ſegura politica la que ſe viſte del engaño. Ni firme razón de eſtado la que ſe funda ſobre la invencion.


Comentario de de la Empresa 27 - SPECIE RELLIGIONIS de Saavedra Fajardo
[12].



   Notables han ſido los caſos, que han ſucedido en el mundo por eſte apetito de reynar; y deue de ſer la cauſa, que como reynar es vna participacion de Dios, ſegun dixo Epantidas Pytagorico, aſsi todos deſſean eſta ſuprema dignidad del Reyno, y eſte fue el cebo, con que el demonio engaño a nueſtros primeros Padres: Eritis ſicut Dij; ſereis como Dioſes, ſi comieredes deſta mançana.


Primera parte del Theatro de los Dioses de la Gentilidad - Baltasar de Vitoria. Salamanca.1620.



Estas nuevas deducciones no acusan tácitamente a nadie, y situándonos a mediados del siglo XVII, que pudiera acabar sentado en el banquillo de los acusados, prestando declaración jurada ante un Tribunal de la Santa Inquisición, por las diferentes pruebas halladas y decodificadas en el lienzo de Las Meninas.

 

Y ante lo insólito de estos hallazgos hay que avenirse con lo que ya tenemos, es decir; el mismo cuadro de Las Meninas como la mejor prueba y valedor documento.




La Heredera

 

   Margarita de Austria era hija de Felipe IV y Mariana de Austria, y nació en Madrid el 12 de julio de 1651, y cuando Velázquez la retrata en Las Meninas tenía cinco años.


   La incertidumbre de la herencia de los Austrias, y lo desaconsejable de retirar a la Infanta Margarita del escenario de la paz con Francia, eran las últimas bazas en juego; en plena infancia, la pequeña se convertía en una cotizada moneda de cambio.


Como el doctor Salazar de Mendoza, amigo y mecenas del Greco, había ya escrito en 1618.

 

Margarita, la mas principal piedra precioſa de las blancas, el aljofar, ſimbolo de la vnion, y conformidad.




La Infanta Margarita salvaguardada por la imagen latente del Árbol Sagrado de la Vida



El veredicto que planteamos está motivado por la Geometría, y, por tanto, ésta será la ciencia que descubra y dé significado a las diferentes alegorías soterradas que se establezcan en Las Meninas.

 

La espiral, como símbolo, representa el crecimiento, la evolución, la expansión, la continuidad..., y se relaciona con el laberinto.

 

Desde el neolítico la espiral fue representada por pueblos distantes en tiempo y espacio; y se encuentran numerosos ejemplos en la cultura egipcia, cretense, mesopotámica, hindú, china, japonesa, precolombina, celta, escandinava...

 

Un dibujo en consonancia con la pujanza fertilizadora solar y lunar; que evoca el nacimiento y el crecimiento, y promueve el viaje de regreso del alma a su origen entre otros distintos significados.




La Espiral de
Las Meninas


Los números de la sucesión; 1, 1, 2, 3, 5, 8, 13, 21, 34, 55, 89, 144, ..., de Fibonacci [13].

 

En el caso que tratamos, La Espiral de Las Meninas nace en el centro del pecho de la Infanta Margarita de Austria, es decir; en su propio esternón.




INICIO DE LA ESPIRAL



El crecimiento proporcional de la espiral consolidada sobre la superficie de Las Meninas nos remite a un estipulado propósito:



       Simbólicamente, este punto medio y anatómico del cuerpo de la Infanta Margarita de Austria, marca el centro reservado de los elegidos, en todos los casos, una imagen e identidad exclusiva de la verdadera semilla de los reyes del mundo, tal y como en la tradición europea el Emperador se situaba, siempre, en el lugar central en las ceremonias.




LA ESPIRAL



El ajustado recorrido de la espiral que alumbramos pocas palabras valdrían para definirla mejor.

 

Una gran enseñanza del fulminante paso del tiempo, es decir; la imagen del eterno retorno.

 

Alrededor de esta acicalada idea geométrica se desarrolla la trama organizada del buen hacer del pintor Velázquez, que no priva de significado, por nimia que fuera, a pincelada alguna.


 


La Espiral se inicia en el Manubrium del Esternón de la Infanta.


 

En consecuencia, el escenario de Las Meninas centra toda la atención en el retrato de la Infanta Margarita, y, con resuelto propósito, reivindica a la posible heredera de los Reinos de las Españas [14].

 

La Sefira nº 10, Malkhut, El Reino, es virtualmente el centro de la materia; o sea, el mundo creado por Dios.


 


La jarrita roja de Tonalá & Malkhut - El Reino

 

Imagen mágica

 

Una joven mujer coronada y entronizada.

 


Nombre Divino

 

Adonai Ha Aretz - Señor de la Tierra


Personaje

Letra hebrea

Caligrafía

Característica

Letra latina

Signo del Zodiaco

Planeta

Casa Astrológica

Infanta Margarita de Austria

Tet

Audición

T

Leo

Sol

Casa V - Filii - Los Hijos


CORRESPONDENCIAS


La Infanta Margarita en Las Meninas se la identifica con el astro rey; de manera, que, como el Sol, permanentemente brillase en lo más alto de una España que era el Imperio en el que nunca se ponía el Sol.

 

La imagen del príncipe solar es común a todas las monarquías europeas modernas, y, en este caso, asimilado a la transmisión de la herencia de los padres a su descendiente, es decir:

 

A su favorecida heredera la Infanta Margarita de Austria.

 

De acuerdo con Athanasius Kircher, 1602 - 1680, sacerdote jesuita, políglota, erudito, estudioso orientalista, de espíritu enciclopédico y uno de los científicos más importantes de esta época, argumentaremos, en latín, los contenidos ocultos de la jarrita roja de Tonalá pintada en Las Meninas, y ofrecida por la joven menina Agustina Sarmiento a la Infanta Margarita.

 

Y cierto es que a la humilde arcilla de la jarrita roja de Tonalá le acompaña, pues, un innegable propósito iconográfico que garantiza una hipótesis inicial, que, a día de hoy, ninguna investigación ha planteado, a tenor de las muchas explicaciones que existen de esta obra de arte.


 

 

 

Litera quarta tetragrammati

יהוה

 

   Decimum veſtimentum ſeu Sephirah vltima eſt מלכות Malcuth ſiue Regnum, cuius nomen אדני Adonai; Attributa eius ſunt, Regnum, vita, Cherub ſecundus, ſpeculatio non illuminans, poſteriora Dei, finis omnium, Eccleſia Israël, Sponſa in Cantico Canticorum, Regina Cœli; myſterium legis ab ore datæ, Aquila, litera quarta tetragrammati, Regnum domus Dauid, Templum Regis, Ianua Dei, arca fœderis, binæ Tabulæ, Dominus uniuerſæ terræ. Canalis per quem Deus influit in ordinem אישים, id eſt, Animarum, & per Intelligentiam Mitatron in ommem Lunæ ſubiectum elementarem Mundum.

 

   La décima vestidura de Dios es la última Sefira, y se denomina el Reino, Malkhut, cuyo nombre es Adonai, אדני. Sus atributos son: Reino, vida, segundo Querubín, especulación no esclarecida, retaguardia de Dios, fin de todo, la Iglesia de Israel, la Esposa en el Cantar de los Cantares, la Reina del Cielo, el misterio de la ley dada por la boca, el Águila, la cuarta letra del Tetragrámaton, el Reino de la casa de David, el Templo del Rey, la Puerta de Dios, el arca de la alianza, las dos Tablas, el Señor de toda la tierra. Malkhut es el sendero a través del cual Dios fluye hacia el orden de אישים, es decir, el de las Almas, y, a través de la Inteligencia de Mitatron, hacia todo el Mundo elemental sujeto a la Luna.

 

 

 


Página 295 - CLASSIS IV. CABALA HEBRÆRVM - CAPVT VIII. Athanasii Kircheri. OEDIPI ÆGYPTIACI. Tomus Secundus. GYMNASIVM. ROMÆ - Anno M DC LIII


 

Esta diminuta pincelada que remarcamos pone de acuerdo, sin reservas, al conjunto pictórico con cualquier nueva incidencia simbólica, y, nos prepara para esclarecer el propósito de esta pintura barroca [15].

 

Aclararemos el resumen de la idea:

 

Si la menina Sarmiento está ofreciendo el Malkhut, es decir; el Reino, a la Infanta Margarita, es por tanto esta misma menina quien pone en juego la idea fundamental:

 

 La jura de la Infanta.

 

Cuyo aval estaba preservado por la simbología de los 10 Sefirot del Árbol Sagrado de la Vida.




La menina Agustina Sarmiento

 

        Hemos dividido a la pared del fondo en doce áreas iguales susceptibles de ser interpretadas, cada porción en particular, como un signo del Zodíaco.



La división de la pared del fondo en doce partes iguales tolera la lectura de los doce signos del Zodiaco


En Astrología los 12 signos del Zodíaco simbolizan, a su vez, doce casas o ámbitos de la actividad del ser humano, número que también corresponde a los 12 meses del año solar, y asimismo, según el Sefer Yetzirah, a cada una de las doce letras simples del idioma hebreo [16].


 

Personaje

Letra hebrea

Caligrafía

Característica

Letra latina

Signo del Zodiaco

Planeta

Casa Astrológica

Menina Agustina Sarmiento

Nun

Olfato

N

Escorpio

Luna

Casa VIII - Mors Hereditates - La Muerte


CORRESPONDENCIAS


 

Primer significado de la menina Sarmiento y su letra correspondiente:

 

La letra Nun.


 

 

      16  נ  Nun, capitale, ſignificat שמש Schemeſch, id eſt, Cœlum Solis; eius intelligentia eſt רפאל Raphael: influit que de virtute Dei per medium intelligentiæ Camael, eâdem que virtute influit inferioribus.

 

      16  Nun, mayúscula, significa el Cielo del Sol; Su inteligencia es Rafael: que brota del poder de Dios por medio de la inteligencia Camael, el mismo poder que brota en los inferiores

 

Página 227 - CLASSIS IV. CABALA HEBRÆRVM - CAPVT VIII. Athanasii Kircheri. OEDIPI ÆGYPTIACI.

Tomus Secundus. GYMNASIVM. ROMÆ - Anno M DC LIII.


 

El heredero de David es el Mesías, de quien se dice:


 

   Será su nombre para siempre perpetuado, Yinon, mientras dure el Sol:

Y benditas serán en él todas las gentes, lo llamarán bienaventurado.

 

יהי שמו לעולם לפני־שמש ינין שמו ויתברכו בו כל־גוים יאשרוהו׃

 

 

Salmos 72:17.



 


Se lee Yinon, uno de los nombres del Mesías


 

¿Y por qué la letra Nun tiene dos formas; una curva y otra alargada? Porque está escrito en Salmos 72:17:

 

Que su nombre se perpetúe, Yinon, tanto como dure el sol.

 

Allí las dos Nun están presentes; la curva y la alargada, ya que la profecía debe cumplirse a través de lo masculino y femenino [17].

 

Nun, la decimocuarta letra hebrea, equivale a David, el primero de los reyes de Israel, y además, según cuenta la tradición hebraica, Nun significa reino, y en particular:

 

El heredero al trono.


 

 

Cuatro puntos calientes alrededor de la cabeza de la menina Sarmiento:

  • La Cruz de Santiago - Hod - El Honor.

  • El Espejo - Yesod - El Fundamento.

  • La jarrita roja - Malkhut - El Reino.

  • El Escudo hexagonal plateado en su falda.



Por encargo del rey, la menina Sarmiento asume la responsabilidad de lo que se dé o brinde a la futura heredera, ya que, hallándose la más próxima a la Infanta, lleva en sus manos, vestido y pelo atributos indicadores de cierta trascendencia.

 

En una carta, fechada en Madrid el 10 de Octubre de 1656 dirigida a Sor María de Ágreda, el rey Felipe IV se despacha en el último renglón con la siguiente frase:

 

y no olvideis de la sucession desta Monarquia [18].

 

Este estudio da por finalizado al lienzo de Las Meninas el 7 de Octubre de 1656, y, sin embargo, sólo tres días después, el rey parece no satisfacerse teniendo en su haber dos hijas herederas de distintas madres.

 

Prendida en su pelo, la menina Sarmiento porta una mariposa, que debido a su corto periodo de vida está relacionada con lo efímero, es decir; la muerte, no obstante, representaría tanto la consciencia espiritual, como los cambios cíclicos del planeta Luna, planeta que hemos asignado a esta menina.


 



 

Es, pues, éste uno más de los muchos detalles, de una misma finalidad, que suscita una mejor aproximación a este lienzo, en donde Velázquez reivindicó su verdad, y, de hecho, esclareció con los pinceles la viva respuesta de sus hondos conocimientos.



La jarrita roja de Tonalá pintada en Las Meninas.

     

La rueca de Las Hilanderas de Velázquez.



 

La exactitud de la Geometría analítica, la magia operativa cabalística y la iconografía hebrea están presentes en la escena de Las Meninas, donde el prestigio de las letras hebreas son ayuda ineludible para la explicación legítima de este óleo.

 

La siguiente imagen exhuma un comprometido diseño verbal enhebrado en el camino de los Sefirot, y que, además de representar una experiencia sublime, supera, gracias a la consistencia geométrica que desarrolla Velázquez, la percepción artística ordinaria [19].



 


 

שם המפורש

 

Los 72 nombres del Shemhamphorasch o Nombre Inefable


 

La resonancia original del número 72, representada en una cuadrícula de 9 x 8 rectángulos, se explica, a modo de letras, con 72 celdillas rectangulares iguales de 22,222... x 30 pulgadas cada una, que equivalen, pues, al tamaño real de la pared del fondo de Las Meninas.



  celdillas pulgadas   Tamaño real de la pared del fondo medidas castellanas metros
Altura 9/filas 22,222... x 9 = 60 unidades x 3,333... pulgadas por unidad = 200 pulgadas 200 / 36 = 16 pies y 2/3 4,65
Anchura 8/columnas 30 x 8 = 72 unidades x 3,333... pulgadas por unidad = 240 pulgadas 240 / 12 = 20 pies 5,58



El pelo de la menina Agustina Sarmiento

 

        Segundo significado de la menina Sarmiento en su letra correspondiente:

 

La letra Samekh.

 

Hemos hablado de Astrología, y a la Casa IX le corresponde la Religión - Religio Peregrinatio.

 

Cierto, a esta Casa IX le corresponden varios detalles relevantes;


Concepto

Letra hebrea

Caligrafía

Característica

Letra latina

Signo del Zodiaco

Casa Astrológica

Pelo de la menina

Samekh

Sueño

S

Sagitario

Casa IX - Religio Peregrinatio - La Religión


CORRESPONDENCIAS


Resulta difícil encarar dos doctrinas bien diferentes; una, como hemos señalado, peligrosa, y, la otra, la correspondencia zodiacal en este óleo del espacio pictórico de esta letra hebrea Samekh.




Una gran letra Alef se pinta junto a la paleta del pintor, y debajo de ella se retrata a Aarón mirándonos de soslayo.

 

 

Aarón hermano mayor de Moisés, fue el primer sumo sacerdote de la antigua Ley.

 

Su recóndito retrato corresponde a la textura del pelo en la parte posterior de la cabeza de esta menina.

 

Es precisamente en estos renglones donde percibimos que la trascendencia de las letras hebreas y el criterio geométrico son inseparables para la explicación legítima del óleo de Las Meninas.

 

De acuerdo con nuestro plano, a la parte posterior de la cabeza de la menina Agustina Sarmiento le corresponde la letra hebrea Samekh; letra que en la tradición hebrea encarna el concepto de soporte divino, y, arcanamente, la Constelación de fuego Sagitario.


      18  ס  Samech, indicat Cœlum Mercurij, qui כוכב Cochab, id eſt, ſtela dicitur, cuius intelligentia eſt מיכאל Michael, influitur que virtute Dei per medium intelligentiæ Raphaelis, & eâdem que virtute influit inferioribus.

 

      18  Samech, indica el Mercurio del Cielo, que es la estrella cuya inteligencia es Miguel, y fluye por el poder de Dios por medio de la inteligencia de Rafael, y este mismo poder desemboca en los inferiores.

 

Página 227 - CLASSIS IV. CABALA HEBRÆRVM - CAPVT VIII. Athanasii Kircheri. OEDIPI ÆGYPTIACI.

Tomus Secundus. GYMNASIVM. ROMÆ - Anno M DC LIII.


Y cierta importancia tiene esta letra simple hebrea; según la mayoría de los textos masoréticos, que es la versión hebraica de la Biblia, ratifican que es en Eclesiastés 12:13 el único lugar de las Sagradas Escrituras donde se escribe la palabra conclusión, סוף, con una gran letra Samekh.


סוף דבר הכל נשׁמע את־האלהים ירא ואת־מצותיו שׁמור כי־זה כל־האדם

 

Oigamos la conclusión de todo el asunto:

Teme a Dios, y guarda sus mandamientos; porque esto es el todo del hombre.

 

Eclesiastés 12:13


Ahora observaremos la relevancia de esta letra Samekh respecto a la zona de Las Meninas que le incumbe.

 

Bajo la Lámpara Kether se sitúa la letra madre Alef, en el área que corresponde, en la parte posterior del retrato de la menina Sarmiento, al signo de Sagitario, cuya marca pertenece a la festividad de San Andrés el 30 de Noviembre.


 

Signo de Sagitario

 

 

 

 

 

 

 

Día del patrón de la Orden del Toisón de Oro

 

Andrés en hebreo empieza por la letra Alef


La letra Alef tiene un diseño característico cercano al de una cruz en forma de aspa, el símbolo que identificará al apóstol San Andrés.

 

Y completaremos su retrato, pues, a causa de la dualidad del retrato de la menina Sarmiento, con una ayuda iconológica, como es el buen ejemplo de la virtud cardinal de la Prudencia.




Menina Agustina Sarmiento & Carta XXXV - Tarocchi. Maestro de la serie E. 1465



 

PRUDENCIA

 

   Mujer con dos rostros similares a los de Jano, que se mira en un espejo, y su mano derecha sujeta una flecha con una serpiente enroscada.

 

Los dos rostros significan que la Prudencia es un conocimiento verdadero y cierto, que ordena lo que se debe hacer, y surge de la apreciación conjunta de las cosas pasadas y futuras.

 

La excelencia de esta virtud es tan importante que por ella se recuerdan las cosas pasadas, se ordenan las presentes y se prevé el porvenir, por eso la persona que carece de ella no sabe recuperar lo que ha perdido, ni conservar lo que posee, ni encontrar lo que le espera.

 

Mirarse en un espejo significa el conocimiento de sí mismo, ya que nadie puede controlar sus actos si no conoce sus propios defectos.

 

Cuando la serpiente pelea opone todo el cuerpo a los golpes, revolviendo su cabeza con muchas vueltas, lo que da a entender que debemos oponernos a los golpes de la Fortuna, y a todas otras cosas, por muy caras que sean, y esto es la verdadera prudencia.

 

Como está dicho en la Sagrada Escritura:

 

Estote prudentes sicut Serpentes - Se prudente como la Serpiente.



 



Dado que el matiz de lo expresado supone una realidad histórica sin precedentes, recordaríamos que era la monarquía de los Austrias, a parte de la iglesia católica romana, la quien velaba del destino espiritual de los españoles a través de la Inquisición; pero aquí, en la mejor interpretación de su historia, y sin gran inconveniente, reivindicaba su propio convencimiento:

 

   Una genealogía mesiánica preservada en la misma Biblia, que custodiaba su sangre real.

 

Y bien seguro estaba Alonso Fernández de Madrigal, más conocido como el Tostado, Obispo de Ávila, cuando escribió:

 

En España Júpiter & domina Sagitario, como afirmó Ptolomeo en el Tetrabiblos, lib. 2. c. de la primera cuarta tierra.



Letra  Grafía Signo del Zodiaco Planeta Reino Concepto Casa IX

Samekh

Sagitario Júpiter España El pelo de la menina Sarmiento

La Religión


CORRESPONDENCIAS


Y aunque auspiciados por la sabiduría del humanista Alonso Tostado, que, por lo mucho que sabía, dio origen a la frase proverbial:

 

Saber o haber escrito más que el Tostado.

 

Entendemos, pues, que, arcanamente, la menina Agustina Sarmiento representaría La Religión, pero en el escenario de Las Meninas, en la Casa IX, encarnaría a Israel entre otros significados.

 

Si lo expuesto previamente ya parecen palabras mayores, quizás sean más elocuentes otras nuevas pruebas, y de la misma categoría, de lo que se vislumbra pintado en esta misma menina; tanto sea el escudo hexagonal, en un lateral de su falda, como, además, ciertas letras hebreas, en su parte más baja, que revindican su presencia.




La Estrella de David


       
En pintura de corte una buena fachada moral y ninguna expresión en particular son las pautas más reiteradas; una apariencia que dependía del entusiasmo naturalista del pintor.

 

La menina Agustina Sarmiento era hija de Don Diego Sarmiento de Sotomayor:


   Capitan General de las Provincias de Vizcaia, i de ſus Encartaciones, i con el de Comiſſario General de las de Eſpaña, del Conſejo i Iunta de Guerra [20].


Y sorprende que en su falda se observe, pues, uno de los detalles más clandestino de esta gran pintura, ni siquiera lo hemos oído mencionar, se trata del Sello de Salomón, llamado el Hexagrama [21].

 

El Hexagrama tiene su origen en la antigüedad más remota, y Pitágoras, como sus seguidores, exploró en su simbolismo cósmico, que junto con la estrella de cinco puntas, se usó como amuleto de protección contra los espíritus maléficos y de adorno.

 

Los cabalistas indican que el triángulo que señala hacia abajo, el agua, representa la sexualidad femenina, y el triángulo que señala hacia arriba, el fuego, la sexualidad masculina, en definitiva, un símbolo de la unidad y la armonía, y principio hermético expresado por los dos triángulos de la estrella de seis puntas:

 

Lo de arriba es lo de abajo, y lo de abajo es lo de arriba.


 

        Verum eſt ſine mendacio, certum & veriſſimum. Quod eſt inferius, eſt ſicut id quod eſt ſuperius. Et quod eſt ſuperius, eſt ſicut id quod eſt inferius, ad perpetranda miracula rei unius.

 

        Es una verdad sin mentiras, cierta y la más verdadera, que lo que está abajo es como lo que está arriba, y lo que está arriba es como lo que está abajo, a fin de realizar los milagros de una sola cosa.


El Hexagrama representa, por tanto, la conciliación de los opuestos y la interpenetración de los dos reinos: El terrenal y el celeste.

 

En la Edad Media la Estrella de David aparece con gran frecuencia entre la comunidad judía, pero sin asumir ningún significado religioso especial, y, además, en algunas iglesias cristianas medievales se halla a menudo integrado como ornamento.

 

El término Escudo de David en la liturgia judía representa a Dios como el protector o escudo de David.




En la falda está pintado un escudo hexagonal y una letra Nun


Abordaremos los nombres más conocidos de esta forma geométrica y hexagonal:

Muchos nombres y apellidos para ensalzar una imagen genuina de la herencia mágica primitiva del patrimonio de la humanidad, y, simultáneamente, revelarnos el desarrollo de la Matemática y Geometría por parte de los griegos y sus sucesores en toda la cuenca mediterránea.


 

Estudio de las 23 intersecciones en el Hexagrama.
 
Ilustración de las 22 letras hebreas, y en el centro el planeta o elemento Tierra:
 
Malkhut, el Reino.
 
La jarrita roja de arcilla de Tonalá también queda representada por el Malkhut.
 
   Podemos decir, sin dudarlo, que el Sello de Salomón o Hexagrama es un verdadero microcosmo que esconde en su interior la idea completa de la creación divina.


 

Para el tema que tratamos, recordaremos una frase que nos es muy válida del Cantar de los Cantares de Salomón que reza así:

 

Grábame como un sello sobre tu corazón [22].

 

Para Benito Arias Montano [23], en su paráfrasis sobre el Cantar de los Cantares de Salomón en tono pastoril, esta misma frase pronunciada por el Esposo quedaría así:

 

Querría yo, te juro,

en el tu pecho estar

con un muy fuerte sello,

tal que otro alguno no pudiese vello...




Las dos meninas y las letras hebreas


        La luz rasante consiste en iluminar, con cierto ángulo tangencial, la superficie de un objeto para destacar las irregularidades de su textura, del mismo modo, Velázquez destaca, en
la superficie del lienzo de Las Meninas, pinceladas con efectos de luz rasante en la última capa de color, donde, además, se descubre información explícita.

 

Como ya hemos analizado, no sólo se trata de observar una gran letra madre Alef en el pelo de la menina Agustina Sarmiento, sino, también, una letra Nun hebrea en su falda, en definitiva, un detalle más que se suma a la lista de hallazgos que facilita conocer la manera de pensar del pintor.

 

Athanasius Kircher, sacerdote de la Compañía de Jesús, experto en griego y hebreo, estudioso de las Ciencias Naturales, Matemática, Filosofía y Teología, nos brindará la oportunidad de meditar el mensaje de ciertas pinceladas en la superficie de Las Meninas.


 

 

      16  נ  Nun capitale, ſignificat, שמש, Schmeſh, id eſt, Cœlum Solis; eius intelligentia eſt, רפאל, Raphael; inſtuitque de virtute Dei per medium intelligentiæ Camael, eademque virtute influunt inferioribus.

 

      16 Nun mayúscula, significa, שמש, Schmeſh, es decir, el Cielo del Sol; Su inteligencia es Rafael; e infunde el poder de Dios por medio de la inteligencia de Camael, y el mismo poder fluye a los inferiores.

Página 227 - CLASSIS IV. CABALA HEBRÆRVM - CAPVT VIII. Athanasii Kircheri. OEDIPI ÆGYPTIACI.

Tomus Secundus. GYMNASIVM. ROMÆ - Anno M DC LIII.


 

Diseño de la letra Nun por Diego Velázquez



Letra Nun en la cartela del Cristo de Velázquez - Año 1632



Sobre la textura de ciertos detalles de esta pintura se adivinan sorprendentes trazos de signos reconocibles de un credo distinto al que supuestamente convendría ser practicado por el pintor o la vieja monarquía austriaca, de manera, que seguiremos abriendo camino guiados por el sacerdote de la Compañía de Jesús Athanasius Kircher, experto en griego y hebreo, especificando el mensaje de otras nuevas pinceladas en la superficie de esta pintura de Diego Velázquez.



Letra hebrea Guimel


La palabra Guimel se deriva de la palabra Guemul, que en hebreo significa tanto dar una recompensa como un castigo.


      3  ג  Ghimel, Retributio, index eſt diuini Nominis אש eſch, & ignem amatorium, ſiue Spiritum ſactum exprimit, & reſpondet tertiæ Sephiræ, ſeu Numerationi, que בינח Binah dicitur, ſeu prudentia; repræſentat que ex ſuperioribus essentiis Angelos, qui ארלים Aralim dicuntur, id eſt, Angeli magni, fortes & robuſti, deſcendunt que ordine tertio à diuina bonitate, illuminantur que virtute Dei per intelligentiam ſecundam, & ipſi pariter inferioribus influunt; dicuntur que; iuxta Orthodoxos Throni.

 

      3 Guimel, Retribución, pertenece al Nombre divino fuego, y del fuego amoroso, y expresa el Espíritu Santo, y su Numeración responde a la tercera Sefira, que se llama Binah, la prudencia; representa las esencias superiores los Ángeles que se llaman Aralim, es decir, Ángeles grandes, fuertes y robustos, que descienden del tercer orden de la bondad divina, e iluminados por el poder de Dios a través de la inteligencia del segundo, y corren igualmente a los inferiores; se dice que; junto al Trono Ortodoxo..


Página 226 - CLASSIS IV. CABALA HEBRÆRVM - CAPVT III.

Athanasii Kircheri. OEDIPI ÆGYPTIACI.

Tomus Secundus. GYMNASIVM. ROMÆ - Anno M DC LIII.


Hablamos, pues, desde el rigor visual acerca de una licencia pictórica a los pies del pintor, y en la zona que más depende de su futura nobleza:

 

Del mundo creativo y genuino del artista.


 

 

 

La Parashah BO - Éxodo 10:1 - 13:16

Significados:

  • Venir, entrar, acercarse...

  • Alguien que está presente...

  • Cerca, el más cercano, viniendo...


Letras Bet y Alef

 

Parte inferior de la falda de la menina Sarmiento


Hemos resaltado en Las Meninas, pues, un término litúrgico que hace referencia directa a la decimoquinta Parashat BO, no obstante, su lectura estaba fijada para el Sábado 20 de Enero de 1657, que, en el calendario judío, equivale al día 6 del undécimo mes Shevat del año 5417, día que corresponde a la marca de la posición de la cruceta de la Cruz de Santiago, en el horizonte zodiacal de esta composición artística, en el 0º Acuario.

 

Hablamos, pues, de un año de 366 días gregorianos, y de una fecha, en particular, de los 378 días de las 54 semanas de las Parashat, cuyo día del Sábado coincida, además, con la fecha de la marca de la cruceta de la Cruz de Santiago pintada en el pecho del autorretrato del pintor Diego Velázquez.

 

Una propuesta que hace posible lo imposible.




POSICIÓN DE LA CRUZ DE SANTIAGO

 

20 - I - 1657



Efectivamente, sobre la superficie del lienzo de Las Meninas está escrita el nombre de una de las 54 Parashat, o secciones de la Torah, que la comunidad hebrea ha leído y meditado durante los últimos dos mil años.

 

Al mismo tiempo, la Haftarah, y en castellano Conclusión, completa la lectura semanal de ciertos versículos escogidos de los libros de los profetas después de haberse leído la Torah, que, en este caso, corresponde al día 6 del undécimo mes Shevat del año 5417.


 

PARASHAT

 

HAFTARAH

Sección de la Torah

Texto histórico o profético

Semana 15ª

BO - בא

Éxodo

10:1 - 13:16

15

Jeremías

46 - 13:28


 

Esta Haftarah describe el ultimátum de la destrucción de Egipto por el rey de Babilonia Nabucodonosor, en el mismo tono que Moisés amenazó con las plagas al Faraón.

 

La narración de Jeremías, 46 - 13:28, expresa distintas impresiones de terror por lo que va a suceder; pero lo que realmente subyace en esta específica Conclusión es el mensaje de esperanza y fidelidad a Israel a través de la idea del retorno a la tierra prometida.


 

        Tú, siervo mío Jacob, no temas, dice Jehovah; porque contigo soy yo; porque haré consumación en todos los gentiles a los cuales te echaré; pero en ti no haré consumación, sino que te castigaré con juicio, y no te talaré del todo.

 

Jeremías 46:28

 

Y en lo concerniente a los versículos de la Torah, Éxodo 10:1 - 13:16, se escribe:


 

        Jehovah manda la octava y novena plaga, la de las langostas y la de la oscuridad, pero, aún así, el Faraón rehúsa a dejar libre a los israelitas. Es entonces cuando Jehovah revela a Moisés que la décima plaga matará a todos los primogénitos, y, para salvaguardar a los primogénitos israelitas, Jehovah ordena degollar un cordero y pintar con su sangre las puertas de sus casas. Finalmente, el Faraón les permitirá partir de Egipto después de la muerte de su propio heredero.


 

El empleo de la Parashat BO por el pintor Diego Velázquez respondía, pues, a la necesidad de proteger a la Infanta Margarita de una posible amenaza, pues no siendo primogénita, sin embargo, era proclamada heredera en Las Meninas, de una monarquía acreditada por derecho divino, con poder y dominio absoluto, para que su sangre y la de sus descendientes triunfaran sobre el tiempo, a cambio de la Cruz del Hábito de Santiago.

 

Entretanto, esta Parashat reivindica a la primera Pascua judía, y, por tanto, El Chai:

 

Y tomarán de la sangre, y pondrán en los dos postes y en el dintel de las casas en que lo han de comer.


 

ולקחו מן־הדם ונתנו על־שׁתי המזוזת ועל־המשׁקוף על הבתים אשׁר־יאכלו אתו בהם׃

 

Éxodo 12:7

 

La grafía de la octava letra Chet: ח, queda aludida, pues, a modo de jeroglífico, a través de los dos postes y el dintel que conforman una puerta.

 

Y en Las Meninas, la respuesta visual a esta Parashat, BO - בא, la descubrimos en la forma de octava letra hebrea Chet del anillo que la menina Isabel de Velasco lleva en el dedo meñique de su mano izquierda.

 

Un anillo que proclama la conexión de la comunidad judía en todo tipo de épocas.



 

 

Chai - Vida

חי



המליך אות ח' בראיה וקשר

לו כתר וצרפן זה בזה וצר בהם סרטן בעולם

 ותמוז בשנה ויד ימין בנפש זכר ונקבה׃

        Hizo reinar la letra Chet, ח, en Vista,

y le ató una Corona.

Combinó una con otra

y formó con ellas:

Cáncer en el Universo,

Thamuz en el Año,

y la mano derecha en el Humano,

masculino y femenino.


Sefer Yetzirah - Capítuo 5:8


La palabra Chai, חי, que significa vida, está compuesta por las letras Chet, 8, y Yod, 10, cuya suma es 18, y cuyo resultado es igual a la suma de los dígitos del año en el cual se ejecutaron Las Meninas:


1 + 6 + 5 + 6 = 18


En la tradición hebrea se utilizan, pues, dos talismanes protectores que se llevan engarzados en una cadena alrededor del cuello;

Deberíamos mirar mejor en la esencia de esta pintura y darnos por enterados:


Detalle en el codo derecho de la menina Sarmiento


 

La palabra כוץ traducida al castellano significa; fruncir si hablamos de ropa, y ser recolectado si nos referimos a un fruto.

 

Las peculiaridades del vestir es síntoma de querer o pertenecer a un tipo de grupo social específico, y, formalmente, cualquier reivindicación se manifiesta mediante signos determinados, no obstante, los ornamentos, insignias o marcas en los ritos de iniciación suelen tener un significado circunstancial, como trata este acontecimiento especial llamado Las Meninas.

 

El objeto de una marca, y de toda marca, es que se distinga y se entienda.

 

Ahora bien, hemos reparado en ciertas letras hebreas, bien legibles, pintadas en distintas zonas de esta composición, y, señalaremos en la siguiente muestra otra muy especial junto a la mano izquierda de la menina Isabel de Velasco, que trata de la letra número cinco Heh, letra que Athanasius Kircher la traduce por: Aquí.

 

Y, desde luego, aquí esta letra hebrea despierta el fantasma de la intriga en el mismo momento que el pintor está demandando nobleza; suscribimos, pues, ciertos detalles anómalos, que son parte y testigo de una contemplación extraordinaria, cuya trama el lector debería considerar.

 

Para un hebreo, una simple letra Heh escrita en un papel evoca, pues, la abreviatura del nombre de Dios.


 

Diseño de la letra Heh por Diego Velázquez en 1632


 

      5  ה  He, Ecce, nota eſt diuini nominis אלהים Elohim, & quintæ Sephiræ quæ פחד Pachad dicitur, id eſt, rigor, iudicium, & ſeueritas, latus ſiniſtrun, gladius Dei: cui attribuuntur iuxta Hebræos שרפים Seraphim, iuxta Orthodoxos Virtutes; & influuntur de virtute Dei per medium intelligentiæ quartæ, ac eâdem virtute inferioribus influunt.

 

      5 Heh, Aquí, se conoce por el nombre divino, אלהים, Elohim, y por la quinta Sefira, que se llama el temor de Pachad, es decir, rigor, juicio y severidad, el lado izquierdo, la espada de Dios. Y se le atribuye, según los hebreos, שרפים, los Serafines, según las Virtudes Ortodoxas, y fluyen del poder de Dios por medio de la cuarta inteligencia, y con el mismo poder fluyen hacia las inferiores.


Página 226 - CLASSIS IV. CABALA HEBRÆRVM - CAPVT VIII. Athanasii Kircheri. OEDIPI ÆGYPTIACI.

Tomus Secundus. GYMNASIVM. ROMÆ - Anno M DC LIII.



 

Esta letra Heh, sobre el guardainfante de la menina Isabel de Velasco, aparece escrita en el Tetragrama divino dos veces.




La menina Isabel de Velasco nació el 6 de Septiembre de 1638 en Colmenar de Oreja, y murió en ​Madrid el 22 de Octubre de 1659, y, a la temprana edad de 11 años, entró al servicio de la reina Mariana de Austria, a quien sirvió desde el 26 de diciembre de 1649 hasta su muerte.

 

Esta menina, hija de Bernardino López de Ayala y Velasco, VII conde de Fuensalida y I conde de Colmenar de Oreja, y de su primera esposa Isabel de Velasco y Benavides,​ la cual había sido dama de la reina Isabel de Borbón, fue retratada en Las Meninas con 18 años.

 

El pensamiento más íntimo de Velázquez se desvela gracias a estas letras hebreas sagradas que hemos señalado, y sugieren que existía un acuerdo, sellado a fuego, entre la voluntad sumisa de ambas meninas, Isabel de Velasco y Agustina Sarmiento, y la sigilosa desenvoltura de los pinceles del maestro.

 

Velázquez, pues, era un genio refugiado en ideas muy arriesgadas, y esto explica ahora el porqué de que su talento aún no haya sido bien entendido; un inconveniente que, en parte, fue subsanado por Édouard Manet, a mediados del siglo XIX, que le distinguió como pintor de los pintores.



 



En la profundidad de esta pintura hemos acomodado una columna de cinco pares de letras Bet hebreas, en paralelo a los cinco pares de cuarterones dobles cuyo diseño se les asemeja, y, matemáticamente, concretamos las distintas nueve alturas de los 22 cuarterones de la puerta en la rejilla de trabajo.


 המליך אות ב' בחכמה וקשר לו כתר

וצרפן זה בזה וצר בהם לבנה בעולם יום ראשון

 בשנה ועין ימין בנפש זכר ונקבה׃

   Hizo reinar la letra Bet, ב, en Sabiduría,

le ató una corona.

Combinó una con otra

y creó con ellas;

la Luna en el Universo,

el primer día en el año

y el ojo derecho en el Humano,

masculino y femenino.


Sefer Yetzirah - Capítulo 4:8


 

Y se comprueba, que, tras lo meramente visual, hallamos signos muy particulares en este óleo, que originan más incógnitas que las que el lector o investigador pudiera sospechar, pero, ahí están, para ser desentrañadas.

 

De manera, que en Las Meninas todo mirar queda obnubilado, pues, esta pintura se protege de la curiosidad, lo cual dificulta conocer la causa concreta de sus distintas propuestas.




 

La herencia de Felipe IV

 

   Y aquí entra la historia de España, la historia más profunda, humana y política, de la España de ese momento: El hecho angustioso de la falta de un heredero varón, de la posible desaparición en España de la dinastía de los Ausburgo, de los Austrias.

Gravísima cuestión de Estado que altera la vida del rey y la de sus súbditos, que hace tener pendientes, como si España se tratara de una presa moribunda, a los príncipes del resto de las casas reales europeas:

 

Al Borbón, en Francia.

Al duque de Saboya, en Milán.

Al emperador Leopoldo I, en Austria.

Al rey de Portugal.

 

Y el rey Felipe IV se inquieta... [24].

 

Sin embargo; un año después de pintarse este lienzo el protagonismo de la Infanta Margarita pasaría a un segundo plano, pues se vio relegada por el nacimiento de su hermano, Felipe Próspero [25], pero, dado el carácter de su dignidad real, sólo le quedaba esperar a casarse adolescente con su tío el emperador Leopoldo I de Austria, el hermano de su propia madre.




LA INFANTA MARGARITA DE AUSTRIA - 1660



En principio, y por la trascendencia de las negociaciones diplomáticas entre España y Francia, preludio de la Paz de los Pirineos, la Infanta María Teresa de Austria perdía los derechos sucesorios a la Corona española a favor de la Infanta Margarita.


 

EL ÚLTIMO RETRATO DE FAMILIA

 

Felipe IV - El príncipe Carlos - Mariana de Austria

 

La Apoteosis de la Virgen de Pietro del Po

 

Catedral de Toledo - 1662

 


 

Pero eso sí; en Las Meninas, año 1656 era cristiana, había quedado plasmado el retrato de la única heredera posible, y propaganda reivindicativa, de la continuidad de los Austrias en el Gobierno de las Españas.

 

Este enredo familiar y político que mencionamos es bien conocido por los historiadores.



LOS HEREDEROS DE FELIPE IV

 

Carlos II & Felipe Próspero


Los Habsburgos de Austria no reconocieron el último testamento del rey Carlos II porque Margarita de Austria, al contraer matrimonio con Leopoldo I, no había renunciado al derecho de sucesión a la Corona española; no obstante, éste sería el motivo del inicio de la guerra de Sucesión.

 

En 1696, por mediación de Mariana de Austria, y antes de que el testamento del rey de España, Carlos II el Hechizado, tuviera que ser modificado a favor de Felipe V, el nieto de Luis XIV, fue elegido en primera instancia sucesor José Fernando de Baviera.


 

La hija - María Antonia

 

 

El nieto - José Fernando de Baviera


La descendencia de la Infanta Margarita de Austria


José Fernando de Baviera, Viena 1692 - Munich 1699, era nieto de Margarita de Austria, e hijo del elector de Baviera, Maximiliano Manuel, y de la archiduquesa María Antonia, y, por tanto, bisnieto de Felipe IV.

 

A espaldas de la monarquía española, la firma del Tratado de Partición en La Haya, y bajo el impulso de Luis XIV, se adjudicaba al hijo del elector de Baviera los reinos peninsulares con las Indias y los Países Bajos, al Delfín de Francia; Guipúzcoa, Nápoles y Sicilia con los puertos de Toscana, y el marquesado Final; dejando sólo al Archiduque de Austria el ducado de Milán.

 

La noticia llegó a España y Carlos II nombró al pequeño José Fernando heredero universal de todos sus Reinos, Estados y Señoríos, sin permitir la renuncia a ninguno de ellos.

 

En los primeros días de 1699 José Fernando cayó enfermo de manera repentina, siéndole diagnosticadas una viruelas locas, el tratamiento prescrito no fue resolutivo, y el 5 de febrero se agravó su estado de salud de manera preocupante muriendo esa misma madrugada, lo que permitía la entrada en el trono español a Felipe V, el nieto de María Teresa de Austria.

 

En numerosas cortes europeas circuló el rumor de que el pequeño príncipe José Fernando había sido envenenado siguiendo instrucciones de Versalles.



 

Mariana de Austria


Tras una singladura de 200 años, la última representante de la rama española de la casa de los Austrias fue Mariana de Austria, que nació en Bruselas, 26 de julio de 1641, y murió en Madrid el 3 de septiembre de 1715.

 

Esta religiosa era, pues, hija ilegítima del cardenal infante don Fernando de Austria, el hermano del rey Felipe IV, que con 18 años profesó en el convento de las Descalzas Reales de Madrid bajo el nombre de sor Mariana de la Cruz.




María Teresa de Austria

 

   Finalizadas las conversaciones con los embajadores franceses España fue tratada como una nación vencida, de modo que Luis XIV aceptaba casarse con la hermanastra de la Infanta Margarita, la Infanta María Teresa de Austria, y prima hermana, a su vez, del propio rey Sol.


Tambien á vos, augusta Infanta bella,

En coyunda de amores imperiales,

Reina os venere el sol, y sol la estrella.

En vuestros hijos vean los mortales

Sus príncipes, señores, y sus reyes,

A toda monarquía dando leyes.


SONETO ACRÓSTICO

 

TERESA

 

 Diego Francisco de Andosilla y Enríquez - Epitalamio a las felices bodas de nuestros Augustos Reyes Filipo y María Ana - 1649.




Encuentro de Felipe IV y Luis XIV el 7 de Junio de 1660

 

A la izquierda la Infanta María Teresa junto a Luis de Haro, y a la derecha el cardenal Mazarino

 

Obra de Simon Bernard de Saint-André


El Tratado de París, también llamado la Paz de los Pirineos, 1659, ratificará esta unión.

 

Esta hija del rey Felipe IV y de su primera esposa, la reina Isabel de Borbón, es la gran ausente del cuadro de Las Meninas, y Felipe V, el primer rey Borbón que reine en España, heredará su sangre.



Ana de Austria y María Teresa

 

Simon Renard de Saint-André - 1664 - Château de Versailles


Felipe de Anjou era hijo de Luis, Delfín de Francia y heredero al trono francés, y de María Victoria de Baviera.

Sus abuelos paternos eran Luis XIV de Francia y María Teresa de Austria. Felipe V, después de todo, era bisnieto del rey español Felipe IV.

 

María Teresa de Austria nació en el Palacio del Escorial el 20 de septiembre de 1638, y murió en Versalles el 30 de julio de 1683.

Con el Rey Sol tuvo seis hijos de los cuales sólo sobrevivió uno de ellos: El gran Delfín.



María Teresa de Austria y el gran Delfín

 

 Charles Beaubrun - 1665 - Museo del Prado


Felipe IV no deseaba este matrimonio de su hija, como así lo manifiesta el rey en una carta dirigida a sor María de Ágreda el 6 de Julio de 1660:

 

   Al fin de los tres días que nos vimos, llego el plazo de entregarles á mi hija con harta ternura de todos, aunque yo fui en el que menos se reconoció, pero en lo ynterior bien lo padecí y bien tube que ofrecer á Dios, haciéndole sacrificio de tal prenda para alcanzar el bien de la paz.

 

En 1667, a la muerte del monarca español, y tal y como hubiera podido sospechar la diplomacia española once años atrás, Luis XIV movió sus piezas alegando la aplicación del derecho hereditario de su esposa, el jus devolutionis, con lo cual emprendía la guerra.

 

El jus devolutionis especificaba que el hijo de un primer matrimonio tenía el derecho, a la muerte del padre, de reclamar su herencia antes que los hijos del segundo matrimonio; lo que a juicio de sus contemporáneos no justificaba las razones de Luis de apoderarse, en nombre de María Teresa, de una parte de Brabante.











notas a pie de página




1 - Somos del pensar de un sistema político democrático, en donde la libertad, lo discreto y la variedad de pensamientos es el mejor don del que pudiéramos sentirnos orgullosos de ser respetado.


2 - Velázquez y la familia real a través de un epistolario de Felipe IV - Antonio Moreno Garrido y Miguel Ángel Gamonal Torres.

 

Cuadernos de Arte de la Fundación Universitaria 12 - Madrid 1988.


3 - Y añadimos el apunte sobre este mismo tema por José Luis Sampedro Escolar: Las Meninas, una discusión eterna. La Sucesión de Felipe IV en 1656.

 

Conferencia pronunciada, dentro del Curso 1999-2000 de la Escuela Marqués de Avilés, en el Consejo Superior de Investigaciones Científicas, el 21 de octubre de 1999, cuyo texto distribuyó la Asociación de Diplomados en Genealogía, Heráldica y Nobiliaria.

 

             (...). El que habría de ser Felipe IV fue, por su parte, jurado en San Jerónimo el 13 de mayo de 1608.

De los hijos de este monarca fue jurado Príncipe Heredero Don Baltasar Carlos, esa gran esperanza tan trágicamente frustrada para la Monarquía Hispánica. Es de reseñar que para cuando se celebró, en San Jerónimo, la Jura de Don Baltasar Carlos, el 7 de mayo de 1632, se optó por denominarlo sencillamente como Príncipe de estos reinos, posiblemente como intento de homogeneizar la estructura de los antiguos reinos peninsulares, fin perseguido por el conde-duque de Olivares.

Tras el fallecimiento de este Príncipe pidieron insistentemente los procuradores en Cortes que se oficializase el papel de presunta heredera que correspondía en ese momento a su hermana María Teresa, pero el Rey Felipe IV tenía poderosísimas razones para negarse a satisfacer esta petición: de una parte, la Reina Mariana, su segunda mujer, aún podía darle descendencia varonil, como de hecho ocurrió en varias ocasiones, naciendo de este matrimonio los Príncipes Felipe Próspero, también muerto prematura y tristemente, y el que habría de ser Carlos II, el último monarca español del linaje de los Habsburgo.

Por otra parte, en esas fechas se estaba negociando la celebración del matrimonio de la Infanta Doña María Teresa con el Rey francés Luis XIV, como culminación solemne de la Paz que en esos momentos trataban de alcanzar los diplomáticos españoles y galos, nupcias que habrían de celebrarse finalmente en 1660 y de las que se aseguraría que años después, en 1700, los derechos de la corona española recayesen en el Duque de Anjou, que vendría a sentarse en nuestro trono como Felipe V, precisamente por ser nieto de esta María Teresa y, por tanto, bisnieto de Felipe IV.

En conclusión, Doña María Teresa, hija de Felipe IV, presunta heredera durante años, no fue jamás Princesa de Asturias, por no ser jurada como tal, pese a las peticiones que se hicieron a su padre, lo cual se comprueba consultando las actas de las reuniones de las Cortes de la época así como de lo dicho por Barrionuevo en sus Avisos. El numerarla como Princesa de Asturias es un error del Padre Risco, quien escribió cien años después de los hechos narrados, cronista copiado unánimemente por los autores que han tratado sobre esta materia con posterioridad. El citado Padre Risco dice que la Infanta Doña María Teresa fue jurada en 1655, y, extrañamente, da toda clase de detalles acerca de una ceremonia que jamás tuvo lugar.

Jamás hemos visto ningún documento de la época que denomine Princesa de Asturias a Doña María Teresa, y no es personaje al que ignoren las crónicas de la época. Sí consta que, con posterioridad, fueron jurados sus hermanos Felipe Próspero (1658) y Carlos, que habría de reinar, último de su estirpe en línea varonil, como Carlos II (1661). En su testamento, otorgado en octubre de 1700, Carlos II declara por heredero a su sobrino nieto el Duque de Anjou; ignoramos si el inmediato fallecimiento del Monarca impidió que se celebrase la correspondiente Jura del heredero por Cortes convocadas al efecto.

 

LA NUMERACIÓN DE LOS PRÍNCIPES DE ASTURIAS - José Luis Sampedro Escolar - Numerario de la Real Academia Matritense de Heráldica y Genealogía - Sesión celebrada el 22 de junio de 2004.


4 - Sor María de Jesús de Ágreda, que tuvo por nombre de pila María Coronel y Arana, nació el 2 de Abril de 1602 y muere el 29 de Marzo de 1665.

A los dieciocho años hizo profesión religiosa, enclaustrándose en el convento de Ágreda, del cual nunca volvería a salir.

 

El Rey Felipe IV escoge a la Madre Ágreda atraído por su atractiva relevancia, que la hizo tomar prestigio notorio ya desde joven.


 

   Los comentarios sobre apariciones en Nuevo Méjico, donde la monja arengaba a las tribus paganas, abren todo un capítulo en esta historia de prestigio.

Existen referencias al respecto:

El padre Benavides cuenta que al llegar a Nuevo México en 1629 recibió una gran sorpresa, pues aunque nadie había oído mentar a Sor María de Jesús, uno de los Júmanos pedía desesperadamente un misionero que los bautizara en su distante aldea.

La abadesa había declarado que había estado en Nuevo México en varias ocasiones, llevando la evangelización a los indios.

Según Kendrick, la única historia de real interés es la de un moro fugitivo de Pamplona que fue inducido por la madre, desde la prisión, a pedir la conversión. Después llevado a Ágreda y puesto ante ella, el convicto la reconoció como la persona que se le había aparecido en la celda y lo había inducido a convertirse.

Interesa, más que discutir la posible veracidad, la repercusión social de tal evento, pues era notorio que con sólo seis años de profesión y 24 de edad, la monja tenía en su reputación el haber inducido a un moro a la conversión.

Su relación epistolar con el rey comenzó en 1643.

En esta correspondencia, de al menos trescientas cartas durante 22 años, la monja logra transmitir valores, opiniones y visiones políticas y religiosas que sirven de guía y acicate al rey en tiempos de corrupción y debilitamiento del imperio.

El lenguaje que usa María de Jesús Ágreda es un ejemplo, como pocos, de la autoridad que la fe y la penetración sicológica le dieron a una mujer en la España del XVII.


Sor María
de Jesús de Ágreda


5 - Es significativo los libros sobre esta materia en la biblioteca del pintor, y esta idea bien pudo el artista consultarla en su biblioteca personal, por ejemplo:

 

Página 81 - En el THEATRO DEL MUNDO Y DEL TIEMPO, del italiano Juan Pablo Gallucio, traducción castellana de Miguel Pérez, publicada en Granada en 1606.

 

El traductor Miguel Pérez relaciona; los signos que cauſan los .4. tiempos del año, y los ſignos mouibles, fixos y comunes con el Salmo 74:17:

 

Los terminos tu puſiſte; del inuierno, y el verano Señor hecho por tu mano.

 

אתה הצבת כל־גבולות ארץ קיץ וחרף אתה יצרתם׃


 

6 - Juan Solorzano y Pereira, 1575 - 1653, jurisconsulto, profesor de distintas asignaturas de Derecho en la Universidad de Salamanca, oidor en la Audiencia de Lima, fiscal del Consejo de Indias y, más tarde, del de Castilla, figura en el Catálogo de Autoridades de la Lengua de la Academia Española.


 

7 - PROLUSIONES CHRONO EMBLEMATICÆ IN MORTEM Auguſtiſsimæ Imperatricis MARGARITÆ. IOANNES FRANCISCVS CHRISTOPHORVS - BARON TALMBERG. PRAGÆ. 1673.


 

8 - Los signos que señalamos sobre la superficie de Las Meninas hacen pensar en la elección y proclamación pictórica, al menos a los ojos de la reina madre Mariana, de la heredera oficial al trono de los Reinos de España, y, ya que en estos momentos la posibilidad de un enlace matrimonial entre María Teresa y Luis XIV se consideraba seriamente para dar fin a la guerra con el reino de Francia, la suerte estaba echada.

 

Escribe Saavedra Fajardo en su empresa 70:


   Habiendo, pues, de suceder uno en la Corona, fue muy conforme a la Naturaleza seguir su orden, prefiriendo a los demás hermanos al que primero había favorecido con el ser y con la luz, y que ni la minoridad ni otros defectos naturales le quitasen el derecho ya adquirido, considerando mayores inconvenientes en que pasase a otro. De que nos dan muchos exemplos las Sagradas Letras.

   La misma causa y el mismo derecho concurren en las hembras para ser admitidas a la Corona a falta de varones, porque la competencia sobre el derecho no la divida, constando ordinariamente de Estados que pertenecen a diversos sujetos cuando falta la descendencia. Y, aunque la ley sálica, con pretexto de la honestidad y de la fragilidad del sexo (si ya no fue envidia y ambición de los hombres), consideró (a pesar de ilustres exemplos que califican el consejo y valor de las hembras) muchos inconvenientes para excluillas del reino, ninguno pesa más que éste. Antes, se ofrecen conveniencias muy graves para admitillas al ceptro, porque se quita la competencia, y della las guerras civiles sobre la sucesión. Y, casando la hija que sucede con grandes príncipes, se acrecen a la Corona grandes Estados, como sucedió a la de Castilla y a la casa de Austria. Solamente podría considerarse esto por inconveniente en los principados pequeños, porque, casando las hembras con reyes, no se pierda la familia y se confunda el Estado.


EMPRESA 70


DVM SCINDITVR FRANGOR

 

No divida entre sus hijos los estados.

 

Un árbol ceñido con una corona partida, que representa al estado, es resquebrajado por dos brazos.

 

Diego Saavedra Fajardo, Empresas Políticas, edición de Milán de 1642. Editorial Planeta 1988, Francisco Javier Díez de Revenga.


9 - En el museo National Gallery de Londres se halla la tabla: Los desposorios de los Arnolfini, firmada en el año 1434 por Jan Van Eyck; 1390-1441.

Esta obra de Van Eyck aparece en el Inventario del año 1789 en el Palacio Real de Madrid, aunque, más tarde, fue robada por un general de Napoleón a principio del siglo XIX.

Recordaríamos con este dato que esta pequeña Obra Maestra, de 81,8 cm. por 59,7 cm., se encontraba en el siglo XVII en la completísima colección de pintura del rey Felipe IV.


10 - Jerónimo de Barrionuevo de Peralta. Avisos del Madrid de los Austrias y otras noticias. Edición, introducción y glosario de José María Díez Borque.

Comunidad de Madrid - Conserjería de Educación y Cultura - Secretaría General Técnica, Editorial Castalia, 1996.


11 - Página 79 - TRATADO DE LA FASCINACIÓN.

 

Don Enrique de Villena, Su Vida y su Obra. Emilio Cotarelo y Morí. Madrid, 1896.


12 - Página 166 - Empresa nº 27 - SPECIE RELLIGIONIS. Idea de un Príncipe Político Christiano. Diego Saavedra Fajardo. Valencia. 1655.

 

   Lo que no pudo la fuerça, ni la porfia de muchos años, pudo vn engaño con eſpecie de Religion, introduciendo los Griegos ſus armas en Troya dentro del deſimulado vientre de vn cavallo de madera con pretexto de voto a Minerva. Ni el interno ruido de las armas, ni la advertencia de algunos ciudadanos recatados; ni el aver de entrar por los muros rotos, apenas engolfadas las naves Griegas, ni el detenerſe entre ellos baſtò para que el pueblo depuſieſe el engaño: tal es en el la fuerça de la religion.


13 - La república de Pisa, a finales del siglo XII, era una gran potencia comercial con delegaciones en todo el norte de África.

En una de estas delegaciones, en la ciudad argelina de Bugía, uno de los hijos de Bonaccio, el responsable de la oficina de aduanas en la ciudad, Leonardo, es educado por un tutor árabe en los secretos del cálculo posicional hindú y tiene su primer contacto con lo que acabaría convirtiéndose, gracias a él, en uno de los más magníficos regalos del mundo árabe a la cultura occidental: Nuestro actual sistema de numeración.

 

Leonardo de Pisa, Fibonacci, nombre con el que pasará a la Historia, aprovechó sus viajes comerciales por todo el mediterráneo; Egipto, Siria, Sicilia, Grecia..., para entablar contacto con los matemáticos más notables de la época, y descubrir también los Elementos de Euclides, que tomará como modelo de estilo y de rigor.

De su deseo de poner en orden todo cuanto había aprendido, de Aritmética y Álgebra, en 1202 brinda a sus colegas comerciantes un potente sistema de cálculo, cuyas ventajas él había ya experimentado: El Liber Abbaci, la primera Summa matemática de la Edad Media.

En este libro aparecen, por primera vez en Occidente, las nueve cifras hindúes y el signo del cero.

 

Leonardo de Pisa en su obra proporciona reglas claras;

Después de los siglos Fibonacci es más conocido entre los matemáticos por una curiosa sucesión de números:

 

1, 1, 2, 3, 5, 8, 13, 21, 34, 55, 89, 144, ...

 

que colocó en el margen de su Liber Abbaci junto al conocido problema de los conejos, que más que un problema parece un acertijo de matemáticas recreativas.

La pregunta al problema diría así:

 

       ¿Cuántas parejas de conejos se producirán en un año, comenzado con una pareja única, si cada mes cualquier pareja engendra otra pareja, que se reproduce a su vez desde el segundo mes?


 

Parium

1

Primus

2

Secundus

3

Tercius

5

Quartus

8

Quintus

13

Sestus

21

Septimus

34

Octauus

55

Nonus

89

Decimus

144

Undecimus

233

Duodecimus

377

 

Quot paria coniculorum in uno anno ex uno pario germinentur.

 

   Qvidam posuit unum par cuniculorum in quodam loco, qui erat undique pariete circundatus, ut sciret, quot ex eo paria germinarentur in uno anno: cum natura eorum sit per singulum mensem aliud par germinare; et in secundo mense ab eorum natiuitate germinant. Quia suprascriptum par in primo mense germinat, duplicabis ipsum, erunt paria duo in uno mense. Ex quibus unum, scilicet primum, in secundo mense geminat; et sic sunt in secundo mense paria 3; ex quibus in uno mense duo pregnantur; et geminantur in tercio mense paria 2 coniculorum; et sic sunt paria 5 in ipso mense; ex quibus in ipso pregnantur paria 3; et sunt in quarto mense paria 8; ex quibus paria 5 geminant alia paria 5: quibus additis cum parijs 8, faciunt paria 13 in quinto mense; ex quibus paria 5, que geminata fuerunt in ipso mense, non concipiunt in ipso mense, sed alia 8 paria pregnantur; et sic sunt in sexto mense paria 21; cum quibus additis parijs 13, que geminantur in septimo, erunt in ipso paria 34; cum quibus additis parijs 21, que geminantur in octauo mense, erunt in ipso paria 55; cum quibus additis parjis 34, que geminantur in nono mense, erunt in ipso paria 89; cum quibus additis rursum parijs 55, que geminantur in decimo mense 144; cum quibus additis rursum parijs 89, que geminantur in undecimo mense, erunt in ipso paria 233. Cum quibus etiam additis parijs 144, que geminantur in ultimo mense, erunt paria 377; et tot paria peperit suprascriptum par in prefato loco in capite unius anni. Potes enim uidere in hac margine, qualiter hoc operati fuimus, scilicet quod iunximus primum numerum cum secundo, uidelicet 1 cum 2; et secundum cum tercio; et tercium cum quarto; et quartum cum quinto, et sic deinceps, donec iunximus decimum cum undecimo, uidelicet 144 cum 233; et habuimus suprascriptorum cuniculorum summam, uidelicet 377; et sic posses facere per ordinem de infinitis numeris mensibus.


 

Página 285 - SCRTTI DI LEONARDO PISANO - Matematico del Secolo Decimoterzo. Pubblicati da Baldassarre Boncompagni. Volume I Liber Abbaci. Roma - MDCCCLVII.


14 - Texto completo de la Ley de Sucesión redactado por Alfonso X el Sabio.

 

Segunda Partida - Título XV

 

Ley II - Como el Fijo mayor ha adelantamiento, e mayoria sobre los otros sus hermanos.

 

Mayoria en nascer primero, es muy grand señal de amor, que muestra Dios a los fijos de los Reyes, aquellos que el la da, entre los otros sus hermanos, que nascen despues del. Ca aquel a quien esta honrra quiere fazer, bien da a entender, que lo adelanta, e lo pone sobre los otros, porque le deuen obedescer, e guardar, assi como a padre, e a Señor. E que esto sea verdad, prueuase por tres razones. La primera naturalmente. La segunda por ley. La tercera por costumbre. Ca segun natura, pues que el padre, e la madre, cobdician auer linaje que herede lo suyo, aquel que primero nasce, e llega mas ayna para complir lo que dessean ellos, aquel por derecho deue ser mas amado dellos, e lo ha de auer. E segun ley se prueua, por lo que dixo nuestro Señor Dios a Abraham, quando le mando (como prouandole) que tomasse su fijo Ysaac el primero, que mucho amaua, e le degollasse por amor del. E esto le dixo por dos razones. La una, porque aquel era el fijo que mas amaua, assi como a si mesmo, por lo que de suso diximos. La otra, porque Dios le auia escogido por Santo, quando quiso que nasciesse primero, e por esso le mando, que de aquel le fiziesse sacrificio. Ca segund el dixo a Moysen, en la vieja Ley, todo masculo que nasciesse primeramente, seria llamado cosa santa de Dios. E que los hermanos le deuen tener en lugar de padre, se muestra, porque el ha mas dias que ellos, e vino primero al mundo. E que le han de obedescer como a Señor, se prueua por las palabras, que dizo Ysac, a Jacob su fijo, quando le dio la bendicion, cuydando que era el mayor: Tu seras Señor de tus hermanos, e ante ti se encoruaran los fijos de tu madre: e aquel que bendixeres, sera bendito, e aquel que maldixeres caerle ha maldicion. Onde, por todas estas palabras, se da a entender, que el fijo mayor ha poder sobre los otros sus hermanos, assi como padre, e Señor; e que ellos aquel lugar le deuen tener. Otrosi, segun antigua costumbre, como quier que los padres, comunalmente, auian piedad de los otros fijos, non quisieron que el mayor lo ouiesse todo, mas que cada uno dellos ouiesse su parte. Pero con todo esso, los omes Sabios, e entendidos, catando el pro comunal de todos, e conosciendo, que esta particion, non se podria fazer en los Reynos, que destruydos non fuessen, segun nuestro Señor Jesu Christo dixo, que todo Reyno partido seria estragado, touieron por derecho que el Señorio del Reyno non lo ouiesse, si non el fijo mayor, despues de la muerte de su padre. E esto usaron siempre, en todas las tierras del mundo, do quier que el Señorio ouieron por linaje, e mayormente en España. E por escusar muchos males, que acaescieron, e podrian aun ser fechos, pusieron, que el Señorio del Reyno heredassen siempre aquellos, que viniessen por la liña derecha. E porende establescieron, que si fijo varon y non ouiesse, la fija mayor heredasse el Reyno. E aun mandaron, que si el fijo mayor muriesse, ante que heredasse, si dexasse fijo o fija, que ouiesse de su muger legitima, que aquel, o aquella lo ouiesse, e non otro ninguno. Pero si todos estos falleciessen, deue heredar el Reyno el mas propinco pariente, que ouiesse, seyendo ome para ello; non auiendo fecho cosa, por que lo deuiesse perder. Onde todas estas cosas es el Pueblo tenudo de guardar: ca de otra guisa, non podria el Rey ser complidamente guardado, si ellos assi non guardassen el Reyno. E porende, qualquier que contra esto fiziesse, faria traycion conoscida, e deue auer tal pena, como de suso es dicha, de aquellos que desconoscen Señorio al Rey.


Las siete partidas del Rey D. Alfonso X el Sabio - José Berní y Catalá ; Gregorio López de Tovar. Editor - Benito Monfort - Valencia 1767.


15 - Uno de los elementos que hemos aplicado sobre la superficie del lienzo de Las Meninas trata del cuadrado ajedrezado de 64 casillas, y representa, además de herramienta del trabajo geométrico, la alegoría del pavimento cuadrado del mundo simbólico masónico.

No hay duda que en cualquier dibujo, grabado o pintura de este tipo de sociedades secretas es parte iconográfica de la meditación y reflexión del iniciado.



Geometría del Árbol Sagrado de Las Meninas


Al vislumbrar por primera vez el interior de una logia se capta de inmediato su peculiar sistema filosófico.

Un método que tiene por objetivo representar en imágenes los materiales de trabajo de la existencia del masón.


16 - En el Sefer Yetzirah, cuyo texto es el tratado más antiguo del mundo contemplativo hebreo, se describe el proceso cosmogónico mediante la combinación de letras hebreas; letras que equivalen a los ladrillos de los que se sirve el Arquitecto Divino para la construcción del mundo.

 

La fecha de composición de este texto es causa de debate; la mayoría de los entendidos están de acuerdo en que fue escrito o compilado entre el siglo II y VI. Sin embargo, Steven M. Wasserstrom ha señalado de una clara transición islámica en el siglo IX, aunque es del todo seguro que ejerció una gran influencia especulativa y mística durante el siglo X.

 

De acuerdo a Ithamar Gruenwald hay tres primeras versiones del Sefer Yetzirah o Libro de la Creación; una corta, otra larga y la llamada versión Saadia con comentarios del temprano siglo X, cuya versión más larga contiene algo menos de 2500 palabras.

 

Traducción por Myriam Eisenfeld - Edición príncipe, publicado por Ya'akov ben Naphtali Gazolo. Mantua - 1562. Sefer Yetzirah - El Libro de la Creación - Ediciones Obelisco - 1992.

Con comentarios de Yitzhak Saggi Nehor, también conocido como Isaac el Ciego, Rabbi Saadia al-Fayyumi, Rabbi Abraham ben David, Rabí Moshé ben Nahmán, Rabbi El'azar ben Yehudah y Rabbi Moses Botarel.


17 - Apartado 86 - El Libro de la Claridad - Sefer ha-Bahir.


פו. ומה ראית לרבות מ"ם בפתיחה וסתימה, משום דאמרינן אל תקרי ומה ראית לרבות מ"ם בפתיחה וסתימה, משום דאמרינן אל תקרי מ"ם אלא מים, והאשה קרה על כן צריכה להתחמם בזכר, ומה ראית לרבות נו"ן כפופה וארוכה דכתיב (תהלים ע"ב יז) לפני שמש ינון שמו, משני נוני"ן, נו"ן כפופה וארוכה, וצריך להיות ע"י זכר ונקבה׃

 86. ¿Por qué la letra men tiene dos formas; una curva y otra alargada?

Porque decimos; no leas mem, sino mayim, agua.

La mujer es fría, y, sin embargo, debe ser calentada por el macho.

 

¿Por qué la letra nun tiene dos formas, una curva y otra alargada?

Porque está escrito en Salmos 72:17:

 

Que su nombre se perpetúe, Yinon, tanto como dure el sol.

 

Y esto es a partir de las dos nun; la curva, נ, y la alargada, ן, y debe ser a través del macho y la hembra.


18 - Página 451 - Tomo II - Cartas de Sor María de Ágreda y del Rey Don Felipe IV. Francisco Silvela. Madrid. 1885.


19 - Página LVI - LIBER TERTIVS - IOANNIS REVCHLIN Phorcenſis. Legum Doctoris. De Arte Cabaliſtica libri tres. Leoni X. dicati. Cum Priuilegio Imperiali. Hagenau, M. D. XVII.


 

Cahethel Achaiah Lelahel Mahaſiah Elemiah Sitael Ieliel Vehuiah
Hakamiah Hariel Mebahel Iezalel Hahaiah Lauiah Aladiah Haziel
Chaiuiah Melahel Ieiaiel Nelchael Pahaliah Leuuiah Caliel Louiah
Vaſariah Lecabel Omael Reiaiel Scehiah Ierathel Haaiah Nithhaiah
Ieiazel Rehael Chaamiah Aniel Manadel Chauakiah Lehachiah Iechuiah
Mihael Aſaliah Ariel Sealiah Ielahiah Veualiah Michael Hahahel
Poiel Mebahiah Nithael Nanael Imamiah Hachaſiah Daniel Vehuel
Mechiel Anauel Iahhael Vmabel Mizrael Harachel Ieialel Nemamiah
Mumiah Haiaiel Iabamiah Roechel Chabuiah Eiael Mauakel Damabiah


Las 72 combinaciones únicas de las letras Hebreas del Capitulo 14 del libro del Éxodo.

 

Johannes Reuchlin - De Arte Cabaliſtica 1517.


20 - Nos hacemos cargo en que sacra misión se vio envuelta la menina Agustina Sarmiento.

Diego Sarmiento de Sotomayor y Luna casó en Eibar el 24 de agosto de 1635 con Juana de Isasi Idiáquez y Ladrón de Guevara, 2º condesa de Pie de Concha, nacida el 28 de Julio de 1616, y que murió en 1645, fue hija de Juan de Isasi e Idiáquez, 1º conde de Pie de Concha, y de su segunda mujer María Bonifaz Ladrón de Guevara.


 

 
  • María Sarmiento de Isasi, nombre que corresponde a María Agustina Sarmiento y Sotomayor, nace el 9 de Febrero de 1637.

  • Casó en 1659 con Don Juan Domingo Ramírez de Arellano y Mendoza, 9º conde de Aguilar de Inestrillas, Grande de España, 2º conde de Villamor, 3º marqués de Hinojosa, 12º señor de los Cameros.

Hijo de Juan Ramírez de Arellano, 8º conde de Aguilar de Inestrillas, Grande de España, y de Ana María de Mendoza, 2º marquesa de Hinojosa: Sin sucesión.

  • Y su segundo matrimonio con Diego Felipe Zapata de Mendoza, 4º conde de Barajas, y de Coruña, marqués de la Alameda, que murió el 11 de Diciembre de 1684.

Hijo de Antonio Zapata Riederer Mendoza y Paar, 3º conde de Barajas, y de Ana de Silva Guzmán Portugal y Silva: Sin sucesión.


Escudo de Armas de los Sarmientos

 

En campo de gules, trece bezante de oro colocados de tres en tres y uno de non.


 

21 - El Hexagrama, a causa de su simetría geométrica, ha sido un símbolo conocido en muchas culturas desde tiempos antiguos.

 

Los musulmanes, algunos gnósticos y los Templarios conocían a esta figura geométrica como Sello de Salomón, y le atribuían vinculaciones ocultas con el Templo de Jerusalén.

Este emblema ganó popularidad entre los místicos medievales, quienes le atribuyeron poderes mágicos a este Sello de Salomón o Hexagrama, como anteriores tradiciones mágicas ya habían hecho con la estrella de cinco puntas.

 

En España, a partir del siglo XIII, encontramos escritos judíos religiosos decorados con Estrellas de David que a veces sirven de colofón en libros escritos en micrografía.

El Hexagrama había surgido antes como elemento decorativo que se utilizaba para rellenar espacios, o para marcar la división entre capítulos en manuscritos hebreos y arameos.

En algunos manuscritos hebreos, procedentes de España, aparecen dibujadas Estrellas de David junto a los versículos que hablan de la nostalgia por retornar a Sión.

 

De esta suerte, estos dos triángulos equiláteros entrelazados se transformaron en expresión del cielo y su reflejo en la tierra, de lo divino y su irradiación en la creación, del macrocosmos y microcosmos, del espíritu y la materia.

 

El Ministerio del Exterior de Israel nos amplia esta información:

 

     El Sello de Salomón combina la fuerza y la belleza, el simbolismo y la cualidad ilustrativa; todo ello en una figura geométrica, el motivo característico más importante del arte islámico. El amor del artista musulmán por la geometría, permite expresar la verdadera esencia del Sello de Salomón como símbolo de conexión entre ambos mundos; en este contexto, simboliza la relación que hay entre la ciencia, la belleza y la metafísica, con elementos de medicina y magia, astronomía y astrología, el arte del regadío y su influencia en el jardín, y la conexión simbólica entre los jardines de recreo y el Jardín del Edén, entre el cielo y las cúpulas arquitectónicas y entre la cosmología tradicional y su nexo con la religión.

 

En la India representa el Yantra.


22 - El Cantar de los Cantares de Salomón; 8-6.

Consultaremos el midrás Cantar de los Cantares Rabbá compuesto alrededor del siglo VI.

 

8 – 6.3.3. También dijeron los israelitas ante el Santo, bendito sea; grábame como un sello sobre tu corazón, como un sello sobre tu brazo, y los Profetas les dijeron: No lo habéis solicitado adecuadamente, porque las razones del corazón unas veces se muestran y otras no, y entonces no se vería el sello. - ¿Y cómo sería adecuado? - y serás en la mano de Jehová corona magnífica. [ Is 62,3 ]

8 – 6.3.4. R. Simón b Quizit dijo en nombre de R. Leví: El Santo, bendito sea, les dijo: Ni vosotros ni los profetas habéis pedido adecuadamente, pues también un rey terrenal pasa y la corona acaba cayendo de su cabeza y el dosel encima de él.

 

Página 311 - Midrás Cantar de los Cantares Rabbá - Luis Fernando Girón Blanc. Editorial Verbo Divino. 1991.


23 - Benito Arias Montano.

Nace en Fregenal de la Sierra, Badajoz, en 1527, y muere en Sevilla el 6 de julio de 1598.

Orientalista, capellán de Felipe II, bibliotecario de El Escorial, consejero secreto del rey en los asuntos de Flandes y Portugal, director de la Biblia Políglota de Amberes, escribió, normalmente en latín, sobre asuntos bíblicos.

En 1559 fue investigado por la Inquisición por su presunta condición de converso, y al año siguiente ingresaba en la Orden de Santiago.

Francisco Pacheco, el suegro de Velázquez, le retrató y le escribió un Elogio.


24 - Extracto de la conferencia: El encaje de la manga de la enana Mari-Bárbola en Las Meninas de Velázquez, impartida el día 3 de diciembre de 1996 por Manuela B. Mena Marqués en el Salón de actos del Museo del Prado.


25 - El nacimiento del príncipe Felipe Próspero, a finales de 1657 en Madrid, relegó al lienzo de Las Meninas a un segundo plano como clara referencia sucesoria.

El nuevo heredero facilitó las negociaciones; pero sin disipar del todo las astutas y políticas esperanzas de la Corona francesa, pues la salud del hijo del rey Felipe IV era muy débil.

El cardenal Mazarino entreveía la posibilidad de engrandecer la Casa Borbón si el rey de Francia, Luis XIV, casaba con su prima hermana, la Infanta María Teresa.

Mientras tanto, el 8 de mayo de 1659 el emisario de España, don Antonio de Pimentel, firmaba una tregua en la guerra que enfrentaba ambas naciones desde hacía varios años, y este hecho abría una nueva brecha diplomática.

El 13 de agosto de 1659 comenzaron las conversaciones entre Luis de Haro y el cardenal Mazarino en la isleta fluvial de los Faisanes, que culminaron el 7 de Noviembre de este mismo año.




 

La Reina Mariana

 

Aplicación del Pie Real

 

El Árbol de la Vida

El Escudo de Armas

La Escalera

La Perspectiva

La Pared del fondo

El Espejo

 

La Herencia

 

La Sagrada Simbología

 

La Astrología

Buena medición

La Paleta del pintor

Los Planos

La Divina Proporción

 

El color del Aire

 

La Puerta

 

Acotación

La Paz de los Pirineos

La Perspectiva de la Puerta

La Infanta Margarita

El Teorema de Pitágoras

 

Coordenadas

 

El Corazón

 

La Espiral

 

El Centro

 

El Bastidor


 

LA WEB



Site Map


 

 

 


a página principal